Obligan a niña de 10 años embarazada a dar a luz | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Viral

Obligan a niña de 10 años embarazada a dar a luz

La justicia determinó que la gestación era demasiado avanzada como para interrumpirla. La niña fue violada por un pariente y no sabe lo que le pasó.


Obligan a niña de 10 años embarazada a dar a luz | El Imparcial de Oaxaca

Las estadísticas de violación en la India hablan por sí solas: cada 155 minutos, un menor de 16 años es violado, más de 10 mil niños fueron violados en 2015 y más del 53% de los niños que participaron de un estudio gubernamental manifestaron haber sufrido algún tipo de abuso sexual en su vida. Pero aún dentro de este contexto, el caso de una niña embarazada de 10 años ha logrado conmocionar a la opinión del país, luego de que se conociera que la Justicia determinó que debido a que la gestación ya había alcanzado las 32 semanas, no se podía interrumpir el embarazo.

La cadena inglesa BBC llegó hasta donde se encuentra la familia afectada, en la región de Chandigarth, para dar a conocer los detalles del caso. Si bien la familia de la menor se reunió con la periodista británica, paradójicamente relataron que el principal problema que enfrentan ahora es el acoso mediático. A la niña, que fue violada por un primo de la madre que ya se encuentra preso, le dijeron que solo tiene una piedra en la panza, pero la constante presencia de cámaras de televisión en la puerta de su casa la está haciendo sospechar de que se trata de algo más grave.

Los padres no detectaron lo que le pasaba a la menor hasta hace unas tres semanas, cuando la llevaron a un médico debido a que se quejaba de molestias en el abdomen. Hecho el diagnóstico, fueron directamente a la justicia para conseguir autorización para un aborto, pero para embarazos superiores a las 20 semanas de gestación, solo se permite una interrupción si los médicos determinan que hay un riesgo para la madre.

Un menor de 16 años es violado cada 155 minutos, más de 10 mil niños fueron violados en 2015 y más del 53% de los niños que participaron de un estudio gubernamental manifestaron haber sufrido algún tipo de abuso sexual en su vida.

El fallo llegó como una enorme decepción para la familia y para las organizaciones que luchan contra el abuso sexual. En los últimos años se han hecho múltiples reclamos a las cortes, pidiendo por víctimas de violaciones que llegan a la justicia con un embarazo superior a las 20 semanas, muchas veces porque debido a la juventud de la afectada, los síntomas no se hicieron visibles hasta que ya era demasiado tarde.

Los informes estadísticos respecto a la cantidad de madres que mueren durante el parto en la India también fueron presentados como evidencia ante la justicia, aunque en última instancia fue en vano. De acuerdo a esos número, 45 mil mujeres mueren todos los años dando a luz, y el riesgo para mujeres menores a 15 años es dos veces y medio mayor que el de mayores a 20. Se estima que el peligro sería aún mayor para una niña de 10 años.

De acuerdo a lo informado por la periodista Geeta Pandey de la BBC, a la niña de 10 años las materias que más le gustan son el inglés y la matemática, le encanta dibujar y sus comidas favoritas son el pollo, el pescado y el helado. Según los informes médicos, se dispuso que la niña tuviese una dieta basada en huevos, leche, frutas, pescado y pollo. También agregaron que el feto está “en buenas condiciones”.

Es ilegal dar a conocer los datos de una víctima de violación, pero debido a que en este caso se reportó la identidad del violador, no tardó mucho hasta que la prensa logró atar los cabos y descubrió quién era la niña afectada. Los periodistas inclusive llegaron a intentar entrar en la casa cuando los padres no estaban, haciéndose pasar por trabajadores sociales. A esto hay que sumarle la condena social que los padres están recibiendo, ya que debido a que el violador era un familiar, se instaló la sospecha de que al menos la madre debía saber lo que estaba ocurriendo.

En un país tan regido por la idea de la tradición, el futuro de la niña también es una preocupación, ya que son altas las posibilidades de que el episodio se convierta en una suerte de sombra que la siga toda su vida.


 

Relacionadas: