Los retiran del zócalo de Oaxaca por rijosos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Los retiran del zócalo de Oaxaca por rijosos

Un grupo de hombres dedicado a ingerir bebidas de manera excesiva en el zócalo capitalino fueron retirados por la policía local tras agredir a los transeúntes


Los retiran del zócalo de Oaxaca por rijosos | El Imparcial de Oaxaca

Un grupo de hombres dedicado a ingerir bebidas de manera excesiva en el zócalo capitalino fueron retirados por la policía local tras agredir a los transeúntes.

Alrededor del mediodía fue realizado un reporte indicando a las corporaciones policiacas sobre personas que violentaban a los transeúntes que caminaban en el zócalo.

Efectivos de la Policía local se percataron que se trataba de un grupo de al menos cinco personas, todas ellas con aliento alcohólico y al parecer bebedores crónicos.

Luego de unos minutos de permanecer en ese lugar los uniformados retiraron a las personas agresivas.

Los hombres fueron invitados a irse del lugar y al salir, los efectivos la resguardaron para evitar que en el lugar destinado para la recreación de los oaxaqueños se viera violentada la seguridad.

Comerciantes indicaron que se trata de hombres y hasta mujeres que llegan a esta ciudad provenientes de otros estados con la finalidad de conseguir un empleo.

Mientras lo consiguen, algunos se dedican a ingerir bebidas en la vía pública, el tiempo pasa y la ingesta excesiva continúa hasta convertirse en bebedores crónicos.

Sin trabajo y al no tener a donde ir y sin poder retornar a sus lugares de origen terminan durmiendo en las calles o lugares concurridos como el zócalo capitalino.

Como único refugio se agrupan y viven en la vía pública con los riesgos que esto representa.

Aseguran que al paso del tiempo la agresividad se apodera de ellos, ya que se desesperan por conseguir alcohol.

“Piden una moneda regalada para poder comprar algo y comer, buscan residuos en los cestos de la basura y pedazos de cartones para cubrirse de frío”, comentó un bolero.

“A veces cuando nada de esto existe y ven la solución a sus problemas de la manera más sencilla, acuden al trago se adormecen y olvidan todo”, terció un vendedor de globos.