¡Muere en las garras del alcohol! | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

¡Muere en las garras del alcohol!

Un ama de casa que cayó en las garras del alcohol falleció en la calle luego de caer pesadamente en la calle; su hijo fue testigo del trágico suceso


¡Muere en las garras del alcohol! | El Imparcial de Oaxaca

Una mirada con gran tristeza y lágrimas en sus ojos se veían en un niño de 12 años, al perder a su madre víctima de las garras del alcohol, ya que era una bebedora consuetudinaria.

El cuerpo de la mujer quedó tendido en la banqueta, junto a un árbol, sobre a calle Félix Romero, en la colonia Sabino Crespo, a un lado de un negocio llamado Tacos Salvador. De acuerdo a las primeras pesquisas de las autoridades, la mujer caminaba en profundo estado de ebriedad y de repente cayó al piso, quedando derribada, por lo que, vecinos que se percataron del hecho de inmediato dieron avisa al personal del número telefónico de emergencias 911.

Paramédicos de la Cruz Roja Mexicana se movilizaron hasta el lugar señalado, en donde valoraron a la víctima que vestía de pantalón corto, blusa, chamara y estaba descalza, quienes luego determinaron que la mujer había fallecido.

Al confirma el deceso, integrantes de las Policías Municipal y Vial Municipal acordonaron el área, al mismo tiempo que alertaron al personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) del Grupo de Feminicidio, quienes realizaron las diligencias en el lugar, después ordenaron el levantamiento del cadáver e informaron a sus familiares, quienes a través de una funeraria la llevaron a su domicilio para velarla y posteriormente darle sepultura.

“Aquí es en donde se ven a los verdaderos amigos y no hay ninguno apoyando a la familia”, señaló una de las vecinas que conoció a doña Carmen, la mujer fallecida, vecina de la colonia Aurora.

Por otra, la señora Juanita manifestó que la ahora extinta, de entre 35 y 40 años, desde hace un par de años por problemas familiares cayó en las garras del alcohol, por lo que el mayor de sus hijos, de alrededor de 17 años y un familiar, se hicieron de su hermano de 12 años de edad, el cual llegó al lugar en donde murió su madre y lloraba desconsoladamente por la tragedia.

 


 

Relacionadas: