La Suprema Corte confirma sentencia contra Google en México | Nacional
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Nacional

La Suprema Corte confirma sentencia contra Google en México

La Primera Sala de la Suprema Corte desechó un amparo en revisión promovido por Google Inc. y confirmó una sentencia en contra de esa firma tecnológica, que da competencia a jueces mexicanos para juzgar a compañías extranjeras.

La Suprema Corte confirma sentencia contra Google en México | El Imparcial de Oaxaca

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó una sentencia en contra de Google en México que da competencia a jueces mexicanos para juzgar a cualquier empresa con domicilio fuera del país y cuyos actos produzcan efectos en México. La Primera Sala desechó este miércoles un recurso de amparo solicitado por Google Inc., a través de su apoderada legal en México, Ana Rosa Bobadilla Gallardo, y con ello dejó en firme una resolución de 2016 que otorga competencia a los jueces mexicanos sobre compañías extranjeras.

El proyecto de la ministra ponente Norma Lucía Piña Hernández se decantó por desechar el recurso promovido por Google Inc. debido a que la compañía se dio por desistida el 24 de octubre pasado y por ello el recurso de revisión quedó sin materia. Los ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Jorge Mario Pardo Rebolledo y Arturo Zaldívar Lelo de Larrea votaron en favor del proyecto de la ministra, con lo que el amparo fue desechado por unanimidad y confirmada la sentencia que da competencia a los jueces mexicanos. El ministro José Ramón Cossío Díaz estuvo ausente durante la sesión.

“Ante un precedente tan importante, como el del Juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Civil en la Ciudad de México, Google decidió desistirse de su recurso ante la Primera Sala y conformarse con el principio pro persona”, dijo el abogado Ulrich Richter Morales, quien es el ciudadano que inició el litigio contra Google que este miércoles llegó a la Primera Sala. “Es un precedente muy importante en este mundo tecnológico”, dijo Richter entrevistado al término de la sesión.

Esta decisión de la Primera Sala robustece el criterio jurídico respecto a la competencia de los jueces mexicanos para juzgar a empresas con sede fuera del país y cuyos actos tienen repercusiones en los derechos fundamentales de los ciudadanos mexicanos. Confirma el principio pro persona en México, que significa dar prioridad a la protección de las personas y abre la posibilidad de juzgar a gigantes tecnológicos como Google en México. “Con esto se construye la verdad legal, que ya no admite recurso alguno”, dijo Richter.

Para el abogado, “los algoritmos de Google a lo mejor dijeron ‘Vamos a desistirnos’, pero eso significa estar de acuerdo con el criterio de la competencia de los jueces mexicanos”. Los ministros de la Primera Sala consideraron que, ante el desistimiento, ya no había materia y desecharon la solicitud de amparo de Google Inc.

El Amparo en Revisión 311/2016 analizado por la Primera Sala de la Suprema Corte es consecuencia de la demanda por daño moral que presentó Richter Morales contra Google Inc., Google México y Lino Cattaruzzi por la publicación de un blog difamatorio. Ante la negativa de Google para eliminar el blog, hospedado en la plataforma Blogger propiedad de la compañía estadounidense, Richter demandó por daño moral ante el Juzgado Octavo de lo Civil de la Ciudad de México.

Luego vino un recurso de Google en el que alegó que los jueces mexicanos no tenían competencia sobre la compañía, pues ésta tiene su sede en el Condado de Santa Clara, Estados Unidos, y por tanto está sujeta a aquella jurisdicción. Ahora, con la decisión de la Primera Sala, se confirma que los argumentos de Google Inc. son equivocados y que puede ser juzgada en México.

El caso del abogado Richter contra Google por daño moral sigue abierto en el Juzgado Octavo de lo Civil de la Ciudad de México y se prevé que sea resuelto a mediados de 2018.

Relacionadas: