Juguetes tradicionales sobreviven a la tecnología
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Juguetes tradicionales sobreviven a la tecnología

En esta temporada, comerciantes guardan las esperanzas porque los yoyos, baleros, pirinolas y muñecas de trapo vuelvan a atraer la atención de los infantes


Juguetes tradicionales sobreviven a la tecnología | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Lisbeth Mejía Reyes / Hay desde carritos de madera, trompo o balero hasta sonajas para bebés

El colorido de las sonajas, los carritos de madera o las muñecas con listones y trenzas conforman un mosaico en el puesto de Antonia Audelo González, quien hace más de dos décadas trabaja en el mercado Benito Juárez.

Aquí, en uno de los espacios históricos y emblemáticos de la capital oaxaqueña, el futuro y el pasado parecen convivir. A la demanda de juguetes novedosos se suma el interés, aún, por aquellos juegos tradicionales mexicanos.

Aunque la demanda ha bajado en 22 años, Antonia Audelo sigue ofreciendo los juguetes tradicionales a quienes acuden al mercado Benito Juárez. La vendedora sabe que el interés de los niños está ahora en los videojuegos o los celulares, pero todavía hay quienes se acercan para adquirir un carrito de madera, sonajas, algún trompo o balero. O algún artículo ideal para regalos: bolsas típicas, monederos y artesanías.

 

Antonia Audelo González, comerciante del mercado Benito Juárez, señala que “cada día a lo mejor va disminuyendo el interés, pero no dejan de buscar siempre los juguetes tradicionales”

 

Mientras abre su caseta en uno de los pasillos y escucha el recital para la imagen de la Virgen de la Soledad, doña Antonia acomoda los juguetes y bolsas. Y en medio de la labor accede a enlistar los juguetes tradicionales. Desde aquellos para que los bebés se entretengan o los que los niños de más edad pueden usar.

Hay sonajas, trompos, pirinolas, hay guitarras, carritos y avioncitos”, cuenta la comerciante mientras muestra esos juguetes fabricados principalmente con madera, y que pueden ser elaborados por artesanos oaxaqueños o de otros estados. Y es que explica que juguetes como esos se comparten en muchas entidades del país.

Con colores y diseños llamativos, los juguetes han sido un interés constante entre la población mexicana, explica Antonia. “Cada día a lo mejor va disminuyendo el interés, pero no dejan de buscar siempre los juguetes tradicionales”, apunta quien en su niñez jugó estos objetos y espera que en medio del creciente interés por los video juegos o los electrónicos aún tenga buenas ventas.

Hace dos décadas y ahora, lo más buscado entre los juguetes tradicionales son los trompos, baleros, flautas de carrizo, tambores, guitarras, carritos y las muñecas. Aunque no siempre son para jugar, los juguetes suelen ser adquiridos con fines de colección.


 

Relacionadas: