Google está desarrollando la computadora cuántica más potente del mundo |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Tecnología

Google está desarrollando la computadora cuántica más potente del mundo

Google quiere ser el líder del naciente campo de la computación cuántica con su nueva supercomputadora.

Google está desarrollando la computadora cuántica más potente del mundo | El Imparcial de Oaxaca

El laboratorio Quantum AI de Google presentó un avance de su nuevo súper procesador Bristlecone, que forma parte de un proyecto que busca desarrollar una computadora cuántica universal, que “se pueda usar para resolver problemas del mundo real”. Bristlecone es un procesador cuántico que mostraron en la reunión anual de la American Physical Society en Los Ángeles, California.

“Para que un procesador cuántico pueda ejecutar algoritmos más allá del alcance de las simulaciones clásicas, no solo requiere una gran cantidad de qubits. Fundamentalmente, el procesador también debe tener bajas tasas de error en lectura y operaciones lógicas, como compuertas simples y de dos qubits”, indicaron en Google.

La información en las computadoras cuánticas se almacena en qubits (bits cuánticos) que pueden adoptar simultáneamente valores de 1 y 0 (superposición). Hasta ahora, los expertos consideraban que una computadora cuántica de 50 qubits sería suficiente para superar a cualquier supercomputadora actual, pero IBM (la compañía más avanzada en el desarrollo de tecnología cuántica) demostró el año pasado que, para algunas funciones específicas, se necesitarían por lo menos, 56 qubits. Sea como sea, hasta el momento sólo se ha logrado estabilizar una computadora de 9 qubits, por que cada uno de los bits cuánticos tiene una tasa de errores enorme, y estabilizarlos es sumamente complejo.

Para evitar meterse en problemas, Google ha decidido que su supercomputadora cuántica sea de 72 qubits. Con el poder de 72 qubits, Google sostiene que podrán lograr la pretendida “supremacía cuántica”, cuando este tipo de computadoras supere a las máquinas basadas en silicio.

El objetivo de Bristlecone es proporcionar un banco de pruebas para investigar las tasas de error del sistema y la escalabilidad de la tecnología de qubits, así como aplicaciones en simulación cuántica, optimización y aprendizaje automático. Es decir, el procesador de Google tiene como objetivo limitar la tasa de error de los cálculos de su potencial computadora cuántica, y sostienen que su objetivo es estar cerca del rango de menos del 1% de errores.

El laboratorio Quantum AI de Google sostiene que su meta a largo plazo es construir una computadora cuántica de cientos de millones de qubits y una tasa de error inferior al 0.01%. Pero saben que es un objetivo que tardará, por lo menos, varias décadas. La industria puede tardar décadas en conseguirlo, incluso si asumimos una “Ley de Moore” de algún tipo para las computadoras cuánticas.

 

 

Relacionadas: