¿Sufres miedo a la incertidumbre? Aprende a superarlo con estos consejos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Cuidados y Belleza

¿Sufres miedo a la incertidumbre? Aprende a superarlo con estos consejos

Para acabar con el temor a la incertidumbre debemos mentalizarnos.

¿Sufres miedo a la incertidumbre? Aprende a superarlo con estos consejos | El Imparcial de Oaxaca

¿Alguna vez has tenido un gran temor al futuro? Si así ha sido, tal vez hayas sufrido lo que se conoce como miedo a la incertidumbre.

Hay muchas situaciones en las que no sabemos qué va a pasar.

Si dejamos nuestro trabajo, ¿encontraremos otro? ¿Puedo arriesgarme a abandonarlo todo y optar por sacar adelante el proyecto que tengo en mente?

El futuro no sabemos nunca cómo será, pero el miedo a la incertidumbre nos puede paralizar y provocar que no salgamos de nuestra zona de confort.

¿Cómo superarlo?

1. Acepta el miedo a la incertidumbre y ponte en marcha
El miedo a la incertidumbre puede paralizarte, bloquearte y evitar que sigas adelante. Por eso, es importante que aprendas a aceptarlo y ponerte en marcha.

Es natural sentir temor a lo desconocido. Cuando nos arriesgamos, las cosas pueden salir mal o bien. No obstante, tenemos que quedarnos con el hecho de que, independientemente del resultado, vamos a aprender.

No te quedes pensando en lo que hubiera pasado si lo hubieses hecho, ¡mejor hazlo! Es mejor atreverse y errar que no hacerlo.

Como bien dice una frase muy conocida: “Es mejor arrepentirse de haberlo intentado que nunca haberse atrevido”.

2. Céntrate en el momento presente
Las prácticas de mindfulness te ayudan a centrarte en el momento presente y a darte cuenta de la gran cantidad de tiempo que le dedicas a los pensamientos sobre el pasado y el futuro.

Esto, en realidad, es una pérdida de tiempo e impide que disfrutes de todas las sensaciones que te ofrece la vida.

Comer, pasear, notar cómo la brisa eriza tus vellos, disfrutar de los colores… Todo esto lo pasamos por alto.

El miedo a la incertidumbre puede combatirse estando en el ahora. Dejando de pensar en lo que pasará mañana, en todas esas opiniones de la gente que nos lanzan para atrás.

¿Qué quieres ahora? ¿Quieres hacerlo? ¡Pues hazlo! Eso sí, ten muy presente las consecuencias que puede haber, porque esto evitará que caigas en el rol de la víctima.

Si tomas una decisión, tienes que saber que siempre va a haber consecuencias, sean estas buenas o malas.

3. ¡Confía más en ti mismo!
En ocasiones, nos falta confianza en nosotros mismos, ya sea debido a las inseguridades, los miedos o las opiniones que nos dedica nuestro entorno.

Si tienes una autoestima baja todo esto te sonará muy bien. Estás acostumbrado a dejarte llevar por las recomendaciones de los demás, a no hacer lo que en verdad deseas por miedo a las consecuencias, a ser rechazado y desaprobado.

No obstante, ¿vives para ti o para el resto de personas? Es importante que empieces a darle a tu vida la importancia que tiene.

Confía más en ti, en tus capacidades y lánzate hacia delante. Tienes mucho potencial, algo en lo que destacas. Si aún no lo has descubierto, ¡no esperes más para hacerlo!

4. Ante cualquier fracaso, trátate con cariño
Sería un error decir que siempre que nos atrevemos, ganamos. Es más, más veces de las que nos gustaría, fracasamos.

No obstante, esto no debe detenernos. El miedo a la incertidumbre a veces hace que concibamos los fracasos como un “por aquí no”. Pero… ¿y si por ahí, sí?

Muchos de los personajes que se han hecho famosos por sus innovaciones y creaciones, como Steve Jobs, tuvieron que enfrentarse a la incertidumbre y a los fracasos.

Así que no te castigues ni te culpes si las cosas no te salen bien a la primera. Aprende de los errores, porque serán la clave de tu éxito.

5. Encuentra lo que te motiva
Si tienes tanto miedo a la incertidumbre, quizás el motivo radica en que aún no has encontrado lo que verdaderamente te motiva. Porque, una vez lo hagas, seguro que nada te frena.

Para poder encontrar y saber cuáles son tus motivaciones, hacia dónde quieres dirigirte y qué quieres conseguir, tienes que conocerte a ti mismo. ¿Y después?

Después, empieza a ponerte metas a corto plazo. Verás que una sensación muy agradable te invade cuando llegas a ellas.

Eso sí, piensa siempre que las metas que te pones tienen que ser realistas. De nada sirve soñar con conseguir algo si es un imposible. Así solo acentuarás tu miedo a la incertidumbre.

Ahora que ya sabes todo esto, estás preparado para vencer tu miedo a la incertidumbre. Un miedo que no es real, que reside en tus inseguridades y es fruto de tus experiencias negativas.

¡Hoy puedes hacerle frente!

 

 

Relacionadas: