En 10 año, 903 reportes de huachicol en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

En 10 año, 903 reportes de huachicol en Oaxaca

En 2023, Acatlán de Pérez Figueroa, Juchitán, Ixtaltepec, Atempa y Guchicovi, “zonas calientes


Se han registrado al menos 903 tomas clandestinas ubicadas preferentemente en municipios del Istmo de Tehuantepec
Se han registrado al menos 903 tomas clandestinas ubicadas preferentemente en municipios del Istmo de Tehuantepec

Es el domingo 23 de octubre de 2022, está a punto de cumplir un año; residentes del municipio de Matías Romero y José María Morelos, de San Juan Guichicovi, reportaron ante las autoridades locales que se percibía “un fuerte olor a gasolina” en la zona y hallaron un derrame con indicios de robo de combustible en un predio propiedad de un particular.

Este es apenas uno de los más de 900 casos de robos de combustible reconocidos por Petróleos Mexicanos (Pemex) en territorio oaxaqueño, en el que se incluyen los “piquetes” a oleoductos y ductos de la empresa. A partir de varias respuestas a solicitudes de información giradas por particulares, se desprende que en once años, de 2013 a 2023 incluido, se han registrado al menos 903 tomas clandestinas ubicadas preferentemente en municipios del Istmo de Tehuantepec, por donde cruza la infraestructura de la empresa productiva del estado.

De acuerdo a la estadística que obra en la gerencia de Estrategia y Sistemas de Seguridad y Monitoreo, hasta principios de mayo de este año en Oaxaca se habían detectado 42 tomas clandestinas, cifra que ya superaba con mucho el total de “piquetes” denunciados y detectados a lo largo de 2023, en que se dio cuenta de 37 puntos de “huachicol”, con lo que ya se habían reportado 5 tomas clandestinas más que en los 12 meses del año previo, un crecimiento de 13.5% respecto a 2022.

 

Grafico

 

Las autoridades municipales de San Juan Guichicovi calificaron la acción como un verdadero desastre ecológico al ubicar la toma clandestina en la comunidad de El Triunfo. En un solar hallaron mangueras, diversas llaves y objetos que abandonaron los encargados de extraer, ilegalmente, el combustible, que finalmente se derramó, “contaminando espejos de agua y pastizales, y causando la muerte de peces, aves, armadillos, tortugas y tejones, además de contaminar el río cercado de donde se abastecen de agua para el consumo humano.

Entre 2015 y 2019, 5 años, los huachicoleros se dieron un verdadero festín en Oaxaca, pues solo en ese lustro se detectaron 648 tomas clandestinas, el 71% del total de los once años reportados. El año con mayor robo de combustible, a decir de las estadísticas de perforaciones detectadas y denunciadas fue 2018 con 183, prácticamente un robo a un ducto de Pemex cada dos días.

A partir de las estadísticas oficiales, EL IMPARCIAL elaboró un somero banco de datos del cual se desprende que el robo de combustible se concentra en 8 municipios istmeños: Asunción Ixtaltepec, San Blas Atempa, San Juan Guichicovi, Barrio de La Soledad, Salina Cruz, Santa María Petapa, Juchitán, Matías Romero y El Espinal; un municipio de la Cuenca del Papaloapan: Acatlán de Pérez Figueroa y 9 casos de robo de combustible, pero no de ductos, en Valles Centrales.

La parálisis en que el Senado de la República ha mantenido al aplazar los nombramientos de consejeros del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales ha impedido la actualización de los datos, específicamente de robo de combustible en los más recientes meses. Sin embargo, en Oaxaca se estima la extracción ilegal de 32 mil 146 litros de combustible solo en los dos primeros meses de 2023.

 

Te puede interesar: Oaxaca, entre las 10 entidades con las gasolinas más caras

 

Oaxaca, hasta febrero de 2023, ocupaba el quinto lugar por el monto de robo de hidrocarburos en su territorio, “superado” por Hidalgo, Puebla, Tamaulipas y Nuevo León. En más de cuatro años o en lo que va de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el estado de Oaxaca se han asegurado 341 mil 532 litros de combustible de dudosa procedencia o que los transportadores no lograron comprobar su procedencia.

De acuerdo con especialistas, el combustible extraído se transporta de manera irregular hacia el norte del país o hacia otros países de Centro América y América del Sur.

Si a las autoridades les interesa combatir y frenar el ilícito, basta con echar un ojo a la estadística y percatarse de, al menos en los primeros 4 meses del año, Acatlán de Pérez Figueroa se ha convertido en un punto caliente, con 23 de los 42 registros de robo de combustible, el 54.7% del total de los registros de este año.

De acuerdo con registros de Pemex, en los primeros 4 meses de 2023 se han dado casos de robo de combustible en Acatlán de Pérez Figueroa, el municipio más activo respecto a este ilícito en Oaxaca “contagiado” por el triángulo dorado de robo de combustible del norte de Puebla y centro de Veracruz.

Además, se registran robos en Asunción Ixtaltepec, San Blas Atempa, San Juan Guichicovi, El Barrio de la Soledad, Salina Cruz y Santa María Petapa. Oaxaca está dentro de la lista negra de 23 entidades del país con robo de combustible. Por la cifra de tomas clandestinas, 42, ocupa el lugar 14 aunque en años previos incluso ha estado dentro del top ten.


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------