Halla Auditoría de la Federación anomalías en Fondo para Servicios de Salud de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Halla Auditoría de la Federación anomalías en Fondo para Servicios de Salud de Oaxaca

El 35% de los recursos que el Gobierno Federal otorgó a la entidad en 2018 por medio del FASSA no se gastaron adecuadamente señala la Auditoría Superior de la Federación

  • Halla Auditoría de la Federación anomalías en Fondo para Servicios de Salud de Oaxaca
  • Halla Auditoría de la Federación anomalías en Fondo para Servicios de Salud de Oaxaca
  • Halla Auditoría de la Federación anomalías en Fondo para Servicios de Salud de Oaxaca

Un probable daño a la Hacienda Pública Federal por mil 446 millones 636 mil 900 pesos en el ejercicio de los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), principalmente en materia de servicios personales y adquisiciones, descubrió en Oaxaca la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su primera entrega del Informe de la Cuenta Pública 2018, divulgada el viernes.

Además, durante el 2018, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) realizaron pagos a 21 personas con nivel de jefatura que no acreditaron los estudios ni el perfil del puesto para el que cobraron, inclusive, se descubrió a una persona que ejercía como cirujano sin serlo.

Cabe señalar que la ASF indica que las recomendaciones y acciones que se presentan en este informe individual de auditoría se encuentran sujetas al proceso de seguimiento, por lo que en razón de la información y consideraciones que en su caso proporcione la entidad fiscalizada, podrán confirmarse, solventarse, aclararse o modificarse.

 

Mil 300 mdp en el limbo

Los SSO de Oaxaca dispusieron de tres mil 870 millones 462 mil 018.87 pesos para el pago de nómina durante el 2018, sin embargo, el reporte presupuestario sólo reportó dos mil 545 millones 845 mil 460 pesos por este concepto.

Por lo que se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de mil 324 millones 616 mil 558.87 pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la Tesorería de la Federación, destaca la ASF.

 

Personal sin perfil médico

Los recursos del FASSA en Oaxaca se utilizaron para pagarle a 21 personas que no acreditaron el perfil del puesto bajo el cual cobraron durante el ejercicio fiscal 2018, por lo que se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de ocho millones 933 mil 133.76 pesos más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la Tesorería de la Federación.

Además, 19 personas no acreditaron una especialidad en una de las áreas básicas de la medicina para ocupar los puestos de jefe de unidad en hospital, coordinador médico en área normativa “A” y supervisor médico en área normativa; un servidor público no acreditó el título de médico cirujano y un servidor público no acreditó el título y cédula de enfermera de nivel técnico.

 

Gestión ineficiente de los recursos

Por otra parte, se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 86 millones 469 mil 819.24 pesos más los rendimientos financieros generados hasta su reintegro a la Tesorería de la Federación, por haber omitido acreditar el pago de los recursos del FASSA al 31 de marzo de 2019, en los objetivos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud 2018.

Los recursos federales transferidos durante el ejercicio fiscal 2018, por concepto del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud al Gobierno del Estado de Oaxaca, fueron por cuatro mil 374 millones 660 mil 700 pesos, de los cuales mil 446 millones tuvieron observaciones, lo que equivale a 35.9 por ciento del total.

“En conclusión, el Gobierno del Estado de Oaxaca no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo, apegada a la normativa que regula su ejercicio”, detalla la ASF.
Oaxaca, con el mayor porcentaje de observaciones en el FASSA.

En el marco de una crisis en el sector salud, a nivel nacional, en donde Oaxaca no ha sido la excepción, con acusaciones de corrupción, malos manejos y despedidos masivos, el reporte de la ASF revela que de los recursos del FASSA, Oaxaca es la entidad federativa con la mayor cantidad de recursos presumiblemente mal utilizados.

En Oaxaca se observaron mil 400 millones de pesos que probablemente fueron mal utilizados, le sigue Chiapas, con mil 68 millones de pesos; Jalisco, con 417 millones de pesos y Campeche, con 339 millones de pesos.

En cuanto al porcentaje del total de recursos recibidos del FASSA al que la ASF realizó observación, en Oaxaca fue del 35 por ciento del total, el más alto a nivel nacional; en Chiapas del 25.7 por ciento; en Campeche del 24.8 por ciento y en Jalisco del 9.7 por ciento.

Ante la situación generalizada de malos manejos, la ASF propone “fincar responsabilidades, por medio de los Órganos Internos de Control, para aquellos servidores públicos que no transfieran al ejecutor o desvíen los recursos para objetivos distintos a los del fondo”.

 

SIN COMPROBAR USO DE 397 MDP DEL FAFEF

 

Con la revisión de una muestra de auditoría por mil 630 millones 312 mil 100 pesos, se constató que la Secretaría de Finanzas (SEFIN) transfirió recursos del Recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) 2018 a siete ejecutores por 391 millones 381 mil 100 pesos de los cuales no se proporcionó la documentación justificativa y comprobatoria del gasto.

Lo anterior lo reveló la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su primera entrega del Informe de la Cuenta Pública 2018. Oaxaca recibió del FAFEF un total de mil 731 millones 193 mil 100 pesos, de los cuales al 31 de diciembre de 2018, el estado pagó el 98.2 por ciento de los recursos transferidos y al corte de la auditoría, 31 de marzo de 2019, pagó 99.6 por ciento de lo asignado.

Adicionalmente, se determinaron 44 mil pesos no comprometidos, al 31 de diciembre de 2018, ni reintegrados a la Tesorería de la Federación (TESOFE) a más tardar el 15 de enero de 2019 y seis millones 549 mil 100 pesos no pagados, al 31 de marzo de 2019, ni reintegrados a la TESOFE a más tardar el 15 de abril de 2019.

Cabe resaltar que Oaxaca fue el segundo estado con el mayor monto observado, sólo por detrás de Nayarit, donde no se comprobó el uso de 422 millones de pesos; mientras que el tercer estado por observaciones es la Ciudad de México, con 258 millones de pesos.

“En conclusión, el Estado de Oaxaca no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas 2018”, destaca la ASF.

 

92 Millones en Observaciones en el FAM

En el ejercicio de los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), el Gobierno del Estado de Oaxaca incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente en materia de Ley General de Contabilidad Gubernamental y la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, lo que generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un importe de 92 millones 029 mil 300 pesos, destacó la ASF.

Las observaciones se dieron principalmente por parte del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed), organismo en donde se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 63 millones 069 mil 860.14 pesos más los intereses generados desde su disposición hasta el reintegro a la Tesorería de la Federación, por los recursos no pagados al 31 de marzo de 2019.

Además de 25 millones 946 mil 210.76 pesos no pagados por la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra).

 

Subejercen 42 MDP destinados para infraestructura educativa

 

De acuerdo a la primera entrega de la fiscalización de la cuenta pública 2018 por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), al 31 de diciembre de 2018, el Gobierno del Estado de Oaxaca no había ejercido recursos por 42 millones 534 mil 200 pesos, que representan el 11.1 por ciento de los recursos transferidos a Oaxaca que corresponden al programa Escuelas al Cien, que se utiliza para la mejora de las instalaciones de las escuelas públicas del país.

Lo grave del asunto es que hace apenas unos días, padres de familia y docentes bloquearon carreteras en el Istmo de Tehuantepec para solicitar la reconstrucción de escuelas que fueron dañadas por los sismos de septiembre; que a decir de los afectados, la reparación o construcción de las escuelas, está lejos de completarse.

El Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) fue el ejecutor de los recursos de este programa, que otorgó a Oaxaca un total de 384 millones 244 mil 400 pesos en 2018.

La ASF revisó una muestra de 232 millones 889 mil pesos, que representó el 60.6 por ciento del total del recurso transferido al Gobierno del Estado de Oaxaca. Es aquí donde el organismo auditor encontró que Iocifed incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente.

Esto generó un probable daño al Programa Escuelas al Cien, del ejercicio fiscal 2018, por un importe de un millón 049 mil 800 pesos, que representa el 0.5 por ciento de la muestra auditada.

 

Los recursos se utilizan donde no deben

El Informe Especial sobre el Programa Escuelas al Cien, en el que la ASF hace un balance de cómo y dónde se utilizan los recursos del programa Escuelas al Cien, lo que reveló que en Oaxaca, que el 63.1 por ciento del dinero se utiliza en escuelas que se ubican en el sector urbano, cuando según el documento, las escuelas con más rezago se ubican el sector rural.

La ASF puso como ejemplo el año 2016, cuando Oaxaca fue la entidad con el menor número de centros educativos fueron beneficiados con este programa, con 65, en contraste en Chiapas fueron 657 las escuelas beneficiadas.

“De los datos recabados, destaca el estado de Oaxaca, entidad que presenta un Rezago social Muy Alto (en infraestructura educativa) y cuya atención del programa es la más baja, ya que de los 11 mil 856 Centros de Trabajo con que cuenta sólo el 0.5 por ciento obtuvo beneficios del Programa”, rescata el informe.

 

Relacionadas: