Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca de Oaxaca

Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca


  • Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca de Oaxaca
  • Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca de Oaxaca
  • Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca de Oaxaca
  • Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca de Oaxaca
  • Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca de Oaxaca
  • Se solidarizan migrantes de Nueva York con la Mixteca de Oaxaca

Luego de los terremotos de magnitud 8.1 y 7.1 registrados el 7 y 19 de septiembre, la comunidad migrante de Long Island, en el estado de Nueva York, se organizaron para recolectar y preparar cerca de 32 toneladas de víveres que harán llegar a los miles de damnificados en México, principalmente en la región Mixteca, una de las zonas más afectadas por el último movimiento telúrico.

Manuel Guerrero, migrante oaxaqueño radicado en Long Island, informó que, sin importar lugar de origen, los mexicanos en esta parte de Estados Unidos se unieron para enfrentar la crisis que se vive en México por los recientes terremotos y en Puerto Rico, tras el paso del huracán Irma.

“En Nueva York nos vemos como mexicanos e hispanos en todo momento. Hasta ahora hemos logrado reunir cuatro contendedores de víveres de primera necesidad que serán enviados por Aeroméxico”, comentó.

Explicó que son miles de voluntarios y donadores los que se han sumado a esta causa a pesar de vivir en la incertidumbre luego de que el presidente norteamericano Donald Trump, pusiera fin a la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), dejando sin protección a las personas que entraron al país como indocumentados siendo niños.

Señaló que el tema por ahora no es prioritario para los migrantes, ya que la mayor preocupación es brindar apoyo a los damnificados; sin embargo, confían que el gobierno federal de Estados Unidos apruebe una nueva ley en beneficio de miles de personas.

“No quiere decir que quitaremos el dedo del renglón, pero ahora nuestra prioridad es atender a las víctimas de los desastres naturales. Hay 5 propuestas legislativas en torno a DACA, la más conservadora es la que nos podría beneficiar”, expresó.

PIDEN AYUDA PARA TRASLADAR VÍVERES

Manuel dijo que en Nueva York y Nueva Jersey siguen coordinándose para recaudar víveres y hacerlos llegar a las comunidades necesitadas a través de universidades, organizaciones y grupos comunitarios, con el compromiso de que sean entregados directamente a los damnificados.

Solicitó el apoyo de la ciudadanía para ayudar a trasladar los víveres del aeropuerto de México a las diferentes zonas afectadas en la Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Puebla, Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

“Todos los que están apoyando en el centro de acopio son personas que no pertenecen a ninguna organización, sólo están uniendo su esfuerzo para recaudar ayuda”, citó.

Janet Barrón, migrante y voluntaria en el centro de acopio de Long Island, relató que al enterarse de la tragedia en México y ver a través del Facebook que los apoyos estaban siendo mal distribuidos, decidieron sumarse a la contingencia.
Explicó que, por medio de un programa de radio, convocaron a mujeres líderes comunitarias para comenzar a pedir el apoyo de más voluntarios.

“No somos una asociación, simplemente un grupo de personas preocupadas por el bienestar de los que están en México. Hasta el momento tenemos preparadas 17 toneladas de víveres en despensas para agilizar la distribución y estamos en la espera de otras 15”, comentó.

Paola, otra de las mujeres voluntarias, agregó requieren de apoyo de personas que cuenten con transporte para hacer llegar la ayuda humanitaria a quienes lo requieren.

“La ayuda a Puerto Rico la enviamos a través de un compañero puertorriqueño, básicamente somos un brazo para facilitar la ayuda”, subrayó.

A pesar del pánico que generó la situación, consideró que lo más importante es la hermandad entre los ciudadanos; hombres y mujeres que se involucraron en un proyecto que se formó de la noche a la mañana.

“Es una gran experiencia, un sinfín de emociones que vivimos con toda la gente. Es impresionante como siguen llegando voluntarios. Trabajamos todos los días de las 7 de la mañana a 12 de la noche”, dijo Alicia, otra de las mujeres voluntarias en el centro de acopio.

Apuntó que asociaciones y restaurantes se sumaron a la iniciativa llevando materiales y comida para la gente que sigue preparando las despensas y coordinando la ayuda.

“En la noche, cuando todos salen de trabajar, traen sus manos para seguir apoyando, es algo bonito. No necesitamos de los políticos, estamos haciendo el trabajo que ellos tendrían que estar haciendo”, puntualizó.


 

Relacionadas: