Oaxaqueños depositan su esperanza en AMLO
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Oaxaqueños depositan su esperanza en AMLO

Cansados de las promesas que cada sexenio ofrecen los candidatos y los partidos, decidieron levantar su voz mediante sus votos y ahora confían en el nuevo proyecto de Morena

Oaxaqueños depositan su esperanza en AMLO | El Imparcial de Oaxaca
“Aunque a lo mejor ya no me toque ver los cambios, me siento orgullosa de haber participado en esto” Haydée Toledo Moreno

Oaxaqueñas y oaxaqueños que habitan en las colonias marginadas de la ciudad de Oaxaca, han depositado su esperanza por mejorar sus condiciones de vida en el gobierno que encabeza a partir de este 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador.

Miles de ciudadanos que habitan en estas colonias populares, conocidas como el cinturón de la miseria, donde se carece de los servicios básicos como pavimentación, alumbrado público, seguridad pública y salud, fueron quienes encabezaron el esfuerzo de lograr un cambio en el gobierno federal.

Cansados de las promesas que cada sexenio ofrecen los candidatos de los partidos tradicionales, decidieron levantar su voz mediante sus votos y ahora confían en el nuevo proyecto del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Salir de su casa representa todo un reto.

Anhelamos un cambio
A pesar de haber perdido sus piernas y el calvario que significa salir de su casa en silla de ruedas, la señora Haydée Toledo Moreno, hizo todo lo posible por acudir a las urnas para emitir su voto el pasado 1 de julio.

“El 1 de julio fui parte de los miles de mexicanos que anhelamos un cambio, debido a la diabetes hace algunos meses perdí mi piernas pero eso no me impidió para hacer valer mi voz mediante mi voto”.

Doña Haydée, de 75 años de edad, nació en el vecino estado de Chiapas pero por azares del destino, desde muy joven llegó a vivir en el municipio de Oaxaca de Juárez, donde laboró cociendo ropa para subsistir.

Su situación económica le impidió adquirir alguna propiedad, por lo que habita en una vivienda rentada en la parte alta de la colonia Margarita Maza de Juárez, de la agencia municipal de San Martín Mexicapan.

“Siempre me ha gustado trabajar, soy de las personas que nunca se rinden, ahora que fueron las elecciones mis hijos me decían que no saliera porque no tenía mucho que me habían amputado la segunda pierna, ese día me vinieron a visitar unos conocidos y les pedí que llevaran cargando”.

Consideró que la marginación en que se encuentran los mexicanos, obedece a la apatía y la corrupción en las instituciones de gobierno, ya que por años ha solicitado diversos apoyos gubernamentales, pero “siempre me niegan”.

“En mi taller tengo mis herramientas, pero como ya no tengo mis piernas ya no puedo trabajar, no les pido dinero a las instituciones, solo les pido que me ayuden a conseguir prótesis para pueda seguir trabajando, del apoyo que nos dan en el programa 65 y más, todo se va en medicamentos porque ya no llega completo”.

Explicó que al no poder moverse por sí misma, sus hijos se encargan de retirar el recurso en los cajeros automáticos, donde por comisiones le retienen 160 pesos y únicamente puede acceder con mil pesos mensuales.

Haydée Toledo, sobrevive actualmente con escasos 20 pesos al día, pero su entusiasmo de seguir contribuyendo por mejor país la fortalece para seguir hacia delante. “Aunque a lo mejor ya no me toque ver los cambios, pero me siento orgullosa de haber participado en esto”.

La familia Martínez Antonio, de la colonia Moctezuma.

45 años en el abandono
La familia Martínez Antonio, de la colonia Moctezuma, es otra de las que mantienen sus esperanzas en el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

A 45 años de habitar en la calle Quetzalcóatl, “parecieran que los años o que los gobiernos no han pasado por acá, llevamos más de 4 décadas pidiendo mejoras para nuestra colonia, para nuestra calle pero no hay gobierno que nos escuche”, señaló don Pedro Martínez de 75 años de edad.

La calle por donde recorren diariamente se encuentra en pésimas condiciones y al ser personas de la tercera edad, se les complica caminar por las veredas inclinadas donde no existe seguridad alguna, mucho menos alumbrado público.

Justina Antonio reyes, de 70 años de edad, esposa de don Pedro, refiere que cada temporada electoral los políticos acuden a la colonia a pedir votos con la promesa de mejorar sus condiciones de vida.

“Cuando terminan las elecciones aunque hayan llegado como presidentes municipales, diputados o senadores, ya no regresan hasta que vuelven a buscar hueso, eso ya no queremos por eso también esperamos que el verdadero cambio llegue con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Una de las demandas más sentidas de los ciudadanos es el mejoramiento en el sistema de salud pública, donde aseguran que no se cuenta con medicamentos que requieren las familias que no cuentan con seguro social.

“Nos dan el apoyo del programa 65 y más, recibimos mil 160 cada uno al mes, pero estamos gastando más de 2 mil 500 pesos en medicamentos porque en el centro de salud no hay, únicamente nos dan recetas para comprar y en las farmacias se quedan nuestros apoyos”, refirió doña Justina.

“Estamos contentos que por fin ya va cambiar el gobierno, tanto a nivel municipal como a nivel federal, siempre estábamos con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero nunca volteó los ojos hacia los pobres”.

Por su parte don Pedro, a pesar de su edad y las enfermedades que le adolecen, señala que está listo para aportar su granito de arena por mejorar las condiciones en su colonia.

“De joven, cuando estaba macizo me dedicaba a la albañilería, después fui a trabajar para empacar productos en una tienda departamental pero no se gana lo suficiente, aunque ya no tengo fuerzas en mis rodillas, si se tratar de sumar vamos a sumar”, destacó.

Estas familias forman parte de los 15 mil habitantes de la ciudad de Oaxaca que conforman el cinturón de la miseria, donde por años han carecido de los recursos básicos, mientras la riqueza se concentra en una mínima parte de la población.

Con el inicio del nuevo gobierno federal, los ciudadanos tienen la esperanza de ser escuchados para acceder a un mejor sistema de salud y en el mejoramiento de las infraestructuras urbanas para poder a una mejor calidad de vida.

 

 

Relacionadas: