Impuesto especial a los azúcares beneficia a los infantes: diputado | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Impuesto especial a los azúcares beneficia a los infantes: diputado

No vamos a dejar que nuestros niños se les sigan dando alimentos mega-procesados en azúcares y en sales, afirma el diputado Silva Romo


Impuesto especial a los azúcares beneficia a los infantes: diputado | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

De no publicarse por el Ejecutivo Estatal la Reforma al Artículo 20 BIS a la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, que aprobaron los diputados de la 64 Legislatura, la iniciativa para aplicar un impuesto especial a los azúcares también beneficiará a la salud de los infantes, consideró el diputado de Morena, Luis Alfonso Silva Romo.

El legislador presentó una iniciativa por la que se adiciona el Capítulo Décimo denominado “del impuesto especial a los azúcares, grasas y sodio”, al título segundo, conformado por los Artículos 69-G, 69-H, y 69-Y, a la Ley Estatal de Hacienda en el cual se propone aplicar una tasa única del 4.5 por ciento sobre el precio de enajenación del bien que se trate.

“Recientemente ha habido opiniones de la iniciativa de la compañera Magaly López, incluso del Poder Ejecutivo que si no hay legislación secundaria, esto va ser imposible de aplicarse, aquí es donde quiero destacar el compromiso de los diputados de Morena, porque de una manera u otra,  ya sea por la reforma a al Artículo 20 BIS a la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes o a través de la vía fiscal, vamos a utilizar todas las herramientas posibles del estado mexicano para defender la salud de los oaxaqueños y mexicanos, específicamente la de los niños”, 

Expuso que se presentarán las iniciativas que sean necesarias para evitar que los infantes continúen dañando su salud al consumir estos productos. “Que quede claro que no vamos a dejar que nuestros niños se les sigan dando alimentos mega procesados en azúcares y en sales”, señaló.

En la justificación de la iniciativa, expuso que las tasas más altas de sobrepeso y de obesidad fomentan la desigualdad social. “Los niños con sobrepeso tienen un menor rendimiento escolar, obtienen notas más bajas, son más propensos a faltar a la escuela y están fuera de la escuela más tiempo que los niños con un peso más saludable”.

“Los niños con obesidad tienen 13 por ciento menos de probabilidad de obtener buenos resultados escolares y, cuando crecen, tienen menos probabilidades de completar la educación superior, muestra menor satisfacción con la vida y son hasta tres veces más propensos a sufrir acoso, lo cual puede contribuir en el rendimiento escolar”.

 “Esos impuestos no tienen como propósito prohibir los productos con alto contenido de azúcar sino lograr que sus ingredientes sean más sanos o, al menos, menos dañitos para la salud”, apuntó.


 

Relacionadas: