A un mes del sismo que cambió la vida de habitantes del Istmo de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

A un mes del sismo que cambió la vida de habitantes del Istmo de Oaxaca

Muchas viviendas lucen abandonadas


  • A un mes del sismo que cambió la vida de habitantes del Istmo de Oaxaca
  • A un mes del sismo que cambió la vida de habitantes del Istmo de Oaxaca

La vida del Istmo de Tehuantepec es otra después del terremoto del siete de septiembre. A un mes del sismo de 8.2 grados que dejó 83 personas muertas y más de 60 mil viviendas derruidas en la región, municipios como Ixtaltepec y Juchitán están irreconocibles.

Juchitán ya no será el mismo, dicen sus cronistas. Antiguas casonas, templos y escuelas que servían de referencia histórica y de ubicación ya no están. En su lugar hay lotes baldíos con apenas un recuerdo de que ahí había una vivienda de adobe y teja.

La gente sigue viviendo en las calles y en el centro de la ciudad, varias casas ya no están habitadas, otras más siguen derrumbadas como desde el primer día del terremoto y otras, con grietas menores están siendo reparadas.

En el parque central Benito Juárez, unas 100 mujeres que vendían en el mercado público que también será derrumbado, intentan activar la economía local. También en el centro continúan las obras para aplanar el terreno donde estuvo el Centro Escolar Juchitán y donde estará la nueva primaria.

Todavía hay 41 municipios sin clases desde hace un mes y en resumen, el panorama no es optimista, las autoridades no tienen un censo actualizado de daños que permita comenzar la reconstrucción de las viviendas de más de 14 mil damnificados.

El secretario municipal de Juchitán, Óscar Cruz López, pidió al gobierno federal actualizar el censo de viviendas y edificios públicos dañados por la réplica de 6.1 grados del sábado 23 de septiembre que afectó a más casas y vino a causar más miedo en la población.

Mientras tanto, en Juchitán, Tehuantepec, Asunción Ixtaltepec, Unión Hidalgo, San Mateo del Mar y Santa María Xadani, miles mantienen sus campamentos en las calles y avenidas por temor a las réplicas que no dejan de estremecer la vida de los istmeños.


 

Relacionadas: