Eclipse solar 2023 en Oaxaca: las recomendaciones para verlo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Eclipse solar 2023 en Oaxaca: las recomendaciones para verlo

En esta entidad y en varias partes del país el fenómeno será parcial y solamente en la península de Yucatán se percibirá como anular


Eclipse solar 2023 en Oaxaca: las recomendaciones para verlo | El Imparcial de Oaxaca
Foto: agencias // La comunidad astronómica llama a tomar precauciones y cuidados si se quiere disfrutar del eclipse

Este sábado, millones de oaxaqueños podrán vivir uno de los fenómenos astronómicos más esperados en los últimos años, un eclipse solar que para la mayor parte del territorio será parcial, mientras que para la península de Yucatán y entidades cercanas podrá ser anular.

La alineación del sol, la luna y la Tierra permitirá ser parte de esta experiencia que ha despertado gran interés en la población oaxaqueña y que como en el resto del país el momento más esperado será alrededor de las 11:00 horas del 14 de octubre.

La comunidad astronómica llama a tomar precauciones y cuidados si se quiere disfrutar de él. Por ejemplo, evitar verlo directamente porque la radiación del sol causará daños en los ojos. En lugar de eso recomiendan acudir a una de las sedes educativas o gubernamentales habilitadas para ello y que contarán con telescopios o lentes especiales. En su defecto, verlo en transmisiones por televisión o internet. Y si se tiene telescopio, que este sea con filtros certificados o métodos de proyección indirecta.

Filiberto Cruz Zavaleta, presidente de la Sociedad Astronómica de Oaxaca y coordinador del Comité de Eclipses México en Oaxaca, explica que existen tres tipos de eclipse: el total de sol, que ocurre cuando la luna se interpone y oculta al 100 por ciento el disco solar; un eclipse anular, que es similar, pero sucede cuando la luna está en su apogeo, es decir, más lejos de la Tierra en su órbita elíptica y por tanto su disco es menor que el del sol y a pesar de estar frente a él queda un anillo porque el sol se ve un poco más grande. El tercero es un eclipse parcial, que es cuando uno está fuera del eje donde se presentan los eclipses y no ve que se oculte todo el sol sino una porción del mismo.

 

Creación: El Imparcial de Oaxaca

 

En Oaxaca, el próximo eclipse solar del 14 de octubre será considerado parcial. “El eclipse anular va a verse, aquí en México, solamente en la península de Yucatán. Pero para nosotros (las y los oaxaqueños) el sol va a ser ocultado en un 70 por ciento por la luna”, explica el especialista.

Independientemente del tipo de eclipse que ocurra, cualquiera es importante, dice Zavaleta, en tanto es un fenómeno que se presenta dos o tres veces al año, pero no siempre son perceptibles por la humanidad, al ubicarse en zonas de mar o en la Antártida.

En México tenemos la fortuna de que vamos a ver dos eclipses: el anular del 14 de octubre y el total, que veremos parcial, el 8 de abril de 2024”.

El presidente de la Sociedad Astronómica remarca que aunque este es un “espectáculo maravilloso” que hay que ver, esto tiene que ser con mucho cuidado. Y es que incluso en un día normal el sol puede causar daños en los ojos, pero esto es mucho mayor cuando se trata de eclipses.

Emite radiación infrarroja, radiación ultravioleta, y eso puede generar daños en la retina y la córnea”, explica quien llama a la población a no recurrir a métodos caseros que no garanticen la seguridad sino ir a sitios como el observatorio municipal de Oaxaca de Juárez o a planteles del CECYTEO. “Observarlo directamente es un daño seguro a la vista e instantáneo”, remarca.

¿Qué no hacer? Zavaleta aclara que por ningún motivo se trate de ver el eclipse con lentes de sol, vidrios ahumados ni ver el reflejo del sol en el agua o con placas veladas de radiografías, entre otros. “El reflejo (del agua) también contiene mucha radiación ultravioleta e infrarroja y eso es muy dañino”, apunta.

 



 

¿Cómo se produce un eclipse anular?

 

A diferencia de los eclipses totales de Sol, durante un eclipse anular la Luna se encuentra más lejos de nuestro planeta y, por lo tanto, su tamaño aparente es menor al del disco solar. Incapaz de cubrirlo en su totalidad y provocar una oscuridad momentánea, en el punto máximo de los eclipses anulares es posible observar durante algunos minutos un ‘anillo de fuego’, producto del disco solar sobresaliendo alrededor de la Luna, que continúa inmersa en la oscuridad.

 

Los eclipses para los mayas

 

El eclipse anular del 14 de octubre será especialmente visible en la península de Yucatán, la región donde los antiguos mayas, observadores metódicos del cielo nocturno, construyeron templos, desarrollaron calendarios y edificaron ciudades en función del movimiento de los astros en la bóveda celeste. El sábado antes del mediodía, el camino de la Luna sobre la bóveda celeste coincidirá con el del Sol, un fenómeno que, desde la cosmogonía prehispánica, era considerado un mal augurio. “Siendo el Sol la fuente principal de vida, luz y calor, para los pueblos mesoamericanos cualquier fenómeno que provocara una apariencia del astro diferente a la cotidiana era motivo de profundo temor”, explica Jesús Galindo Trejo, doctor en Astrofísica e investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------