Lloran a verdaderos hombres de ley
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Lloran a verdaderos hombres de ley

Padre de uno de los policías de la SSP lamenta la situación del Policía en Oaxaca, cuyos integrantes son enviados a un matadero sin buen adiestramiento, armamento y una buena patrulla

  • Lloran a verdaderos hombres de ley
  • Lloran a verdaderos hombres de ley
  • Lloran a verdaderos hombres de ley
  • Lloran a verdaderos hombres de ley

Frente al ataúd de Bryan de Jesús, acaecido en cumplimiento de su deber en Los Coatlanes, don Felipe llora y lamenta, además de la irreparable pérdida de su hijo, la triste situación de la Policía de Oaxaca, en donde uniformados son enviados a un matadero, sin un buen adiestramiento, un buen armamento, ni una buena patrulla.

 

El lamento

“El policía no va ni bien amaestrado ni bien armado, ni con los elementos suficientes para hacer un enfrentamiento a 40 o 50 personas, es lo más triste que manden a una o dos patrullas con 5 elementos y a veces sin combustible, con una batería que no sirve, la verdad da tristeza ver que mandan a todo los elementos a este tipo de situaciones y los mandan sin los recursos necesarios para tener un enfrenamiento” (Sic.), declara el padre de Bryan, un joven de 22 años, originario de Cuilápam de Guerrero que perdió la vida durante una emboscada en un recorrido de seguridad y vigilancia efectuado el pasado viernes en San Vicente, Coatlán, Miahuatlán.

“La gente que lo hizo no tiene idea que termina con una familia, que acaba con un policía que cumple con su deber, porque el policía no va a ir a matarlos, sólo hace presencia, el policía no va ni siquiera con los elementos suficientes para hacer un enfrentamiento, lástima que los agarraron a la mala”, asenta Felipe.

Bryan dejó en la orfandad a dos niños, un bebé de 7 meses de edad y otro de 5 años.

Don Felipe dijo que perteneció también a las fuerzas armadas, por ello sabe que su hijo daba lo mejor de sí para cumplir con el deber, aun cuando en la corporación se les envía con chalecos que dan tristeza.

“Pido que después de todo esto, atrapen a los responsables que a veces es lo más difícil por muchas situaciones, y que equipen más a los policías, les den más combustible porque se gastan más en un sepelio que para ellos sería más fácil, pero la verdad andan pidiendo limosnas para ponerle gasolina.

“Pido una policía mejor equipada, mejor adiestrada, que no manden a policías así nada más, que tengan conciencia los mandos”, exige el padre que siempre supo la situación deplorable con la que su hijo trataba siempre de cumplir con su deber al igual que lo hacen miles de la tropa.

Despiden al joven policía

Esta tarde, Cuilápam de Guerrero da el último adiós a uno de sus habitantes, a un joven que entregó su vida cabalmente en la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO).

El pasado sábado, la dirección de la Policía Estatal rindió un homenaje póstumo a los policías Máximo Medrano Onofre; Hildeberto de Jesús Flores Ibáñez; Pedro López Ramírez; Bryan de Jesús Talledos Toribio y Germán Jiménez López, asesinados en emboscada.

Al igual que Cuilápam se encuentra de luto, también lo están San Pablo Huixtepec, Cuicatlán, Puerto Escondido y Ejutla de Crespo, de donde eran los policías estatales.

Los uniformados muertos y otros dos lesionados, realizaban un patrullaje en la zona en donde se construye la súpercarretera, en el tramo que va de Yogana a Puerto Escondido, luego de una serie de robo de materiales para construcción e intento de robo de maquinaria pesada que se reportó con anterioridad.

Las patrullas con número económico 1730 y 1718, son testigos mudas de los disparos de arma de fuego que a diestra y siniestra les hacían de diferentes puntos de la maleza.

“Hay enojo e irritación. La irritación la compartimos porque aunque la policía iba con el equipo táctico y armada, fue un ataque ventajoso y deleznable”, dijo durante la ceremonia el Secretario de Seguridad Pública, Raúl Ernesto Salcedo Rosales, declaración que contrasta con la de don Felipe, quien ahora llora la muerte del mayor de sus hijos.

 

Relacionadas: