Hambre de poder en Oaxaca: buscar candidaturas al amparo de la ilegalidad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Hambre de poder en Oaxaca: buscar candidaturas al amparo de la ilegalidad

Fingir la muerte, usurpar la identidad sexual y otros casos, se han presentado en Oaxaca en tiempos electorales.

Hambre de poder en Oaxaca: buscar candidaturas al amparo de la ilegalidad | El Imparcial de Oaxaca

Oaxaca ha estado bajo la mirada nacional, luego de que este mes saliera a la luz pública la postulación de 17 candidatos a alcaldías municipales de los diferentes partidos políticos, quienes se registraron como candidatos transgénero sin serlo.

Los 10 candidatos y siete suplentes a presidencias municipales se registraron como candidatos transgénero, todo parece indicar que con la intensión de cubrir la cuota de paridad de género, misma que obliga a los partidos políticos a presentar la misma cantidad de candidatas mujeres que de hombres.

Misma normativa permite que personas transgénero puedan acceder a la garantía de sus derechos políticos electorales, reconociendo a hombres autoadscritos como mujeres, como candidatas.

Esa regla habría “obligado” a los candidatos a mentir sobre su género, y poder competir. Sin embargo, ninguno de ellos es transgénero, pues en todos los casos se ha evidenciado que son hombres heterosexuales, y en algunos casos con esposa e hijos.

Lo anterior ha provocado que colectivos de personas de la comunidad LGBTT, así como del movimiento feminista se inconformaran con la aprobación del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) de tales candidaturas, ante su ilegitimidad, pues tratan de apropiarse de derechos que corresponden a sectores marginados por prejuicios sociales.

Sin embargo, este tipo de prácticas ilegales para obtener una postulación o una candidatura a un puesto de elección popular es una constante en el estado de Oaxaca.

Finge su muerte… luego gana alcaldía

En el año 2013, salió a la luz el caso de Leninguer Carballido Morales, quien en 2010 pagó la cantidad de 250 mil pesos para no ser detenido ante la denuncia por violación tumultuaria que pesaba en su contra. El pago fue hecho a un abogado que le solucionó el problema, consiguiendo un acta de defunción a su nombre.

Leninguer Carballido fue candidato por la coalición PAN, PRD, PT y fue electo como presidente municipal de San Agustín Amatengo, sin embargo, al conocerse del acta de defunción se comenzó la investigación.

Este candidato, que llegó a conocerse como el alcalde “zombi”, fue acusado por falsedad de declaraciones, uso de documento falso y violación de otras garantías, aunque Carballido negó todo y aseguró ser víctima del “caciquismo priista”.

Líder magisterial busca un cargo político

Por otro lado, ha resultado controversial la candidatura de Azael Santiago Chepi, ex líder de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educacion (CNTE), quien es candidato de la coalición Morena, PES, PT a una diputación federal por el distrito 04, con cabecera en Tlacolula de Matamoros.

La candidatura de este líder sindical se cuestiona ante la cantidad de acusaciones que pesan sobre él, entre ellas la de cobrar sin estar frente a grupo y haber firmado convenios ilegales con empresas que darían préstamos a los docentes.

Estos casos extraordinarios, de personajes que buscan una candidatura por algún partido político, para acceder al poder desde el gobierno, van acrecentando la lista de prácticas ilegales en la política de Oaxaca y de México.

 

Relacionadas: