"Salir del clóset" vs la "familia original", el día en que se aprobó el igualitario en Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

“Salir del clóset” vs la “familia original”, el día en que se aprobó el igualitario en Oaxaca

La iniciativa reforma el Artículo 143 del Código Civil del Estado de Oaxaca para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo

  • “Salir del clóset” vs la “familia original”, el día en que se aprobó el igualitario en Oaxaca
  • “Salir del clóset” vs la “familia original”, el día en que se aprobó el igualitario en Oaxaca
  • “Salir del clóset” vs la “familia original”, el día en que se aprobó el igualitario en Oaxaca
  • “Salir del clóset” vs la “familia original”, el día en que se aprobó el igualitario en Oaxaca
  • “Salir del clóset” vs la “familia original”, el día en que se aprobó el igualitario en Oaxaca

Por año

2

2013

2

2015

7

2017

4

2018

23

2019

Los primeros en llegar al Congreso del Estado, como siempre, fueron los manifestantes, “sí a la familia original” decían en una de sus pancartas, eran pastores de distintas iglesias de Oaxaca que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Adentro ya estaban los que estaban a favor de la iniciativa que causó revuelo en el sector más conservador entre los oaxaqueños, eran pocos, pero hacían ruido, la confianza los envolvió pues el proyecto ganó adeptos entre los legisladores locales.

Los de la  Confraternidad de Pastores Cristianos de Oaxaca ingresaron a la explanada del Congreso, en donde el diputado Ángel Domínguez Escobar los saludó y al dar un mensaje a los medios de comunicación cantinfleó, pues nunca dio razones del porqué se oponía al matrimonio igualitario.

El sol era intenso y los cristianos, luego de mucha espera, decidieron hablar ante los medios; no salió como esperaban pues sus contrarios gritaron y fuerte ante el mensaje que daban, se dijeron de todo; lo más suave fue intolerantes.

“Lo que ustedes hacen es fomentar el odio”, decían unos, “los intolerantes somos nosotros no ustedes”, el improvisado debate iniciado en la explanada del Congreso no llevó a ningún lado ante polos totalmente opuestos.

“No nos vamos a callar, llevamos mucho tiempo callados”, remataban las personas trans mientras el paisaje era adornado por una pancarta que tenía escrita, “por el diseño original de la familia”.

Entre gritos y argumentos, unos buenos y otros no tanto, los manifestantes fueron obligados a ingresar al recinto legislativo ante el inicio de la sesión, en donde se colocaron cada uno en una sección opuesta.

El tiempo transcurrió lento, pero cuando llegó el momento se pusieron de pie y con pancartas, lonas y gritos, cada uno trataba de imponer su ideología, aunque no estaba en sus manos. Varios diputados participaron, lo que hacía eterna la espera, ambos bandos acusaban de traidor a cada legislador que opinaba en contra de lo que querían.

El momento de la verdad llegó y mientras unos gritaban de júbilo, los otros rezaban y pedían clemencia para quienes consideraban pecadores. La iniciativa fue aprobada. “Es hora de salir del clóset”,  se escuchó a lo lejos.

 

Un circo llamado Congreso

“Le pedimos a los integrantes de la Mesa Directiva que regresen a sus lugares”, suplicó su presidente luego de que lo dejaran solo mientras el vicepresidente, Pavel Meléndez, subió a tribuna, pues tanto la primera secretaria, Yarith Tannos, como la tercera, Griselda Sosa Vásquez, desaparecieron de sus asientos.

En la sesión del miércoles todos los legisladores tuvieron su momento de protagonismo, pero el que siempre quiere llevarse el día es Alejandro Avilés, gritando y sugiriendo, la mayoría de las veces consiguiendo lo que quiere.

“Ponga atención diputado”, le dijo Morales Niño al diputado Ángel Domínguez, el autodenominado “Andariego”, quien sin éxito intentaba organizar a sus compañeros para que votaran en contra del matrimonio igualitario.

La presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se pasó el tiempo de la sesión sin poner la mínima atención, bueno, sólo en los momentos de votación, aunque hubo otros, como Ericel Gómez Nucamendi, que aunque asistieron, se quedó la mayor parte del tiempo en una sala adjunta y pasó desapercibido.

Ya hay 38 parejas igualitarias en Oaxaca

Desde 2013 a la fecha el Registro Civil ha celebrado Oaxaca 38 uniones entre personas del mismo sexo, pues a pesar de que está vigente el artículo 143 del Código Civil de Oaxaca, se ha acatado la disposición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que determinó que esto vulnera los principios de igualdad y la no discriminación.

Tan es así, que han participado en las bodas colectivas realizadas durante el mes de febrero, “mes del amor y matrimonio”, con los mismos beneficios de las parejas que acuden a la formalización de la unión.

Con estas acciones, el Registro Civil garantiza la celebración de dichas uniones, buscando por los derechos humanos de esta comunidad, aún cuando en el artículo 143 del Código Civil vigente de la entidad se establece que el matrimonio “es un contrato entre un hombre y una mujer que se unen para perpetuar la especie y proporcionarse ayuda mutua en la vida”.

“Sociedad aún es muy conservadora”

Ante las pretensiones de legislar sobre los matrimonios igualitarios en nuestro estado, se debe e considerar que aún falta mucho por adecuar nuestras leyes que provienen del derecho romano y germánico, amén de establecer que la sociedad oaxaqueña es muy conservadora en temas tan sensibles como las uniones entre hombres con hombres y mujeres con mujeres, estableció el jurista José Aarón Sánchez Hernández.

Recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) abrió la puerta para que en todo México puedan celebrarse matrimonios entre personas del mismo sexo, a pesar de que las leyes locales no lo consideren legal.

La primera sala del máximo tribunal, encargada de conocer asuntos civiles y penales, estableció que las leyes de cualquier estado del país que considere que la finalidad del matrimonio “es la procreación y que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer, es inconstitucional”.

Sin embargo, dijo que aunque la jurisprudencia aprobada por la sala no obliga a las autoridades a cambiar las leyes sobre el matrimonio, sí establece el criterio que deben seguir los jueces y tribunales, por lo cual deberá apoyar a una pareja homosexual si interpone un amparo para poder casarse en un estado que no lo permita.

Ante ello, el jurista estimó que si bien se puede decir que hay avances legales, aún se requieren cambios culturales, ya que eso no garantiza el cambio cultural o la aceptación de la población, en especial en una comunidad como Oaxaca de Juárez donde la población es muy conservadora.

Ante lo cual insistió en realizar un amplio y profundo trabajo legislativo que aborde diversas aristas, pues no se tratará de aprobar únicamente modificaciones al Código Civil local que garantizan el matrimonio igualitario.

Además de impulsar políticas públicas coherentes en todos los ámbitos y en los tres niveles de gobierno ante el riesgo de que las reformas se transformen en letra muerta en las zonas de fuerte presencia conservadora, como ha sucedido en otras entidades del país, subrayó.

#ÚltimaHora Con 25 votos a favor y 10 en contra el Congreso del Estado de #Oaxaca, se aprobó la iniciativa de ley para reformar el Código Civil y reconocer el matrimonio igualitario. 📷: Rubén Morales

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Wednesday, August 28, 2019

 

Relacionadas: