Guamúchil, bajo estrés en su adaptación al zócalo - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Guamúchil, bajo estrés en su adaptación al zócalo

El árbol sustituyó al emblemático laurel de la ciudad de Oaxaca


Guamúchil, bajo estrés en su adaptación al zócalo | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Lisbeth Mejía Reyes / Se mantiene de pie a más de dos semanas de haber sido plantado y con una cuerda tensora que lo une a otro laurel

El guamúchil de 12 años que el municipio de Oaxaca de Juárez plantó el 29 de julio en el zócalo se mantiene de pie, pero bajo un proceso de adaptación y estrés que ya era previsto por personal del vivero municipal. A poco más de dos semanas de ocupar una de las jardineras, sus hojas lucen secas y algunas han caído.

El árbol va a sufrir de estrés, va a quedarse hasta sin hojas”, respondía Miguel Ángel Aguilar, jefe del vivero el pasado 29 de julio a este medio. Además de adelantar que la adaptación del ejemplar al nuevo espacio tomaría tres meses y que por tratarse de una especie de un entorno subcaducifolio es proclive a perder su follaje.

El ejemplar fue plantado en sustitución del emblemático laurel (que tenía más de 130 años y cayó el 7 de junio), luego de una consulta ciudadana en la que, entre tres ejemplares, este resultó ganador con más de 1,300 votos.

En una visita al área, se observó que la cuerda tensora que lo ayuda a sostenerse desde un laurel no siempre es respetada por las personas, pues le han lanzado objetos y tirado de ella.

La jardinera mantiene también la piedra de tezontle rojo que se colocó en ella para regular la filtración de agua, especialmente durante la temporada de lluvias. Los otros dos árboles que acompañan al guamúchil (un macuil y un zompantle) también siguen en esta jardinera que antes tuvo dos laureles y un tulipán africano.

 

 

Las gardenias recientemente plantadas sobreviven junto a ellos, aunque al ser el zócalo un sitio concurrido por familias, hay quienes entran a la jardinera y pisan las plantas.

En el recorrido por el zócalo (Jardín de la Constitución) los otros árboles sembrados en la jardinera cercana a la del guamúchil permanecían, aparentemente con mejor adaptación que el guamúchil. Las cuatro fuentes rehabilitadas por el ayuntamiento aún funcionaban.

Sin embargo, en las jardineras cercanas al Palacio de Gobierno los árboles de estas sobreviven en otras condiciones, ya que de sus troncos y ramas penden las cuerdas de los puestos de las organizaciones que se manifiestan en este sitio.


 

Relacionadas: