Quantcast

Especiales

La justicia para Bety y Jyri no llega

Por este doble homicidio se libraron 14 órdenes de aprehensión, de las cuales se han ejecutado 13; ninguna persona ha sido sentenciada
por Nathalie Gómez

Huajuapan de León.- Con la consigna Seguiremos aquí, Omar Esparza Zárate, dirigente del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAÍZ), asegura que la exigencia de justicia por el asesinato de su esposa Alberta Cariño Trujillo, defensora de derechos humanos y del observador finlandés Jyri Jaakkola, va a continuar.

"Siete años no es nada en este país", le expresaron los funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), pero desde la muerte de Bety Cariño, estos siete años para él lo han sido todo, las intimidaciones y el riesgo, han sido el pan de cada día.

Esa frase fue externada en la reunión de febrero pasado que sostuvieron con los funcionarios, en representación del Gobierno Federal.

A ella acudió también Satu Hassi y la eurodiputada y vicepresidenta del grupo de los Verdes, Ska Keller, quienes durante estos años han acompañado la exigencia de justicia para Bety Cariño y para Jyri Jaakkola asesinados un día como hoy, pero del año 2010 en una caravana de ayuda que se dirigía a la zona triqui.

"Durante estos largos siete años en nuestra exigencia de justicia no hemos estado solos, reconocemos el acompañamiento, la solidaridad, y el compromiso de las organizaciones y personalidades que se han unido a la exigencia de justicia que Bety y Jyri esperan", refirió.

Irregularidades en procedimientos legales

Por este doble homicidio se libraron 14 órdenes de aprehensión, de las cuales se han ejecutado 13; ninguna persona ha sido sentenciada.

En este proceso, destacó que se han archivado diversas averiguaciones que señalan a los responsables, las instancias presuntamente han escondido la verdad de lo que ocurrió en el ataque a la caravana para proteger a los autores, no sólo materiales sino también a los intelectuales de éste y otros crímenes más, cometidos en contra de defensores comunitarios en Oaxaca.

El mes pasado, denunció Omar Esparza, "el gobierno del estado de Oaxaca intentó realizar una maniobra legaloide para facilitar la excarcelación de Rufino, unos de los principales asesinos de Bety y Jyri, queriendo realizar una diligencia afuera de la sede del Juzgado de Garantías, en la Sala de Cabildo del palacio municipal de Huajuapan de León".

Sin embargo, destacó que la audiencia fue diferida gracias a la presión ejercida por más de 150 indígenas mixtecos, quienes tomaron la puerta del palacio municipal, con el fin de impedir "la maniobra".

Denunciaron otras irregularidades al afirmar que no hay un mecanismo eficiente para la protección de las víctimas y testigos.

"El gobierno busca simular un juicio descalificando las pruebas que señalan la responsabilidad de los agresores, mientras los testigos y víctimas que participaron en la caravana, han sido sujetos de acoso, amenazas permanentes, agresiones y todo tipo de hostigamientos", aseveró.

"Denunciamos que el gobierno del estado de Oaxaca está brindando un trato preferencial a estos asesinos. Alertamos del peligro de que sean liberados y con ello de perpetuar la impunidad de quienes el 27 de abril del 2010, emboscaron la caravana humanitaria que se dirigía a San Juan Copala, en la cual murieron nuestros compañeros Bety y Jyri", dijo.

Destacó que en estos siete años, han asistido a innumerables reuniones con todo tipo de autoridades, y pero se han encontrado con un muro de indiferencia, "de instituciones débiles y de las complicidades de autoridades federales, que no han querido ir al fondo para castigar a los perpetradores de este crimen".

Siete años de dolor, pero no de soledad

"Queremos agradecer en lo profundo de nuestros corazones a las comunidades indígenas donde tenemos entrañables amigas y amigos, quienes nunca han dejado morir la memoria de Bety y Jyri, y han estado presentes en cada momento de esta lucha por la justicia", expresó.

Otra parte de gran apoyo han sido los abogados, dijo, "reconocemos el valiente trabajo de los abogados, quienes incansablemente, con gesto de hermandad, se han mantenido en búsqueda de la justicia, así como de colectivos, organizaciones sociales, de derechos humanos, de mujeres, medios de comunicación y periodistas, amigos, amigas, y familiares, así como toda la solidaridad internacional, compañeros y compañeras que sin conocerles, nos han brindado su palabra, pensamiento, acciones".

Algunos de estos grupos van a participar en la marcha convocada para hoy en la capital de Oaxaca, la cual partirá de la Fuente de las Ocho Regiones a las 10:00 horas, para llegar al zócalo y protestar ante el Palacio de Gobierno.

"Nos movilizaremos para exigir justicia para nuestros muertos y demandar un alto total a esta política de hostigamiento y persecución en contra de los pueblos en resistencia, así como para demandar la libertad inmediata de todos los presos políticos en Oaxaca", detalló.

Y es que refirió que Oaxaca, además de ser un lugar de la digna resistencia, también es el estado donde más se agrede, encarcela, persigue y asesina a quienes luchan por los derechos de nuestros pueblos.

Tan sólo este mes, fueron asesinados dos dirigentes sociales por la lucha de la defensa de su territorio, en la región del Istmo de Tehuantepec: Benjamín Juárez José y José Alberto Toledo Villalobos.

También expuso que es permanente la agresión a comunidades que se oponen a las políticas de despojo y robo de sus territorios.

Encuentro por la vida

Como cada año desde que ocurrió el asesinato, en la comunidad de Chila de las Flores, municipio ubicado en la Mixteca poblana, la familia de Bety Cariño organiza una serie de actividades en la que participan diferentes colectivos.

Es un homenaje a Bety Cariño y Jyri Jaakkola que este 2017 se denomina "Encuentro contra la represión y por la vida; es el tiempo de las mujeres insumisas, es el tiempo de nosotros los pueblos".

Se hará los días 29 y 30 de abril; aunque el jueves y viernes se hará un mural en calles de Chila de las Flores, por parte de un colectivo.

El sábado a las 11:00 horas será la bienvenida y elaboración de una ofrenda por la vida, en memoria de Bety y Jyri, Salvador Olmos, radialista de Huajuapan de León, y las personas que murieron en el enfrentamiento policial el 19 de junio en Asunción Nochixtlán.

A las 11:30 horas se harán las mesas de trabajo denominadas Violencia de estado, despojo y desplazamiento forzado y Mujeres y hombres en defensa del territorio y la vida.