¡Combate el resfriado! | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

¡Combate el resfriado!

Te levantas de mal humor. Te duele la cabeza. No tienes fuerzas ni para levantarte de la cama. Tienes la nariz tapada y has de respirar por la boca. ¿Qué te pasa? ¡Has contraído un resfriado!


¿Qué es un resfriado?

Un resfriado o un catarro es una infección de las vías respiratorias altas. Esto significa que puede afectar a la nariz, la garganta y/o los senos nasales. Cuando te acatarras, entra en tu cuerpo un virus del catarro, que hace que te pongas enfermo. El rinovirus es el virus del catarro más frecuente, pero hay más de 200 virus que provocan resfriados. Puesto que hay tantos, no hay ninguna vacuna que sirva para impedir que contraigas un resfriado.

Por suerte, tu cuerpo ya dispone de la mejor cura contra los resfriados: el sistema inmunitario. El sistema inmunitario defiende al organismo contra las enfermedades. Los principales guerreros del sistema inmunitario son los glóbulos blancos. Son tu propio ejército privado, y su función consiste en ayudarte a encontrarte mejor ¡Prepárense, virus del catarro!

¿Cómo me puedo encontrar mejor?

Estar resfriado es la razón principal por la cual los niños van al médico y faltan a la escuela. Los niños pueden contraer de seis a 10 catarros al año, de una duración de entre siete y 14 días.

Busca el calor. Las bebidas calientes alivian la tos y el dolor de garganta, aparte de ayudar a eliminar las mucosidades. ¡O sea que a tomar sopitas calientes! Busca el vapor. Una ducha caliente y de vapor ayuda a aliviar la irritación nasal

Practica unos hábitos saludables. Tu sistema inmunitario estará preparado para luchar contra los resfriados si sigues una dieta equilibrada, duermes mucho y te mantienes en forma haciendo ejercicio físico con regularidad.

Suénate la nariz. Sonarte la nariz es la mejor forma de eliminar las mucosidades.

Descansa. Haz la siesta o acuéstate un poco antes por la noche durante unos días.

Desestrésate. Los niños que están estresados se encuentran peor cuando se acatarran. Relájate y dedica tiempo a leer, escuchar música o ver películas. En otras palabras, ¡si te tomas las cosas con calma y te relajas, tal vez logres prevenir más de un resfriado!

¿Por qué se contraen los resfriados?

Los mocos son una sustancia húmeda y pegajosa que tenemos dentro de la nariz, la boca y la garganta. Cuando alguien estornuda o tose, las gotitas que se desprenden de los mocos flotan en el aire. Respirar esas gotitas es lo que permite contagiar el resfriado de una persona a otra.

También puedes contraer un resfriado al tocarte los ojos, la nariz o la boca después de tocar o manipular algo que contenía un virus del resfriado. Las videoconsolas, las puertas de los grandes almacenes y el pupitre que ocupas en tu clase son todos lugares muy frecuentados por los virus. O sea que asegúrate de lavarte las manos a conciencia y con regularidad.

Estornudas porque los nervios detectan una irritación en la nariz y hacen que los pulmones expulsen una ráfaga de aire a través de la nariz y de la boca. Puedes estornudar a más de 100 millas (160 km) por hora, más rápido de lo que pueden circular los coches por la carretera, ¡salvo en los circuitos de Fórmula 1!


 

Relacionadas: