Orgullo oaxaqueño: Erika Flor Sosa y el tamiz cardiológico | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Orgullo oaxaqueño: Erika Flor Sosa y el tamiz cardiológico

Hace dos años, Sosa Cruz encabezó la implementación del proyecto “Tamiz Cardiológico” en Hermosillo, Sonora, presentado ante el Congreso de ese mismo estado para su aprobación


Orgullo oaxaqueño: Erika Flor Sosa y el tamiz cardiológico | El Imparcial de Oaxaca

Desde la educación primaria, su pasión por el estudio se vio reflejado en el promedio que obtenía al terminar cada grado escolar.

Egresada de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) y considerada una de las cardiólogas pediatras más importantes del país, Erika Flor Sosa Cruz, es ejemplo de constancia y esfuerzo.

Con una amplia trayectoria no solo en el área académica, sino también artística (danza) y deportiva (Tae Kwon Do), la oaxaqueña tuvo que emigrar a otro estado del país en la búsqueda de mejores oportunidades, sin perder la esperanza de regresar a su tierra natal y poner en marcha los proyectos que han rendido frutos en Sonora, donde llegó hace más de ocho años.

De la generación 1998-2004, la egresada de la UABJO admite haber superado muchos obstáculos con el apoyo de su familia, que ha sido testigo del amor que ha mostrado Erika en ayudar a uno de los grupos más vulnerables de la sociedad.
En constante capacitación, donde se incluyen viajes a otros estados y países, la originaria de Oaxaca de Juárez ha dejado huella en Sonora, con miras a reproducirla en el estado que la vio nacer.

Tamiz Cardiológico, una realidad en Sonora

Hace dos años, Sosa Cruz encabezó la implementación del proyecto “Tamiz Cardiológico” en Hermosillo, Sonora, presentado ante el Congreso de ese mismo estado para su aprobación. Apenas en mayo logró su objetivo y ya forma parte de la “Ley de Salud para el Estado de Sonora”.

Los esfuerzos se vieron reflejados en la fracción II del artículo 50 de esta Ley, donde se incluye la aplicación de la prueba del tamiz cardiológico por oximetría de pulso, en la prevención y detección de las condiciones y enfermedades hereditarias y congénitas de los niños y niñas.

En esta se establece que “el Ejecutivo del Estado deberá contemplar una partida especial dentro del proyecto del Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado para el Ejercicio Fiscal de 2018, para hacer efectiva la aplicación el presente Decreto”.
La aplicación del tamiz cardiológico a los recién nacidos de Sonora, tanto en hospitales públicos como privados, representa un bajo costo monetario para el estado, pero de gran importancia por la detección de enfermedades congénitas de los recién nacidos de manera oportuna.

Reconocida por su labor y constancia

La cardióloga pediatra ha sido invitada y reconocida por diversas publicaciones y programas del estado del norte, así como de sociedades y asociaciones nacionales que destacan los avances de la oaxaqueña.

Con apoyo de médicos, especialistas y diputados, la originaria de Oaxaca asegura que este resultado en Sonora busca ser ejemplo en el resto del país, al considerar que en otras partes del mundo la prueba se ha realizado desde hace varios años, pero desconocida desde hace mucho tiempo por los mexicanos.

En Oaxaca, de manera reciente, Sosa Cruz ha sido invitada a dar pláticas a comunidades de médicos especialistas, que han mostrado interés en su experiencia laboral y su amor en el cuidado del corazón de los niños y niñas.


 

Relacionadas: