Mexicanas solteras tienen mejores ingresos que los hombres | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Economía

Mexicanas solteras tienen mejores ingresos que los hombres

Por cada 100 pesos que gana un hombre, una mujer gana 90.2 pesos estando en la misma ocupación y situación conyugal, reveló la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2020 del INEGI


Mexicanas solteras tienen mejores ingresos que los hombres | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

En promedio por cada 100 pesos que gana un hombre, una mujer gana 90.2 pesos estando en la misma ocupación y situación conyugal, reveló la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2020 del Inegi.

Esta relación de ingresos implicó que las mujeres ganan en promedio 10% menos que los hombres en igualdad de condiciones, aunque significó una ligera mejora de 2.2% frente a los 88.2 pesos de 2018.

La principal desventaja que enfrentan las mujeres es cuando están casadas: ellas ganan 84.9 pesos por cada 100 que gana un hombre en su misma situación conyugal y misma ocupación, y su ingreso mejora cuando están separadas (88.9 pesos por cada 100 de hombre en su misma condición) e incluso ganan más que un hombre cuando están solteras (108.5 pesos por cada 100 de hombre en igualdad de condiciones).

Además, el ingreso de las mujeres solteras fue el que mayor aumento tuvo entre 2018 y 2020.

La principal desmejora de las mujeres en 2020 frente a 2018 estuvo en puestos directivos: por cada 100 que gana un hombre, una mujer gana 86 pesos, una caída de 13.7% en dos años.

Urge actuar

Fátima Masse, del Imco, explicó que las cifras del Inegi deben llamar a acción a las empresas, en el sentido primero de evitar prácticas discriminatorias hacia mujeres casadas y con hijos, y segundo, de crear mecanismos de flexibilidad de horarios, de trabajo por resultados, de días de descanso. Y también el sector público está llamado a actuar, primero estableciendo un sistema nacional de cuidados para que los hijos no impidan la inserción laboral de las mujeres, y segundo, que se avance en la agenda legislativa de igualdad laboral para incentivar a las empresas a incorporar perspectiva de género.

Factores

Fátima Masse, directora de Sociedad Incluyente del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), explicó a Excélsior que las casadas tengan menor ingreso que las solteras, comparando incluso frente a los hombres, puede ser por dos factores: uno cultural y otro de discriminación.

Por el lado cultural, Masse considera que muchas mujeres, al casarse, asumen de forma espontánea que tienen que jugar un rol activo en el cuidado del hogar, y por esa razón tienden a limitarse en cuanto a desarrollo profesional.

Pero también añadió que existe el factor de discriminación, que consiste en que el mercado laboral de alguna manera penaliza a las mujeres por estar casadas, al asumir que tendrán menos tiempo para el trabajo, pedirán muchos permisos o que serán menos productivas debido a las labores domésticas.

Esto incluso lo podemos asociar con la maternidad, que luego las empresas cometen el error en los procesos de selección de preguntar a las mujeres si están casadas o si tienen hijos, cuando esto nada tiene que ver con sus habilidades. En mi caso, por ejemplo, en la escuela de mis hijos me llaman sólo a mí cuando se presenta alguna situación, a mi esposo que también trabaja nunca lo han molestado. Este tipo de prácticas debe desaparecer”.


 

Relacionadas: