Perro le dispara a su dueño por la espalda | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Viral

Perro le dispara a su dueño por la espalda

Así es, el autor de ‘este crimen’ fue su amado Charlie, un rottweiler de 55 kilos


Perro le dispara a su dueño por la espalda | El Imparcial de Oaxaca

Un hombre de 74 años, identificado como Sunny Gilligan, recibió un escopetazo en la espalda; el autor del crimen fue su amado perrito Charlie, un rottweiler de 55 kilos.

Así es, recibió un disparo después de que el can jalara, accidentalmente, el gatillo.

El sujeto contó que resultó con una herida de bala mientras se dirigía a cazar liebres, en el estado norteamericano de Nuevo México, junto con sus tres mascotas: Charlie, Scooter y Cowboy.

“Charlie puso su pata sobre el gatillo del arma, me incliné hacia delante y él se resbaló del asiento, pero agarró el gatillo y disparó”, afirmó Gilligan; y agregó: “fue un accidente muy raro, pero es verdad, eso fue lo que pasó”.

De acuerdo con el portal Fox News, el arma de Gilligan fue disparada por Charlie y atravesó el asiento del hombre, quien recibió la bala en la espalda, lo que le provocó múltiples fracturas en las costillas y en la clavícula.

“Fui afortunado al poder agarrar mi teléfono; el personal de emergencia del condado de Doña Ana salvó mi vida. Si hubiera esperado diez minutos más, hubiera muerto. Perdí mucha sangre. Sé que pasé al otro lado justo antes de llegar al hospital, pero me pudieron revivir con Reanimación cardiopulmonar y me trajeron de vuelta”, aseveró Gilligan.

Debido a las lesiones, el hombre fue trasladado, a través de un helicóptero, a un hospital localizado en El Paso, Texas, donde lo sometieron a diversas operaciones; se espera que tenga una recuperación completa.

A pesar de su estado, Gilligan mencionó que, debido al motivo del accidente, algunos bromearon con él.

“Fue un accidente, aunque algunos me bromeaban, preguntándome si lo había hecho a propósito”, comentó Gilligan.

“La verdad es que es un grande y amado perro y nunca lastimaría a nadie a propósito”, concluyó.


 

Relacionadas: