Afortunados | Opinión
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Opinión

Afortunados

Escaparate Político

 

 

Además de cleptómanos y siniestros (robar el presupuesto de la SSO que pudo haber salvado muchas vidas de los oaxaqueños más desvalidos) los dos secretarios de finanzas del rapaz Gabino Cué, son personajes con suerte.
Gerardo Cajiga Estrada y Enrique Arnaud Viñas fueron capturados y llevados a la cárcel. No tenían manera de escapar del escarnio público entre el gran escándalo que significaría su captura. Eso era lo que les esperaba pero la naturaleza se encargó de aminorar la vergüenza pública. El temblor y sus efectos hicieron que en los medios nacionales ni se mencionara su caso. En la Prensa local, pasó a segundo término. La naturaleza se convirtió, para ellos, en el gato que tapa sus porquerías.
Pero hablando con seriedad, un viejo político, pleno conocedor de la clase política, al percatarse de la noticia sobre la captura de dos “peces gordos” del “gabinato”, me dijo:
Hay que reconocer el valor y la decisión del gobernador Alejandro Murat, de sus colaboradores en la Fiscalía General y la Contraloría.
Efectivamente, se requiere mucha determinación para romper ese círculo vicioso que significa entre la clase política el hecho de que unos y otros se cubrieran las espaldas. Todos se arropan en torno a la clásica frase oaxaqueña de: “chinto tapa a chinto y chinto a su compañero”.
Basta repasar el proceder de nuestros políticos chapulineros, del PRI, y los del PAN, PRD, MC que armaron la grotesca alianza “paz y progreso”, para confirmar que, efectivamente, todos cargan el mismo baldón. En los últimos gobiernos, todos han caído en la corrupción pero nadie está en la cárcel. Se protegen mutuamente con esa perniciosa regla no escrita.
En esta práctica de la política pervertida, no escapa de El Peje AMLO y su partido Morena. No hay que olvidar que fue uno de los principales artífices del encumbramiento de Gabino. Del brazo lo llevó por casi todos los municipios de Oaxaca, donde lo presentó como “el salvador” de Oaxaca. Una vez en el poder, Gabino y “El Peje” hicieron pingües negocios. El gobernador le entregó, prácticamente, el presupuesto de la SEDAFP y en los últimos dos años, el del Seguro Popular. Sus personeros para saquear esas dependencias fueron Salomón Jara y Rogelio Hernández Cázares.
Así que, aplicar la ley contra los depredadores del gobierno anterior, significa romper modelos de la política extraviada que ha generado profundo resentimiento social. Esta expresión se manifiesta peligrosamente en odios sociales como los que padeció el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al llegar a uno de los edificios colapsados en la CdMx. Fue corrido entre gritos y lluvia de proyectiles.
Al gobernador Alejandro Murat, apremiado por esa creciente protesta social, le ha tocado, necesariamente, romper esta cadena de impunidad política.

Impunidad concertada
Hay dos hechos que confirman la impunidad concertada como regla no escrita entre la clase política.
1.- Los dos secretarios de finanzas que tuvo Gabino estaban seguros de su impunidad. Pese a la presión social, se negaron a proceder contra Miguel Ángel Ortega Habib acusado por desvío de más de mil 200 millones de pesos cuando fungió como secretario de finanzas del gobernador Ulises Ruiz.
2. Buena parte del dinero desviado del presupuesto de Oaxaca, fue a parar a los fondos para promover la campaña presidencial del poblano Rafael Moreno Valle.
Esto resulta creíble porque tanto Gerardo Cajiga como Enrique Arnaud, son personeros del exgobernador Diódoro Carrasco Altamirano convertido hoy en el hombre fuerte de dos sucesivos gobiernos poblanos. Algo innegable: Influyó ante Gabino para que les asignara el manejo de la tesorería de Oaxaca.
No hay que olvidar que Cajiga fue oficial mayor en la Secretaría de Gobernación cuando DCA fue el titular. Al concluir el gobierno priista y Diódoro saltó al PAN, instruyó a su personero para impulsar desde Oaxaca a Josefina Vázquez Mota como candidata presidencial del PAN. Su papel principal fue aportar dinero, mucho dinero de las arcas de Oaxaca. Esto se le facilitó por ser Secretario de Finanzas.
Los desvíos se empezaron a notar con Cajiga. La mayoría de los presidentes municipales se quejaron de atraso en la entrega de presupuesto cuestión que provocó que el mismo Ernesto Cordero, titular de la SHCP, viniera a Oaxaca a decir que “el presupuesto está fluyendo en tiempo y forma”.

Plan con maña
Desde que Gabino fue gobernador electo, Diódoro y su pandilla lo coparon. Todos regresaron al poder. Los Gutiérrez Chapa, los Gutiérrez Candiani, Gerardo de la Cajiga, los Castillo, Víctor Raúl Martínez. Por órdenes de DCA, todos éstos ascendieron al poder.

Reviven caso Ulises
Desde ese momento empezaron a construir su impunidad por el saqueo que ya planeaban.
Pactaron con Ulises Ruiz para proteger a su tesorero Ortega Habib. Pensaban que el nuevo gobernador, aunque fuera del PRI, tenía que respetar el pacto.
Al tomar posesión Gabino, archivaron la denuncia contra Ortega Habib. Cuestión tan evidente, movió a un grupo de panistas, entre ellos el abogado Alfredo Castillo Colmenares, para exigir que se aplicara la ley. El entonces tesorero Cajiga, se negó.
La denuncia fue congelada en la Procuraduría de Justicia del Estado, por órdenes de Cajiga. Por eso estaba seguro de que no pisaría la cárcel.
En la averiguación previa 137 (vg) 2010, se lee de los panistas: “… venimos a denunciar al arq. Miguel Ángel Ortega Habib, secretario de finanzas del gobierno del estado, y al C.P. Esdras Cruz, subsecretario de ingresos de la misma dependencia como presuntos responsables de los delitos de enriquecimiento inexplicable, evasión fiscal y daño patrimonial, en perjuicio del erario público oaxaqueño…”
Recordaron que “con fecha 15 de septiembre último, fueron detenidos y recluidos en el Penal de Puente Grande, Jalisco, la señora Martha Ortega Habib y Daniel García Teruel, hermana y sobrino respectivamente del señor Ortega Habib, y la señora Rosa Elvia Orozco Santiago, sirvienta de éste último, acusados de depositar en efectivo en Instituciones Bancarias de Jalisco, mil 132 millones de pesos, como no pudieron acreditar de donde procedía el dinero, fueron detenidos acusados de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita, por ello se inició la averiguación previa número 291/2010/III, expediente en el que por cierto se encuentra involucrado el Gobernador del Estado de Oaxaca (URO).
Así se tapaban los corruptos, unos a otros.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com
O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx
Twitter: @escaparate_oax
Facebook: escaparate_politico@hotmail.com