Persiste contaminación de ríos en la ciudad de Oaxaca |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Persiste contaminación de ríos en la ciudad de Oaxaca

A pesar de los llamados a detener los desechos domésticos o aguas residuales de los asentamientos humanos que son vertidos sin ningún tipo de tratamiento previo a los ríos, persiste esta actitud que eleva su contaminación.

Persiste contaminación  de ríos en la ciudad de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Nazario García Ramírez, presidente del Consejo de Organizaciones Ambientalistas de Oaxaca (COAO), admitió que a pesar de los esfuerzos para llamar la atención de las autoridades persisten malas prácticas de arrojar los desechos domésticos o aguas municipales a los cuerpos de agua naturales, persiste esta actitud que eleva su contaminación.

Un riesgo estrechamente relacionado con los fenómenos hidrometeorológicos es el de la erosión del suelo, ya que cuando en las zonas medias y altas de una cuenca hidrológica se modifica el uso del suelo a través de la pérdida de la cubierta vegetal origina que el viento o, en este caso la lluvia, transporte la capa fértil del suelo erosionada hacia las zonas bajas donde pueda haber asentamientos, cultivos o ríos que sean perjudicados.

Explicó que el suministro de agua, así como el mismo equilibrio ecológico también se ven afectados y prueba de ello es que en el espacio cotidiano se siguen registrando solicitudes de pipas y todo tipo de acarreos que satisfagan en cantidad mínima para cubrir las necesidades personales y domésticas.

El ambientalista insistió que una exigencia permanente de la sociedad es contar con agua de mejor calidad e invertir en infraestructura para lograr el funcionamiento de las plantas tratadoras de agua con las que cuenta el gobierno.

El saneamiento de las aguas residuales requiere de la atención en su recolección a través del buen funcionamiento y mantenimiento del alcantarillado y de una buena conducción en su tratamiento y espacios receptores hábiles que no perjudiquen el medio ambiente, requieren de una adecuada orientación en su reutilización.

“La creciente demanda urbana y periférica del recurso para uso doméstico, junto con la intensificación del suelo para proveer de alimentos a la sociedad, obliga a la autoridad a buscar otras alternativas de abasto”, enfatizó.