El Cártel de Sinaloa desplegó a 60 sicarios contra 15 soldados en arresto de El Duranguillo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

El Cártel de Sinaloa desplegó a 60 sicarios contra 15 soldados en arresto de El Duranguillo

Dos bases de operaciones militares acudieron en refuerzo y establecieron el cerco al brazo armado de los Chapitos, lo que derivó en una intensa balacera que causó el caos y terror en Altar


El Cártel de Sinaloa desplegó a 60 sicarios contra 15 soldados en arresto de El Duranguillo | El Imparcial de Oaxaca

Células de los Cazadores y Gente Nueva son identificados como brazos armados de los Chapitos que desataron el terror en la ciudad de Sonora.

El Cártel de Sinaloa desplegó alrededor de 60 sicarios de su brazo armado de Gente Nueva y el Grupo Delta en Altar, Sonora, para intentar el rescate de Francisco Torres Carranza, el Duranguillo, quien estaba resguardado con sus escoltas por apenas 15 militares que no cedieron al soborno de 10 millones de pesos.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), los operadores de los Chapitos interceptaron a la fuerza de reacción sobre la carretera al Sáric, en el entronque bulevard Ignacio Pesqueira, donde fue detectado el Duranguillo a quien obligaron obligado a descender de la camioneta negra que tripulaba.

Como ya lo había adelantado el presidente Andrés Manuel López Obrador, el Ejército reiteró que los agentes fueron rodeados cerca de una tienda Oxxo. Ahí escucharon la oferta millonaria entre gritos y amenazas, pero los soldados se mantuvieron en espera de refuerzos.

“Con la negativa de ser sobornado, el personal militar demostró los valores militares de honor, valor, lealtad y espíritu de sacrificio, por lo que los integrantes de la delincuencia organizada escalaron a una actitud más agresiva”, indicó la Sedena.

Elementos del Cártel de Sinaloa rodearon al ejército mexicano, en intento por sobornarlos con 10 millones de pesos para la liberación de “El Duranguillo”.

Un video captado en ese momento mostraba como dos camionetas blancas se acercaron al par de patrullas de militares tipo pick up. Mientras alrededor de la tienda de conveniencia, a escasos 10 y 15 metros, había más sicarios fuertemente armados que clamaban fúricos por el Duranguillo y los otros tres detenidos.

“A pesar de la diferencia de efectivos, el personal del Ejército Mexicano evidenció un adiestramiento adecuado al desplegar y adoptar un dispositivo que le permitió mantener el control de la situación”, presumió la dependencia castrense.

Los uniformados estaban detrás de un coche, otros continuaban apostados en la barricada que significó el vehículo oficial, en tanto los sujetos asegurados estaban bocabajo en el piso del estacionamiento, a espaldas del Oxxo. Un militar le comentaba a su compañero que vigilara su lado izquierdo.

La Sedena destacó las operaciones del comandante que dirigió con templanza y seguridad a sus efectivos superados en número. Por cada soldado había cuatro del Cártel de Sinaloa, según datos proporcionados por la Fuerza Armada.

Según el reporte oficial, dos bases de operaciones que estaban cerca del lugar acudieron a reforzar a sus compañeros y establecieron un cerco para inhibir las reacciones de la facción del Cártel de Sinaloa, quienes obstruyeron vialidades con tráileres.

En otro clip tomado al interior del establecimiento fue captado el momento exacto en que comenzó la balacera. Las ráfagas incesantes se oían por toda la ciudad y algunas personas corrían a resguardarse al interior de sus casas.

Ante la amenaza inminente, los soldados repelieron el ataque y en las acciones dos elementos de la Sedena fueron impactados, uno de ellos perdió la vida tras ser alcanzado por los proyectiles, mientras que el otro fue intervenido.

Los delincuentes al reconocer la superioridad del personal militar en materia de organización, adiestramiento y coordinación se dieron a la fuga

Otra grabación de una cámara de seguridad captó como los sicarios se refugiaron corriendo ante la lluvia de fuego. De acuerdo con las autoridades, uno de ellos fue abatido.

En respuesta al arresto del Duranguillo durante labores de patrullaje y derivado del caos que generaron los sicarios, las fuerzas de seguridad desplegaron a 884 elementos del Ejército, Fuerza Aérea Mexicana, Guardia Nacional, Policías Estatal y Municipal de Sonora.

“Los heridos fueron atendidos en el lugar de la agresión y posteriormente trasladados al hospital general de Hermosillo”, precisó la Sedena.

Al final fueron presentados ante la Fiscalía General de la República el Duranguillo, identificado como generador de violencia en el área de Caborca, Altar, Pitiquito, Oquitoa, Atil y Tabutama. Es hermano de Erick Torres Carranza, Delta 1, supuesto líder del Grupo Delta de los Chapitos en Sonora.

Los otros sujetos asegurados son Ausencio Aboytes González, Juan Carlos Sánchez Chávez y Jesús Artemio Espinosa Martínez, a quienes decomisaron 6 mil 223 cartuchos; 29 cargadores; ocho armas de fuego; y siete vehículos.

Altar es zona dominada por los Cazadores, célula adscrita a Gente Nueva y que opera en conjunto con los Salazar. Se trata de operadores de Iván Archivaldo Guzmán Salazar, el Chapito, así como de sus hermanos, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Alfredillo, Ovidio Guzmán López y Joaquín Guzmán López.

El llamado Grupo Delta estaba comandado por otro duranguense, José Bibiano Cabrera Cabrera, el Durango, quien encabezaba la lucha contra familiares de Rafael Caro Quintero en el desierto de Caborca. Sin embargo, fue reportada la detención de este sujeto en abril de 2021.


 

Relacionadas: