En salones de lona donada, reciben clases |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

En salones de lona donada, reciben clases

Pese a las inclemencias del tiempo, los 70 estudiantes de la escuela secundaria Profesor Juan Quevedo Astudillo, han tenido que vivir las carencias de estar en un plantel carente de los servicios más básicos

  • En salones de lona donada, reciben clases
  • En salones de lona donada, reciben clases
  • En salones de lona donada, reciben clases
  • En salones de lona donada, reciben clases
  • En salones de lona donada, reciben clases
  • En salones de lona donada, reciben clases

Numeralia

10

Años de que se creó la Escuela Secundaria

50

Alumnos había en un inicio

70

Alumnos conforman la lista de educandos actualmente

1

Dirección

2

Salones que donó la Unicef

Las polvorientas calles rodean dos aulas improvisadas que regaló la Unicef y solo una vivienda de material de construcción es la que funciona como dirección y un salón de clases. Este panorama es la que muestra la secundaria de nueva creación Profesor Juan Quevedo Astudillo, ubicada en la colonia Bicentenario.

Desde el año 2008 esta escuela secundaria ha tenido que remar contra corriente, porque desde sus inicios no contaba con lo más importante que era la clave para poder extender la constancia en la que se asentaba que el estudiante había concluido sus estudios de nivel secundaria.

Para el director de la escuela de nueva creación Profesor Juan Quevedo Astudillo, quien es fundador y lleva su nombre, expresó que desde que sus inicios esta institución tuvo muchas trabas para poder alcanzar la clave y el registro que es lo que requería.

“Nuestros viajes eran constantes a la ciudad de Oaxaca, en busca de que el Instituto Estatal de Educación Pública nos aceptara la documentación de nuestros alumnos, es decir para que tuviera validez oficial”, dijo.

Pero lo que más peleaba junto con sus compañeros profesores era la clave con el cual indicaría que estaban dentro del IEEPO y ante la SEP.

INICIOS

El profesor admitió que desde el año 2008, junto con un grupo de maestros emprendieron esta aventura por ser de la Sección 59 y quienes eran rechazados por ser de oposición la Sección 22 de la SNTE.

En un principio dijo que se tuvieron que contratar a nuevos maestros que reunirán el perfil académico para dar clases a los alumnos que querían que hubiera clases.

En esa época narró que la Sección 22 se resistía a dar clases por la lucha que tenía con el exgobernador Ulises, sin embargo, “cuando comenzamos a impartir educación secundaria muchos papás lo aceptaron y fue como creció la plantilla de estudiantes que alcanzó los 50 alumnos”.

No obstante, dijo que poco a poco fue creciendo el número de jóvenes que se interesaban por estudiar para seguir preparando en lo académico.

“Como solo nosotros y otros compañeros dábamos clases había cierto celo e incluso hubo en ocasiones persecución hacia ese sindicato porque no estaban de acuerdo en que diéramos clases cuando ellos estaban en paro de labores”, señaló.

Dijo que el conflicto magisterial comenzó en el año 2006 y posteriormente se presentaron altibajos, sobre todo en el tema de la educación en Oaxaca.

“Nosotros queríamos dar clases y ellos nos lo impedían, por lo que siempre estábamos en una constante lucha sindical para poder establecernos”, dijo.

TRABAJAN A LA PAR QUE EL CALENDARIO ESCOLAR

En ese sentido, explicó que las clases que se imparten van acorde al calendario escolar que comprenden 200 días el cual ha permitido tener una similitud con la Sección 22.

Dijo que se cumple con la jornada educativa que marca la ley, pero sobre todo que se calendarizan para concluir el ciclo en tiempo y forma.

“Estamos peleando por la dignificación de la educación en distintos lugares de Salina Cruz en donde sus compañeros imparten también clases”.
Y añadió “somos un grupo compacto de maestros y alumnos quienes trabajamos en pro de la educación el cual ha sido nuestro lema”.

Subrayó que han sido en tres colonias en donde han estado trabajando desde que se fundó la secundaria porque no contaban con un espacio adecuado y propio para establecerse.

Primero, explicó rentamos en el barrio Las Hormigas y después en barrio Espinal hasta que finalmente nos establecimos aquí en la colonia Bicentenario.

LES AFECTA EL TERREMOTO

Tras el paso del terremoto que se registró el pasado 7 de septiembre del año 2017, el director expresó que les afectó considerablemente al grado de salirse de la vivienda que rentaban como escuela, debido a que resultó afectado.

No nos quedó de otra que buscar otro lugar más seguro y adecuado donde los niños tuvieran un espacio acorde a sus necesidades.
Dijo que gracias a los vecinos de la colonia Bicentenario, quienes los apoyaron para que se establecieran en este sitio en donde han estado laborando desde hace dos meses.

“Nos costó mucho porque no teníamos nada, solo una pequeña casita donde los niños se concentraban y las inclemencias del tiempo en esa zona son bastante difíciles”.

Fue por ello que solicitaron a las autoridades gubernamentales los apoyaran con unas casas provisionales donde permitiera que los jóvenes estudiaran.

Reconoció el apoyo que les proporcionó el director general Germán Cervantes para que los apoyaran para establecerse y a Unicef para que los niños tengan un espacio más cómodo y seguro.

Detalló que hasta el momento se cuenta con una plantilla de estudiantes que conforman el plantel los cuales son 70 alumnos de primero, segundo y tercer grado de escolaridad.

Finalizó diciendo que desde hace diez años se han entregado la constancia a todos los estudiantes que han egresado del plantel sin ningún problema.

 

Relacionadas: