San Mateo del Mar y su lenta recuperación | Istmo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

San Mateo del Mar y su lenta recuperación

Acusan que autoridades reaccionaron de manera tardía en este pueblo, ya que después de dos días del terremoto hicieron acto de presencia, cuando los pobladores ya estaban desesperados

  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación
  • San Mateo del Mar y su lenta recuperación

San Mateo del Mar, Oaxaca

A seis días de que ocurrió el sismo que sacudió a esa comunidad Ikoots, aún sus habitantes, no se logran reponer y de acuerdo con el recuento de daños que han hecho funcionarios estatales y federales suman más de 5 mil damnificados.
La ayuda para las familias es a cuenta gotas, muchos no tienen sanitarios para poder realizar sus necesidades fisiológicas, aparte de agua que se ha convertido en un problema para los pobladores.

Edén Pinzón, habitante de San Mateo del Mar, explicó que tuvieron que pasar más de dos días para que la ayuda comenzara a llegar y eso tenía a la ciudadanía en desesperación.

“Muchas casas de palma, adobe, ladrillo, madera y tejas se vinieron abajo, son casas que tienen muchos años y no resistieron los embates de la naturaleza”, expresó.

Desde Huazantlán del Río, Cuauhtémoc, Juárez, San Pablo, hasta la cabecera municipal, la suma de daños sigue creciendo.
Las familias han tenido que construir a un lado de sus casas pequeñas chozas para continuar con su vida habitual, en tanto la ayuda les llegue para que puedan edificar.

María se posa frente a su casa y con la mirada perdida, ve como el patrimonio de ella y la de sus hijos se perdió en un instante la noche de este jueves 7 de septiembre.

“No alcanzamos a sacar nada, solo salimos corriendo, porque teníamos miedo que se fuera a caer la casa encima de nosotros”.
En una paupérrima casita de trozos de penca y madera, así como un nailon que los cubre de las inclemencias del tiempo, así viven aquellos que perdieron todo.

En una sola calle hay por lo menos seis viviendas de teja y adobe que cayeron y algunas paredes de block, solo algunas personas que resultaron lesionados no de gravedad, son los que dan cuenta de cómo todo lo perdieron en un momento.

San Mateo del Mar

Tan solo en esa comunidad en sus tres secciones, habitan un promedio de diez mil habitantes, quienes precisaron que la iglesia San Mateo Apóstol, el Palacio Municipal, la Casa de Salud, sufrió daños de consideración.

Aparte de las más de 100 casas de adobe que se vinieron abajo sus muros y techos por ser antiguos y datan de hace 80 años.
Víctor Hidalgo, dijo que la mayoría de las casas que se vieron abajo, tras el paso del temblor, ahí vivieron sus antepasados.
“Muchas de las casas ya tenían más de 50 años en pie y no estaban bien cimentados para aguantar este sismo que fue catastrófico”, explicó.

Ahora, dijo el problema es que no todos pudieron sacar sus documentos como el título de propiedad para poder decirle a las autoridades que es su casa y que se les cayó.

En ese sentido, expresó que hay miedo y rostros desencajados que muestran el temor que aún siguen sintiendo sobre todo los niños y los adultos por las constantes réplicas que se han registrado.

Ayuda a las comunidades

Desde este lunes y martes, grupos de voluntarios, amas de casa, así como fuerzas armadas, han estado enviando ayuda, principalmente agua, alimentos y pañales para los damnificados de las seis agencias y la cabecera municipal.
En las agencias de colonia Juárez y San Pablo, el personal de la Secretaría de Marina ingresó para recorrer la zona, pero también para apoyar con la entrega de agua y víveres.

En San Mateo del Mar en Barrio Nuevo donde también hubo afectaciones, los grupos voluntarios llevaron ayuda con el cual permita poder subsistir durante los próximos días en tanto se restablezcan los servicios.

Sin escatimar esfuerzos, los voluntarios comentaron que esto ha sido también gracias a los donativos que hicieron los habitantes de Salina Cruz y otras comunidades.

Sin autoridad que pueda ayudar a los Ikoots

Desde enero hasta septiembre esa comunidad ha permanecido a la deriva y esto se vino a complicar más, ahora que no hay una autoridad y regidores que coordinen los daños y se pida la ayuda a las instancias gubernamentales y federales.

No tenemos un presidente y menos regidores en San Mateo, expresó Mateo Villalobos, exsíndico municipal quien relató que este año ha sido catastrófico para su pueblo, porque no hay ni quien apoye a los habitantes.

“Ya tuvimos como experiencia este temblor, no hubo nadie que nos apoyara con las ambulancias, las patrullas, todo está detenido porque no hay combustible en el ayuntamiento”, señaló.

A decir del también habitante que sufrió pequeños daños, consideró que las autoridades de los dos niveles de gobierno, deben de caminar por las zonas afectadas a ras de suelo y no en autos de lujo o helicóptero.

Realizan inspección funcionarios federales y estatales

El secretario de la Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano hecho un sobrevuelo de la zona y posteriormente ha inspeccionado algunas comunidades que resultaron afectados tras el paso del temblor que devastó a San Mateo del Mar y sus agencias.

Aunque, el funcionario quien sostuvo una reunión con los habitantes hizo el compromiso de estar atento, pero sobre todo a resolver los temas de agua potable, salud, alimentación.
Aparte de la reconstrucción de viviendas que resultaron siniestradas una vez que se realice el censo por el personal calificado para que tenga certeza jurídica.

De manera personal, está coordinando con algunos funcionarios de gobierno que se les entregue alimentos a las familias de manera directa sin politizarlos.

Pero para ello, el personal de la Secretaría de Marina será el responsable directo de donar desde víveres, agua y colchonetas para los damnificados.

Sección 22 llega a San Mateo del Mar

Desde temprana hora, los maestros de la Sección 22 a bordo de un autobús oficial y dos camionetas llegaron a las comunidades Ikoots para iniciar con la entrega de alimentos y despensas que recaudaron para sus paisanos de San Mateo del Mar.
Mediante cantos alusivos a “la sección sólo es una, no hay dos”, iban bajando los profesores y con el puño en señal de estar apoyando a las personas en situación de desgracia.

Wilmer Santiago, secretario de prensa y propagando, consideró en esta situación de desgracia por la que atraviesan sus paisanos de Juchitán, Ixtepec, Ixtaltepec, Tehuantepec, San Mateo del Mar y otros municipios la Sección 22 de la CNTE sumó esfuerzos para recolectar víveres y a la menor brevedad hacérselos llegar.

“La Sección 22 está en pie de lucha para apoyar a los paisanos del Istmo en donde azotó con mayor fuerza el sismo y quienes requieren de la ayuda necesaria”, señaló.

Indicó que hay comisiones en cada uno de los municipios por parte de la Sección 22 para apoyarlos en todos los sentidos, “no bajamos la guardia y estamos atentos al llamado que hace la sociedad”.

Relacionadas: