Crímenes de odio quedan en cifras: activistas; demandan justicia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Crímenes de odio quedan en cifras: activistas; demandan justicia

Organismos regionales, estatales y nacionales respaldaron el llamado de justicia para Geovanna, Shirley y otras personas de la diversidad sexual que han sufrido agresiones o han sido asesinadas


Crímenes de odio quedan en cifras: activistas; demandan justicia | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Adrián Gaytán

Activistas sociales, defensores y defensoras de los derechos humanos de la región Istmo de Tehuantepec condenaron los crímenes de odio cometidos en contra de Geovanna Angulo Ramos y Shirley Scarleth Villarreal, mujeres trans asesinadas en días recientes en el estado de Oaxaca.

“En ambos casos fueron asesinadas con ese odio transfóbico condenable por el simple hecho de representar a este sector diferente que siempre está reclamando derechos y respeto”, externaron un documento respaldado por diversas organizaciones nacionales y estatales de los derechos y la diversidad sexuales.

En el escrito exigieron justicia por para Geovanna y Shirley, pues señalan que se han convertido en una cifra más de estos crímenes de odio. También para que no queden impunes como con el de su compañero Óscar Cazorla, ocurrido en la región Istmo hace dos años.

Identificados como Colectivo de Activistas de los Derechos Humanos de la Población LBTTTI-Muxhe de la Región Istmo de Tehuantepec dirigieron su condena y exigencia de justicia a diversas autoridades, entre ellas el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Además del fiscal general de la entidad, Rubén Vasconcelos Méndez, y el titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Bernardo Rodríguez Alamilla.

Los asesinatos de Geovanna y Shirley ocurrieron en fechas recientes. La primera desapareció el 25 de noviembre y días después su cuerpo fue encontrado en Santiago Suchilquitongo, en estado de putrefacción. Shirley fue ultimada con arma de fuego el 1 de diciembre, al interior de una estética del barrio Ex Marquezado.

Este viernes, integrantes de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual, queer (LGBTTTIQ+) marchó en la capital oaxaqueña en demanda de justicia por estas mujeres trans y demás personas de la diversidad sexual.


 

Relacionadas: