Alza en el precios de los productos básicos golpea la economía de Oaxaca |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

La Capital

Alza en el precios de los productos básicos golpea la economía de Oaxaca

Aunque se busca evitar impactar la economía, los costos del flete y pasaje han obligado a su incremento

  • Alza en el precios de los productos básicos golpea la economía de Oaxaca
  • Alza en el precios de los productos básicos golpea la economía de Oaxaca
  • Alza en el precios de los productos básicos golpea la economía de Oaxaca
  • Alza en el precios de los productos básicos golpea la economía de Oaxaca
  • Alza en el precios de los productos básicos golpea la economía de Oaxaca

Numeralia

586

Pesos el cilindro de 30kg de gas LP

35

Pesos el kilo de limón

32

Pesos el kilogramo de huevo

14

Pesos el kg de plátano

Inició 2018 y los precios de diversos productos de la canasta básica se dispararon, sobre todo en la verdura, pan y tortilla, pues a pesar de que se busca evitar impactar en la economía de los consumidores, los costos del flete y pasaje han obligado a su incremento.

Doña Isabel sostiene que en el Mercado de Abasto los precios han aumentado en algunos productos, a pesar de que es la zona comercial donde se busca mantener el costo mínimo de cada uno de ellos.

“Nosotros no podemos subir el costo, la clientela sabe más o menos los precios que manejamos, no sabemos si en lo que resta del año se mantiene el incremento o es temporal, a veces en enero hay un reajuste pero vamos a esperar”, expresó.

Los precios de la canasta básica en 2018 tuvieron un incremento entre 20 y 50 por ciento, lo que significa un menor poder de adquisición para las familias mexicanas a la hora de comprar alimentos, como carne, huevo, frijol, azúcar, frutas y verduras.

En los pasillos del Mercado de Abasto la gente busca adquirir productos de buena calidad a precios accesibles; sin embargo, al cierre de 2017, el precio del tomate tuvo un incremento sustancial al pasar de los 55 y 60 pesos el kilo, cuando anteriormente estaba entre 20 y 25 pesos.

En un esfuerzo por mantener los precios, doña Catalina Vásquez explicó que “hasta donde se pueda van a evitar los aumentos”, pero ha habido un incremento sobre todo en la verdura.

Otro de los incrementos fue en el precio del limón que se oferta hasta en 35 pesos el kilo, el tomate bola subió el triple y otro el doble, por lo regular el kilo andaba entre 20 y 25 el kilo y anda hasta en 60 lo que es considerable, el limón está alto pero se ha mantenido entre los 30 y 35 pesos.

Otros artículos también han resentido alzas. Hasta el año pasado, un kilo de huevo costaba 23 pesos, pero a inicios de 2018 el precio pasó 32 pesos, esto es un incremento de 40 por ciento. Una lechuga cuesta entre 10 y 15 pesos, el kilo de zanahoria duplicó su precio a 14 pesos y el kilo de plátano se vende en por lo menos 14 pesos el kilo.

Asimismo, el uso de gas en el comercio implica que éstos aumenten los precios de los alimentos para subsanar el incremento que también se dio en el combustible desde los primeros días del año.

Los precios de los tacos de cecina y tasajo aumentaron en promedio dos pesos y ahora se venden entre 12 y 14 pesos cada uno, lo cual ha mermado por completo el poder adquisitivo de los asalariados.

En enero de 2017, el precio promedio nacional del gas era de 15.05 pesos por kilo y en los primeros cuatro días de 2018 es de 19.56 pesos, lo que significa un aumento de 30 por ciento, según cifras oficiales de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

De esta manera, el precio de un cilindro de 20 kilos es de 391 pesos y el de 30 kilos de 586 pesos, en promedio. Las estadísticas son reportadas a la CRE por las empresas autorizadas para distribuir gas licuado de petróleo y propano.

En noviembre del año pasado, un reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) señaló que durante el tercer trimestre de 2017 (julio, agosto y septiembre) cuatro de cada 10 familias mexicanas no pudo comprar la canasta básica con los sueldos que perciben.

 

Relacionadas: