Ama tu trabajo y sé feliz creando con lo que te apasiona en la vida
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Ama tu trabajo y sé feliz creando con lo que te apasiona en la vida

Dicen que si amas lo que haces no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida. los que tenemos la dicha y la fortuna de hacerlo podemos constatarlo


Ama tu trabajo y sé feliz creando con lo que te apasiona en la vida | El Imparcial de Oaxaca

Esto no quiere decir que el trabajo no sea pesado, difícil o complejo, lo que quiere decir es que amas hacerlo la mayor parte del tiempo. Un problema común es que mucha gente no sabe qué es lo que le apasiona, lo que les hace vibrar, sentir vivos y/o no sabe cómo convertir su pasión en un trabajo. El trabajar por dinero nada más no es suficiente, aquel con pasión te hará feliz. La compensación económica viene por añadidura.

Otros tantos no saben que el trabajo se puede y se debe gozar, que el trabajo dignifica la existencia del ser humano y que es un medio para desarrollarte.

El profeta Jalil Gibran hace una profunda reflexión sobre el trabajo y dice: “el trabajo es el amor hecho visible”. Y que, si no puedes trabajar con amor y lo haces con disgusto, es mejor que no lo hagas. Dice que al trabajar con amor te integras con el otro y con Dios. Trabajar con amor es: “Tejer la tela con los hilos sacados de tu corazón como si tu ser querido debiera vestirla, es construir una casa con afecto como si tu ser querido fuera a habitarla es sembrar granos con ternura y recoger la cosecha como si tu bien amado debiera comer sus frutos”. Él enfatiza la importancia de estar orgulloso del trabajo que uno hace.

Malcolm Gladwell en su libro Outliers describe cómo la gente que se ha vuelto líder en su área o ha sobresalido por su éxito se debe a que le ha dedicado horas y horas a aquello que los hace excelentes y lo hacen por pasión, esa pasión los hace practicar y la práctica los lleva a la perfección. Dice que, para perfeccionar cualquier habilidad, en el campo que sea, debes trabajar en ello al menos 10 mil horas. Solamente puedes hacer esa cantidad de horas en algo que te apasiona. Desde Bill Gates hasta jugadores de futbol o los Beatles practicaron tantas horas que sobresalieron naturalmente en su campo.

Ahora bien, puede ser que el trabajo que tienes no te guste, pero lo necesitas. Puedes aprender y explorar algo que sí te guste e intentar incorporarlo o relacionarlo a tu trabajo, o cambiar de función dentro de la misma empresa. Habla con tu jefe y expón lo que podrías hacer. Si no estás contento no pares de buscar oportunidades.

Mucha gente se queda en trabajos que no les gusta porque no saben que el trabajo se puede disfrutar y peor aún no saben qué es lo que les gustaría hacer.

Hay que cambiar el chip. A veces la sociedad nos inculca que el trabajo debe ser visto como algo pesado, algo desagradable. Pensemos en lo reconfortante que es sentirse útil y productivo gracias a la labor que hacemos. Eduquemos niños con la mentalidad de la satisfacción y realización personal a través del trabajo, ayudémoslos a identificar desde pequeños qué es lo que les gusta y a desarrollar esas habilidades para que cuando tengan que elegir una carrera y después un trabajo sepan qué es lo que les gusta. Más aún, enséñales con el ejemplo.


 

Relacionadas: