Los riesgos de almacenar gasolina en casa |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Los riesgos de almacenar gasolina en casa

Autoridades advierten que guardar gasolina en casa puede ser un peligro para la salud

Los riesgos de almacenar gasolina en casa | El Imparcial de Oaxaca

El desabasto de gasolina que se vive en México ha causado que los ciudadanos realicen compras de emergencia y busquen almacenar gasolina en garrafones y bidones.

Sin embargo, Petróleos Méxicanos (Pemex) advierte que esta práctica puede ser nociva para la salud. Conoce a continuación las consecuencias.

Riesgos de almacenar gasolina

En un comunicado, Pemex hace un llamado a la población para no adquirir ni almacenar combustibles en recipientes como bidones o garrafones no diseñados para ese propósito.

La gasolina es un solvente tóxico, inflamable y sus vapores emanan con pocos grados centígrados, provocando graves daños en la salud.

Algunos de los más comunes son:

Enrojecimiento y ardor en los ojos

Desprendimiento de retina y ceguera

Pérdida del oído

Pérdida del olfato

Cáncer en combinación con los rayos del sol

Diarrea

Vómito frecuente y perforación del esófago

Además, tan solo una chispa cerca de estos depósitos generaría un grave incendio que llevaría a accidentes catastróficos.

En caso de contacto con la piel, la gasolina puede causar agrietamiento, irritación y dermatitis, porque remueve la grasa natural que protege a este órgano.

Almacenar gasolina en envases de jugo o refresco reprenta un riesgo para los niños, ya que podrían consumirlo por accidente.

Pero eso no es todo, inhalar constantemente los vapores de la gasolina puede hacer que sus componentes entren al torrente sanguíneo y dañen órganos como el hígado y los riñones.

Al respecto, la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades, indica que la exposición a los vapores de la gasolina puede irritar los pulmones y el revestimiento del estómago.

En el sistema nervioso también puede causar daños, ya que provoca mareos, alucinaciones visuales y auditivas, pérdida de memoria y afectaciones en la capacidad intelectual.

En caso de manipular la gasolina, es importante usar cubre bocas y guantes para evitar que la piel la absorba. Si hay intoxicación accidental hay que acudir de inmediato al médico y nunca usar remedios caseros o inducir el vómito.

 

 

Relacionadas: