Derecho: Posgrados caros y "chafas" en la UABJO |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Derecho: Posgrados caros y “chafas” en la UABJO

La opacidad en los ingresos de la Universidad es también un problema, en este nivel académico en que las aulas son inapropiadas, los grupos tienen sobrecupo y critican limitaciones en la cátedra por parte de los académicos

  • Derecho: Posgrados caros y “chafas” en la UABJO
  • Derecho: Posgrados caros y “chafas” en la UABJO
  • Derecho: Posgrados caros y “chafas” en la UABJO

Los datos

49

posgrados ofrece la UABJO

5

doctorados

29

maestrías

15

especialidades

5

posgrados están inscritos en el padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt

Costos de ser maestro por la UABJO

78 mil pesos

Facultad de Arquitectura “5 de mayo” Maestría en Restauración Inscripción de 3 mil pesos y 18 mil pesos el semestre, más los 2 mil 500 a 3 mil pesos de curso propedéutico.

74 mil pesos

Facultad de Contaduría Maestría en Fiscal

16 mil pesos

Facultad de Contaduría Seminario de titulación de maestrías

150 mil pesos

Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UABJO Maestría en Derecho Procesal Acusatorio

74 mil pesos

Universidad Regional del Sureste (URSE) Maestría en Derecho Procesal Acusatorio

Las altas cuotas que rebasan el costo de posgrados en algunas universidades privadas, el manejo discrecional de los recursos y la falta de transparencia en las maestrías y doctorados de la Facultad de Derecho de la UABJO, ponen en entredicho la calidad de los mismos y la posible complicidad de las autoridades.

Alumnos y egresados de posgrados de esta unidad académica que tiene la mayor matrícula estudiantil de la Universidad y al año capta más de 20 millones de pesos en inscripción y reinscripción, afirmaron que el costo de una maestría o doctorado en esta Facultad rebasa los 150 mil pesos.

Sin nivel ni planes de estudios, como los calificaron algunos de los alumnos que prefirieron omitir su nombre por miedo a represalias, los posgrados en Derecho tampoco muestran con anticipación los perfiles de los académicos que participarán cada semestre.

 

Denuncian irregularidades en la Maestría del sistema procesal penal acusatorio

Esta situación fue denunciada apenas en 2017 contra la Maestría del sistema procesal penal acusatorio, que concluyó este año.

Algunos de los egresados afirmaron que las irregularidades detectadas los obligaron a generar un documento de denuncia que dirigieron a las autoridades de la Facultad y de la Universidad, sin respuesta a la fecha.

La mayoría, confiados en las promesas de obtener la información requerida vía correo electrónico o en los primeros días de haber iniciado la maestría, realizaron el primer pago de 5 mil pesos para la inscripción.

Esta misma cantidad pagaron para la reinscripción de cada semestre, que se sumó a los 18 mil pesos que erogaron cada seis meses por dos años.

Otra irregularidades que los pagos se hicieron en efectivo en la Coordinación de Posgrado de la Facultad, donde entregaron recibos sin número de folio, que expidieron solo cuando los alumnos pidieron comprobantes.

Así también, la Maestría inició con al menos 70 alumnos, entre ellos una enfermera y un ingeniero, cuando en otras instituciones el cupo de alumnos no rebasa los 25 alumnos.
Al final aproximadamente 50 terminamos la Maestría, pero supimos que otros 50 más obtuvieron el diploma sin haberse parado en las aulas; es decir, pagaron por el documento, señaló uno de los denunciantes.

En el documento que enviaron a las autoridades universitarias el 26 de junio de 2017, y cuyas copias están en poder de El Imparcial, se expone que en el caso de la maestría, las clases iniciaron en las instalaciones de la Facultad de Contaduría, en un salón sumamente chico.

Señalaron los denunciantes que dicha situación de hacinamiento era antipedagógico e inhumano, porque permanecían sentados más de tres horas y sin ventilación. Posteriormente, los ubicaron en otras sedes, que incluyó la misma Facultad de Derecho, pero en Ciudad Universitaria.

Se advierte claramente que no hubo un límite máximo de admisión, a pesar de que en la convocatoria se advirtió que esa Maestría era de cupo limitado (aunque no dijeron de cuántos), expresaron.

Del costo de cada semestre, los quejosos aseguraron que éste era muy elevado para una Universidad pública, pues esta Maestría no se encuentra inscrita en el Conacyt como un posgrado de alto nivel y tampoco está reglamentado ese precio”.

Tampoco cuenta con programas y carece de un claustro de docentes de excelencia.

En ese mes y año de la denuncia, los alumnos firmantes aseguraron el bajo perfil que mostraron los primeros ponentes, con poca experiencia en la materia de los juicios orales.

Además, el coordinador del Posgrado, Alexander Pérez Carrera, no contaba con título de Maestría en 2017 cuando los estudiantes realizaron la queja que realizaron a través de un documento entregado a rectoría, aunque para 2019, Pérez Carrera ya cuenta con dicho grado académico que obtuvo este mismo año, de acuerdo a la información oficial contenido en el Registro Nacional de Profesionistas.

 

Captan de 6 mdp por Maestría del sistema procesal penal

Los denunciantes habían afirmado que ya no pagarían más cuotas hasta que no obtuvieran instalaciones adecuadas y una cuenta bancaria oficial de la Universidad para hacer los depósitos, pero la mayoría desechó la amenaza al considerar la inversión que ya habían realizado en los primeros semestres.

A esta situación se suma que varios optaron por no titularse de la Maestría, porque tan solo en el curso de titulación de un mes sería de 30 mil pesos por cuatro sábados, más otros 30 mil por derecho a examen y al menos 15 mil para lograr el dictamen.

Tan solo en esta Maestría de la Facultad de Derecho, las autoridades habrían recaudado más de 6 millones de pesos por los 50 alumnos, si todos concluyen el proceso de titulación.

 

También hay irregularidades en Doctorado

Alumnos del Doctorado en Derecho también mostraron inconformidad, al coincidir en que las instalaciones no eran las adecuadas al inicio de este posgrado, del que cuestionaron el reconocimiento de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior del Conacyt.

También nos encontramos inconformes con la forma de pago, ya que las cantidades que le hemos entregado a la Coordinación de Posgrado no se realiza a través de una cuenta oficial bancaria sino se entrega físicamente, sin un folio oficial.

 

 

Maestría en Contaduría, deja mucho que desear

Para algunos alumnos de la Maestría en Ciencias Empresariales de la Facultad de Contaduría, el primer semestre concluido dejó mucho que desear.

Aunque la comparación de precios con otras instituciones privadas del nivel superior los llevó a elegir la UABJO para una Maestría, los primeros meses apenas anuncian lo que vendrá en los demás.

De inscripción en esta Maestría, los alumnos pagaron 6 mil pesos, más 14 mil que pagarán cada semestre, más 500 pesos de reinscripción.

Yo comparé con otras universidades y me pareció más barata, pero la verdad no sé qué tan buena sea. Las instalaciones están descuidadas y los ponentes no se me hacen tan buenos. Los primeros que han pasado no han sido nada exigentes.

En comparación con la Maestría de la Facultad de Derecho, en esta Maestría de la Facultad de Contaduría, el número de alumnos inició con 15, que han realizado los depósitos en una cuenta bancaria que aseguran es de la Universidad.

Hasta donde sabemos la titulación de la Maestría sale en 20 mil pesos y no sabemos si durante el proceso de estudio se incluirán otros gastos, señalaron.

Por esta Maestría se estima la captación de poco más de un millón de pesos, si la totalidad de alumnos se titula.

 

Oscurantismo y opacidad, sello de la casa

 

Además de los más de 100 millones de pesos que capta la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) cada año en procesos de inscripción y reinscripción, los posgrados son otro gran negocio.

Sin control ni supervisión de las autoridades desde hace varios años, en la institución superior apenas se conoce cuántos posgrados se ofertan cada año, pero se ignora el número de alumnos, el ingreso monetario ni el destino del dinero.

La opacidad queda en evidencia en el informe anual de los rectores en turno, pese a que la UABJO es una de las instituciones del nivel superior con mayor oferta educativa en esta materia, junto con el Sistema Estatal de Universidades de Oaxaca (SUNEO).

De manera pública, la UABJO solo informa de una oferta de 49 posgrados en diferentes sedes: cinco doctorados, 15 especialidades y 29 maestrías. Del total, solo cinco posgrados están inscritos en el padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Sin embargo, la situación en cada unidad académica se desconoce incluso en la Dirección de Posgrados de la máxima casa de estudios de la entidad, donde las diferentes unidades académicas no rinden informes.

En esta área no se cuenta con información a detalle sobre el costo de cada maestría, doctorado o especialidad de cada unidad académica, y mucho menos se conoce en qué se utiliza el dinero.

Tampoco se tiene el número de alumnos por posgrados, el cual solo se cuenta cuando hay elecciones de renovación de autoridades, y cuyos votos también son válidos como sucedió en 2012, cuando se contabilizaron 470 alumnos, de los cuales, el mayor número se concentraba en la Facultad de Derecho, con 244.

 

Grupos políticos obstaculizan transparencia

La división de grupos políticos de la UABJO que disputan el control de las unidades académicas, provoca que la información de cada una de ellas no se concentre en la Rectoría.

Las facultades, escuelas o institutos que son encabezados por algún sindicato o grupo político distinto a las direcciones o secretarías de la Rectoría, no brindan información a éstas a pesar de las solicitudes.

Estas áreas de la Rectoría son encabezadas por distintos sindicatos, que presentan dificultades al solicitar información a las unidades académicas que encabezan grupos contrarios.

La situación se vuelve complicada y poco transparente, al considerar que en la Universidad hay seis sindicatos: Sindicato Universitario de Maestros (SUMA), de Trabajadores y Empleados de la UABJO (STEUABJO), de Trabajadores Académicos de la Universidad de Oaxaca (STAUO), Independiente de Trabajadores (SITUABJO), Universitario de Académicos (SUA) y de Trabajadores de Confianza (SECUABJO).

Para algunas autoridades universitarias que prefirieron omitir su nombre, el recurso que se obtiene en cada unidad académica es utilizado por las mismas, sin intervención de la Rectoría en turno.

Se desconoce el dinero a dónde va a parar, pero se entiende que va al pago de profesores que imparten las maestrías, para el traslado y sus viáticos, expusieron, al reconocer que los grupos políticos no pueden trabajar unidos y en cada institución, estos influyen para proporcionar información.

 

Pocos ingresan a posgrados

En Oaxaca, de acuerdo a las autoridades educativas, apenas 20 de cada 100 estudiantes que ingresan a primaria llegan a la Universidad. De estos, se desconoce cuántos deciden entrar a un posgrado, al considerar que la mayoría empieza a buscar trabajo de manera inmediata y no todos los que egresan se titulan.

 

SUNEO y UABJO, con mayor número de maestrías

El director de Educación Superior de la Coordinación General de Educación Media Superior y Superior Ciencia y Tecnología, Marcial Efrén Ocampo Ojeda, explicó que tan solo para el ciclo escolar 2018-2019, se tuvo una matrícula de 2 mil 839 alumnos en especialidades, maestrías y doctorados. De estos, más del 50% en estudios de maestría. De la matrícula total, 1186 fueron hombres (42%) y 1653 mujeres (58% ).

Explicó que los estudios de posgrado se ofrecen en 43 instituciones de educación superior, de las cuales, 29 son públicas (67%) y 14 (33%) particulares.

Los programas ofertados se dividen en 28 de especialidad, 118 de maestría y 20 doctorado.

De los 2 mil 839 alumnos del ciclo 2018-2019, 2 mil 263 era de maestría (79.2%), 369 de especialidad (13.4%) y 198 de doctorado (7.4%).

Explicó que del total de instituciones públicas, son la UABJO y SUNEO las que tienen la mayor oferta de posgrados. La primera con el 21% y la segunda con 17%; el resto corresponde a tecnológicos con 5%.

 

Relacionadas: