La refinería en el Istmo sobrevive con parches: Petroleros | Istmo
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología En la web Policiaca Cartones

Especiales

La refinería en el Istmo sobrevive con parches: Petroleros

Señalan la falta de presupuesto y mantenimiento como causa de la explosión de la casa de bombas de la Refinería que generó daños graves

  • La refinería en el Istmo sobrevive con parches: Petroleros
  • La refinería en el Istmo sobrevive con parches: Petroleros
  • La refinería en el Istmo sobrevive con parches: Petroleros
  • La refinería en el Istmo sobrevive con parches: Petroleros

Salina Cruz, Oaxaca

Erasto Luis de la Cruz, integrante de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP) señaló que la falta de mantenimiento y presupuesto para los equipos que operan en la Refinería Antonio Dovalí Jaime, pudo ser una de las causas que originó la explosión en la casa de bombas y que generó daños graves.

En entrevista, explicó que después de 50 días en que la paraestatal permaneció fuera de operaciones y que hace apenas un par de días reanudó, consideró que ha habido malos manejos de los recursos y eso ha provocado que no se administren adecuadamente.

Y añadió que “la Refinería tiene muchos años operando, no es la primera vez que llueve en el Istmo en esas magnitudes y cuando se presenta una contingencia, todos los petroleros estamos al pendiente para verificar que no hubiera algún daño que pusiera en riesgo a la planta y a nuestros compañeros”.

Reconoció que hace años, había un mantenimiento adecuado, porque se destinado un presupuesto importante para seguridad, operación y subsistencia a través de la contratación de personal capacitado y con experiencia.

El problema que se presentó el pasado 14 de junio, dijo que se debió a la falta de mantenimiento y la supervisión por parte de los responsables del funcionamiento de la Refinería.

Erasto, subrayó “pudo haberse evitado con una buena planeación y con recursos suficientes para darle mantenimiento al sistema de drenaje y los cárcamos, así como al sector de afluentes”.

Aunado, precisó que había aceite y gasolina flotando en el dique, sin embargo, con estos pronósticos negativos, la gerencia corporativa en vez de pedir que se parara la operación en todas las plantas hicieron caso omiso.

Sin embargo, lamentó que cuando sobreviene el accidente, es cuando ven realmente la magnitud del problema y de los daños ocasionados, debido a que no premeditaron y evaluaron los posibles riesgos.

“Ahí están las consecuencias de una mala administración, falta de atención e inspección por funcionarios mayores de Petróleos Mexicanos”, acentuó.

Aseguró que esta explosión vino a descubrir el estado tan deplorable con la que funcionaba la Refinería y solo de esa manera se dignaron a realizar pequeños ajustes que en nada benefician a la operatividad de la petrolera.

El también integrante del sindicato de la UNTyPP, reconoció que antes tenían en la Refinería gente experta que poco a poco se fueron liquidando o jubilando y eso permitió no darle continuidad.

Incluso, dijo que habían petroleros transitorios con experiencia que se le dejó de contratar, así también a personas que se les capacitó de manera prematura los fueron jubilando y otros más despedidos injustamente.

Al despedir a estas personas, no se cuenta en la actualidad con personas con experiencia para afrontar estos problemas que se presentan al interior del complejo petrolero y eso es grave, porque están en un constante riesgo.

Al reconocer que en toda la industria petrolera, sucede el mismo problema; como falta de presupuesto para mantenimiento, despido de personal capacitado y omisión entre los funcionarios de Pemex.

La Refinería, añadió no es obsoleta, pero si es de alto riesgo, por lo tanque requiere de mantenimiento constante que no se le da.

 

Pemex contrata compañías sin experiencia

Erasto Luis, admitió que la Refinería Antonio Dovalí Jaime requiere de atención correctiva, pero con personal calificado y capacitado que conozca de la materia.

Pero qué pasa, dijo “anteriormente era el petrolero de carrera el que hacía las reparaciones y quien operaba las plantas”.

Hoy en día, comentó que son compañías las que realizan la reparación y que en ocasiones contratan a obreros sin experiencia que no conoce la operatividad y hacen la chamba para que Pemex se ahorre una “lana”, pero las consecuencias ahí están a la vista de todos.

Entonces, afirmó “entonces en manos de quienes estamos, esta vez fue bastante complicado el incendio, pero no pueden esperar a que ocurra algo más grave para que le pongan atención”.

Ya no se lleva un programa adecuado los servicios que se le realizan a la factoría, sino que lo hacen como salga y sin medir los daños que esto puede generar.

La compañía, aseguró “por estar trabajando por un contrato, hace todo a la carrera y la falta de supervisión instalan materiales que solo los pintan y los venden como nuevo, pero después los daños son al doble”.

Estamos, finalizó, en un estado de vulnerabilidad por falta de dinero que la federación ya no destina y eso implica un grave riesgo no sólo para los que trabajan en la Refinería, sino para Salina Cruz y los municipios del Istmo.

Relacionadas: