Los bomberos de Oaxaca, héroes de carne y hueso |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Los bomberos de Oaxaca, héroes de carne y hueso

Soy bombero; cumpliré con el deber conforme a derecho, salvar vidas es lo primero, exponer mi vida si es necesario para salvar otra

Los bomberos de Oaxaca, héroes de carne y hueso | El Imparcial de Oaxaca

Para el sub comandante del Heroico Cuerpo de Bomberos, Julio Fermín Feria, el haber prestado sus servicios poco más de cuatro décadas en la institución es la satisfacción más grande de su vida; ayudar a la gente sin importar su condición social, “las personas humildes son las que más agradecen a los bomberos”.

Al principio se sufre como en todo, recuerda que cuando entró a la corporación se sufría de muchas carencias, tanto en el equipo de protección personal como en las unidades contra incendio y materiales “todo estaba muy limitado, todos sabían que se necesitaba, pero nadie ayudaba”.

Fermín Feria pidió a sus compañeros que le echen ganas, que no hagan caso de las críticas de la gente, porque nunca están contentos, se tiene que respetar la opinión del público, que trabajen y que hagan su labor, bajo nuestro lema “Sacrificio, Voluntad y Acción”.

En lo personal mi mayor logro es estar jubilado, hace 10 o 15 años nadie contaba con este beneficio; aunque todavía hacen falta muchas cosas que necesitan recibir los bomberos, en el caso de un accidente, no hay nadie que le pague, tiene que seguir trabajando con su incapacidad, acotó.

ENTRE MÚLTIPLES CARENCIAS

Así vivimos como 30 o 35 años, hasta que llegó el licenciado Maza, tuvo más apoyo de la superioridad, se cambiaron las unidades, se dotó de más equipo de protección personal y unidades. Ahora se cuenta con motocicletas para atención rápida, subrayó el oficial de bomberos.

Incluso, el sueldo era otro; afortunadamente, ha ido cambiando, existe alimentación para todos en las cuatro subestaciones, que antes no existía, se tenía que ir a la cocina de la policía en la prolongación de la calle de Xicoténcatl, en donde se encontraba el cuartel, ahí nos daban lo poco que nos podían dar.

Ahora un 90 por ciento se ha complementado la alimentación, uniformes, con la ayuda de otros países o estados de Estados Unidos, ayudan mucho al cuerpo de bomberos con unidades, todavía los bomberos que están en activo realizan sus actividades de una manera más sofisticada.

BOMBEROS CELEBRAN SU DÍA

Fue el año de 1954 cuando de manera extraoficial nació la Estación de Bomberos en la calle de Morelos; posteriormente, se ubicó en la prolongación de la calle de Xicoténcatl 1031. Hace años se creó la subestación Sur que se localiza en la calle de Jorge L. Tamayo, en el sector de la agencia de policía de Candiani, la cual se ha convertido en el centro de operaciones de la dependencia.

Los elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos del Gobierno del Estado celebran cada 22 de agosto su día con un desayuno, así como la entrega de varios obsequios; además de un ameno convivió en el que participan también los integrantes del Patronato de Apoyo a Bomberos.

Los integrantes de esta corporación se encargan de prevenir y combatir incendios de todo tipo, así también prestan el servicio de paramédicos en accidentes y participan en rescates cuando suceden los terremotos, inundaciones y huracanes, en diferentes turnos los 7 días de la semana.

TRABAJO POCO RECONOCIDO

La sociedad siempre admira el trabajo de los bomberos, pero nada más, incluso empleados de gobierno, aun cuando saben las necesidades que se tienen, casi no ayudan aunque tengan el poder, pero es muy difícil que den algún tipo de ayuda al Cuerpo de Bomberos, comentó el comandante.

La gente en los desfiles nos aplaude y nos grita, pero hasta ahí nada más, no son capaces de acercarse a ver que necesitan los compañeros o a los señores bomberos, todo queda en aplausos y satisfacciones para nosotros, porque no exigimos que nos den alguna recompensa o menciones honoríficas.

Para nosotros es mucho el reconocimiento de la sociedad, que el día 22 de agosto que se celebra a nivel nacional el Día del Bombero, nos llamaran por teléfono para hacer una felicitación a los integrantes del Cuerpo de Bomberos; sin embargo, casi nadie se acuerda de esta celebración, acotó.

INCOMPRENSIÓN SOCIAL

A veces, indicó Fermín Feria, tarda uno por estar verificando que las llamadas sean reales, el tránsito vehicular, así como los constantes bloqueos, a veces se pierde tiempo, la gente no entiende que no es cosa de uno, te critican, uno que quisiera volar, pero en el trayecto hay que cuidar la vida de los bomberos y de las unidades.

Hay que darse cuenta, reiteró, que a veces las unidades de emergencia de la Benemérita Cruz Roja, así como de bomberos y la policía, no pueden pasar por los cierres de las calles y carreteras, nos critican a nosotros, pero no se ponen a pensar a qué se debe que no se acuda con más prontitud.

Las personas que tienen una posición económica acomodada son las que dicen “es su trabajo, por eso le pagamos, no valoran el sacrificio que se hace”, en caso contrario la gente de escasos recursos económicos, “te abraza, te aplaude, te da las gracias, es la satisfacción más grande que puede uno sentir al cumplir con el servicio”.