La mujer indígena, desde la mirada de Salvador Jaramillo | Arte y Cultura
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Arte y Cultura

La mujer indígena, desde la mirada de Salvador Jaramillo

Una serie de esculturas en mármol del artista mexicano recrea y revalora el aporte de las culturas indígenas en México

  • La mujer indígena, desde la mirada de Salvador Jaramillo
  • La mujer indígena, desde la mirada de Salvador Jaramillo
  • La mujer indígena, desde la mirada de Salvador Jaramillo
  • La mujer indígena, desde la mirada de Salvador Jaramillo
  • La mujer indígena, desde la mirada de Salvador Jaramillo
  • La mujer indígena, desde la mirada de Salvador Jaramillo

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Con temas como la maternidad, el comercio, la alfarería, el diálogo entre pares y lo prehispánico, la mujer mexicana es representada en 26 esculturas del artista Salvador Jaramillo. Además de revalorar el aporte y papel de la mujer en el país y la historia, el escultor propone un diálogo entre la colección del Museo de Arte Prehispánico de México Rufino Tamayo y sus obras.

Considerado uno de los últimos artistas que sigue la escuela mexicana de escultura, forjada por exponentes como Luis Ortiz Monasterio, Francisco Zúñiga y Armando Amaya, el aporte de Jaramillo va también a lo estético y la técnica de tallado (como el que se hace en madera, por ejemplo con las figuras de animales llamadas alebrijes). Y es que a decir del artista, esta técnica se ha perdido en los últimos años en las escuelas de arte, donde la mayoría de las esculturas se hacen por fundición o con resinas.
Este sábado, al mediodía, Salvador Jaramillo inaugura La mujer mexicana, exposición que durante dos meses (del 9 de septiembre al 9 de noviembre) albergará el museo Rufino Tamayo (Morelos 503, colonia centro, Oaxaca de Juárez). La obras fueron hechas en 2015, 2016 y 207 y algunas no se habían expuesto, además de pertenecer a colecciones privadas.

A través de esta serie, muestra diversos momentos de las mujeres indígenas mexicanas (mayas, purépechas y de otras culturas) en donde los glifos prehispánicos se relacionan estrechamente con las piezas del Tamayo.
El desnudo es otro de los enfoques en la obra del egresado de la Escuela Nacional de Pintura y Escultura “La Esmeralda”, quien muestra su visión sobre la belleza de las mujeres indígenas en circunstancias como el baño, la contemplación o el amamantamiento.
Curada por Fernando Gálvez de Aguinaga, La mujer mexicana cumple diversos objetivos, entre ellos homenajear la trayectoria del artista y hacer ver a las nuevas generaciones que materiales como el mármol y la técnica del tallado son fundamentales en el trabajo escultórico, pero que se han perdido ante la diversificación del arte y olvido de “técnicas obligadas”.

Además de mostrar a la mujer contemporánea indígena, en el contexto de las culturas ancestrales de la colección del museo.
“De algún modo, lo que hace él (Jaramillo) con estas mujeres no solamente es homenajear y destacar la importancia de la mujer para la cultura mexicana en general, sino también fijar una posición dentro del mundo del arte, que es una posición estética, de destacar las variedades de nuestra mexicanidad, de nuestra cultura, nuestras tradiciones, raíces… y de señalar a los pueblos indígenas, a pesar de que han sido olvidados por las políticas, por la economía, por el Estado, por el Gobierno”.

Así, pese a sufrir el racismo y el aislamiento, los pueblos indígenas son el pilar de lo que nos define como mexicanos, subraya Gálvez, quien observa en las tradiciones artesanales representadas por estas piezas la continuidad del legado de las culturas ancestrales.

Al recordar que el inmueble donde se ubica el museo fue sede de la Inquisición, Fernando Gálvez refiere que el legado de Rufino Tamayo a través de su colección de arte fue una especie de neutralizador, poniendo en ese sitio el arte de las culturas prehispánicas.

“Y nosotros queremos seguir haciendo esto, poner al indio actual, al indio contemporáneo, a las culturas vivas, como una forma de confrontar la ideología racista y genocida que dominó a través de la Iglesia”.

La exposición La Mujer Mexicana abre al público este sábado 9 de septiembre, a las 12:00 horas, donde permanecerá hasta el 9 de noviembre.