Cancelación de fiestas patrias pega a restauranteros de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Cancelación de fiestas patrias pega a restauranteros de Oaxaca

Este tipo de negocios opera al 35% de su capacidad, pero ni siquiera han logrado llegar a su tope, situación que también afecta directamente a los trabajadores


Cancelación de fiestas patrias pega a restauranteros de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

La cancelación de las fiestas patrias por Covid-19 es un duro golpe al sector restaurantero que incluye al personal que vive de las propinas que dejan los comensales.  

A diferencia de otros años, para estas fechas no hay reservaciones de familias que vayan a festejar el Día de la Independencia de México en la noche del 15 de septiembre. 

Empresarios como Onésimo Bravo Hernández, piden que por lo menos, esas fechas les den permiso operar hasta la medianoche, pues se comprometen a cumplir las medidas sanitarias para no poner en riesgo la salud de las personas.

“Es un año atípico. Esta fecha era importante para el sector restaurantero porque todo mundo quiere salir a festejar la noche mexicana, pero ahora con los horarios restringidos que tenemos para la venta de alcohol, yo no veo que se pueda hacer algo”, señaló.  

Ante eso, buscarán estrategias para llegar a la casa de sus clientes y ser atractivos. 

“Nadie está haciendo nada. Hay incertidumbre total aunque es tiempo de cuidarse y de anteponer la salud de la gente”, señaló Bravo Hernández. 

Mientras tanto, en el centro de la ciudad, diversos establecimientos colocaron sus menús, en algunos hay ofertas y descuentos para captar clientela.

En temporadas buenas, cada establecimiento atendía a más de 220 personas los fines de semana y con esta pandemia apenas llegan a tener entre 25 y 30 clientes al día. 

“Decimos que un fin de semana estuvo muy bueno cuando nos llegaron unas 80 personas al día”; externó el empresario, quien aseguró que varias empresas tronarán si el semáforo epidemiológico regresa a rojo y con eso se viene un nuevo cierre de establecimientos. 

Hasta el momento, los restaurantes estarán operando en un porcentaje de ocupación de 30 al 35 %, y en una situación económica crítica por el endeudamiento al que recurrieron. 

No hay ni qué llevar a la casa: mesero 

José Miguel Reyes Sánchez lleva 20 años trabajando de mesero y para él, la situación es crítica por la pandemia de Covid-19, donde su principal ingreso era por propinas pero ahora, sin comensales en las mesas sus ganancias son escasas. 

Trabaja en un restaurante de los portales del zócalo de la ciudad, y para esta noche mexicana observa un panorama oscuro. 

“Estamos pasando por una situación muy difícil aunque ahorita estamos viendo poco más de gente, aunque nos percatamos que lo hacen por cuestiones de trabajo”, expresó. 

Una de las fechas importantes es septiembre, el puente largo y las actividades del izamiento y arriamiento de bandera en la Alameda de León que dejan una derrama en los restaurantes por los comensales que llegaban. 

“Ahora estoy atendiendo a unas 8 o 10 personas al día, cuando antes eran más de 30 a 35, el triple básicamente. Eran los extranjeros y los turistas nacionales quienes nos visitaban de manera importante”, dijo. 

José Miguel está preocupado por este panorama derivado del nuevo coronavirus y al igual que muchos de sus compañeros y compañeras,  están temerosos de que regrese  el semáforo rojo y se suspendan las actividades. 


 

Relacionadas: