En Oaxaca, aumentan los casos de insuficiencia renal
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

En Oaxaca, aumentan los casos de insuficiencia renal

Padecimientos como la diabetes y la hipertensión provocan daños irreversibles en el riñón por lo cual crece la demanda de tratamientos como la hemodiálisis y sólo algunos hospitales cuentan con el servicio

  • En Oaxaca, aumentan los casos de insuficiencia renal
  • En Oaxaca, aumentan los casos de insuficiencia renal
  • En Oaxaca, aumentan los casos de insuficiencia renal
  • En Oaxaca, aumentan los casos de insuficiencia renal
  • En Oaxaca, aumentan los casos de insuficiencia renal

Aunque no existe un registro real de pacientes con insuficiencia renal, se estima que en México más de ocho millones de personas sufren de este padecimiento, de ellas, solo unas 100 mil reciben tratamientos de diálisis (diálisis peritoneal y hemodiálisis).

De acuerdo a los datos de las instituciones gubernamentales y educativas, la insuficiencia renal crónica o enfermedad renal crónica es un problema grave de salud pública a nivel mundial, donde casi el 10 por ciento de la población la padece.

Cifras de la Unidad de Especialidades Médicas de Enfermedades Crónicas (UNEME-EC), señalan que la enfermedad renal es la décima causa de muerte en la entidad oaxaqueña, siendo en primer lugar la diabetes mellitus y la hipertensión arterial.

Según estadísticas de especialistas, hace 25 años había 140 pacientes en salas de hemodiálisis, mientras que ahora son 800, que se traduce en un incremento de 571 por ciento. Al igual que en todo el país, en Oaxaca no existe un registro exacto de los que padecen esta enfermedad, pero se estima que son entre tres mil 500 que están en terapia de remplazo renal y diálisis, sumado a esto las mujeres embarazadas durante la preeclampsia y eclampsia pueden desarrollar insuficiencia renal.

El Sistema Epidemiológico y Estadístico de las Defunciones (SEED), de la Dirección de Planeación de la institución, indica que durante el 2017 fallecieron a nivel estatal, por insuficiencia renal aguda y crónica, 320 personas, de las cuales, 175 fueron hombres y 145 mujeres, siendo la prevalencia en hombres y mujeres mayores de 85; asimismo, un aumento en el rango de 70 a 74 años.

 

Principales causas del padecimiento

Miguel Carreño Hernández, médico nefrólogo, explica que generalmente son enfermedades crónicas las que desencadena el padecimiento de la enfermedad renal crónica. “Dentro de las principales están la diabetes y la hipertensión, son las dos enfermedades base para este tipo de padecimiento”.

“Existe otro grupo que pueden ser enfermedades propias del riñón u otras enfermedades inmunológicas que pueden llegar a dañar el riñón de una manera permanente”.

 

¿Cómo hacer un diagnóstico?

El especialista señala que generalmente un paciente que lleva un tratamiento de medicina interna por su padecimiento, “empieza a detectar que hay un elemento en la sangre que se llama creatinina que se empieza a elevar, ahí es donde el doctor puede referirnos al nefrólogo para darle seguimiento”.

“A veces, desafortunadamente no da ningún síntoma, por eso los pacientes no tienen una atención previa y eso puede generar que el paciente llegue ya cuando está ya muy grave con sintomatologías como nauseas, vómito, malestar general, algunos empiezan con edema, se hinchan desde los pies y todo el cuerpo”.

“Incluso pueden llegar a presentar dificultad respiratoria y ya cuando están más graves generalmente hasta encefalopatía urémica, ya empiezan a tener alteraciones neurológicas, precisamente por las toxinas tan altas que pueden llegar a tener”.

“Llegan graves porque no llevan un seguimiento y un control de sus enfermedades de la diabetes e hipertensión, cuando vienen con esta sintomatología ya es necesario iniciar con las terapias de sustitución renal, son pocos realmente los que se pueden rescatar, es decir evitamos la diálisis o prolongamos un poquito más la función renal para retrasar el inicio de las terapias de sustitutivas renales, pero son pocos, la mayoría muy graves y es necesario iniciar la hemodiálisis de manera permanente”.

Carreño Hernández, comenta que entre más se retrase el paciente en atenderse, desarrollan más complicaciones. ”Hay pacientes que llegan tan graves que prácticamente a pesar de que se inician con las terapias de sustitución renal, llegan a desenlaces fatales”.

“El grupo de atención tiende a una tendencia longeva, personas de la tercera edad, la mayoría con expedientes de diabetes e hipertensión, cada vez son más personas con estas, aunque también puede afectar a los niños con padecimientos inmunológicos que son del riñón”.

La directora de la Unidad de Especialidades Médicas de Enfermedades Crónicas (UNEME-EC), Patricia Jarquín González, coincide que en la mayoría de los casos, las causas de los problemas renales se deben a las enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, la obesidad, los cuales se pueden prevenir y modificar a través de una vida más saludable.

Los síntomas de la enfermedad renal crónica pueden ser, orinar con mayor frecuencia, sentir adormecimiento o comezón, pérdida de apetito, hinchazón de manos y pies, sueño o dificultad para concentrarse, y tener la piel obscura, o de color ocre.

 

Pionero en Unidad de Hemodiálisis

Desde 2001, con la finalidad de ofrecer una atención de calidad a los oaxaqueños, el Hospital San José abrió su Unidad de Hemodiálisis, pues anteriormente solo los usuarios con seguridad social tenían acceso a ello.

Con especialistas en Nefrología, esta institución médica comenzó con esta terapia de sustitución renal, con máquinas Fresenius, modelo 4008, que fueron de las primeras que llegaron en Oaxaca hace más de dos décadas.

En la medicina, la modernización de los tratamientos es fundamental para una atención de calidad a los pacientes, por ello, desde hace dos años el hospital cuenta ya con tecnología de vanguardia en su Unidad Nefrológica de Alta Especialidad, atendida por personal altamente calificado para que el trato hacia el paciente sea el más adecuado.

Los equipos que se utilizan son de última generación de la marca B BRAUN –DIALOG, con los cuales se ofrece dos tipos de hemodiálisis; la convencional y la hemodiafiltración.

La hemodiafiltración es un tratamiento de sustituto renal con mayor depuración para eliminar mayor cantidad de partículas ya sea de bajo, mediano y alto peso molecular, en tanto la convencional ayuda con las moléculas de bajo y mediano peso molecular.

“La hemodiafiltración es para cualquier paciente con ciertas recomendaciones nutricionales, y sobre todo a los que tienen acceso a un amplio grupo de variedad de alimentos, incluso mucho tiene que ver si el paciente lleva adecuadamente su tratamiento, en la hemodiafiltración se utilizan dos bombas y en la convencional tiene una bomba”, expuso Miguel Carreño Hernandez, médico nefrólogo.

El especialista destaca que en la Unidad de Hemodiálisis del Hospital San José, cuenta con un área de quirófano para atender cualquier emergencia. “Esta sala nos puede ayudar para hacer un procedimiento urgente, incluso podemos colocar accesos vasculares, un catéter de urgencia, ya que cuenta con una maquina lista para conectar inmediatamente al paciente y tiene la capacidad para brindar ventilación mecánica”.

“El servicio que se ofrece es completo, también se cuenta con una ambulancia en caso de que el paciente se encuentre grave en otra unidad o en su domicilio. Dentro de la Unidad también se encuentra el carrito rojo, como es un tratamiento de alto riesgo, los pacientes puede presentar paro cardiorespiratorio durante el procedimiento, por eso necesitamos tener todo para una emergencia como lo es la sala de terapia intensiva”.

Al ofrecer un servicio de alta calidad, para pacientes con patología de hepatitis B y C o VIH, se cuenta con la sala de 0 (+), “son pacientes que debemos cuidar para evitar que se contaminen de alguna infección”, apuntó.

 

 

Relacionadas: