Dan brutal paliza a señalado de robar celular en Central de Abasto de Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Policiaca

Dan brutal paliza a señalado de robar celular en Central de Abasto de Oaxaca

Golpean hasta cansarse a acusado de robar un teléfono celular en la Central de Abasto; policías municipales lo rescatan para que reciba atención médica

Dan brutal paliza a señalado de robar celular en Central de Abasto de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

La golpiza de su vida sufrió Teobaldo, de 26 años de edad, al ser retenido y golpeado por comerciantes de la Central de Abasto. Aseguran que trataba de escapar con un celular que le había arrebatado a una mujer cuando lo capturaron y fue rescatado por elementos de la Policía Municipal, quienes se encargaron de que fuera trasladado para recibir atención médica, en tanto la afectada no denunció el hurto.

Alrededor de las 16:00 horas una mujer de 30 años de edad caminaba en el área de comida de la Central de Abasto. Al recibir una llamada sacó el celular de su bolso y contestó la llamada sin tener precaución.

La mujer caminaba en el área del pan, al mismo tiempo un joven, se acercó y de manera violenta le arrebató el teléfono que llevaba en las manos.

Una vez que tuvo el teléfono en sus manos trató de escapar del lugar, en tanto, la mujer asustada gritaba que la ayudaran, “auxilio, se roba mi celular, ayúdenme por favor, agárrenlo”, insistía desesperada y pedía apoyo a los comerciantes y usuarios del centro comercial.

Los comerciantes al escuchar los gritos de auxilio salieron atrás del joven acusado de ladrón, éste sólo corrió unos metros y fue retenido por los captores, quienes empezaron a golpearlo.

Los gritos de Las Pájaras, como se le conoce a un grupo de comerciantes del Mercado de Abasto, comenzaron a resonar entre todas, “vamos a lincharlo, vamos a colgarlo, a encuerarlo para que aprenda a respetar las cosas de las personas”.

Poco a poco llegaban más personas con palos quienes le pegaban mientras el joven permanecía sentado, con temor sólo se llevaba las manos a la cabeza en un intento por protegerse.
Bañado en sangre, el joven permanecía en el lugar sin atreverse a moverse, mientras seguían los golpes.

No se sabe quién avisó a los cuerpos de seguridad, pero a los pocos minutos de la paliza llegaron elementos de la Policía Municipal, quienes llegaron a dialogar con los inconformes.
Los comerciantes comenzaron a exigirle que entregara el teléfono que había robado, pero al joven explicaba que no era el ratero, “yo no tengo nada señora, me están confundiendo yo no robé nada”, insistía, lo que arreciaba el enojo de los comerciantes, los alteraba ver que negaba la acusación y lo seguían golpeando.

Los uniformados al darse cuenta que los comerciantes e inconformes podían lincharlo, decidieron dejar el diálogo de lado y rescatarlo.

Llevaron al joven hasta la ambulancia de los paramédicos del grupo voluntario Halcones, quienes le brindaron los primeros auxilios, mismos que al diagnosticar que sus lesiones eran de consideración lo trasladaron a un hospital.

En tanto, la mujer a quien le robaron el celular, decidió no levantar cargos en contra del joven acusado del hurto.

 

Relacionadas: