Acusan a la AEI de lucrar con la muerte junto con funerarias | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Acusan a la AEI de lucrar con la muerte junto con funerarias

Acusan de oscuros nexos entre integrantes de la AEI y de funerarias para sacar jugosas ganancias del dolor ajeno


Acusan a la AEI de lucrar con la muerte junto con funerarias | El Imparcial de Oaxaca

En un jugoso negocio se han convertido los decesos o fallecimientos de personas, por causas naturales o por hechos violentos, en la vía pública, ya que dicha situación es aprovechada por algunos agentes investigadores, quienes en contubernio con funerarias, pactan para que los familiares de las víctimas se vean obligados a tomar el servicio funerario que ofrecen, de lo contrario, los amagan que si no aceptan, les espera un proceso engorroso, burocrático, lento y más caro. No importando la condición socioeconómica de los deudos, quienes en su mayoría aceptan, creyendo que con ello el proceso se simplificará.

MODUS OPERANDI

En múltiples ocasiones personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) se ha visto envuelto o ha sido denunciado públicamente de tener nexos con empresas funerarias, haciendo negocio de las muertes de personas en la vía pública.

Ya que una vez que acontece un fallecimiento en la calle por cuestiones patológicas y hechos violentos (accidentes, homicidios, etc.), los agentes investigadores son los responsables de asistir para realizar las diligencias en el lugar de los hechos, una vez en el sitio de deceso, muchas veces antes, se comunican con la o las funerarias con las que están en contubernio, brindándoles domicilio, nombre del responsable a quien dirigirse y negociar el servicio. 

Si no lograr su objetivo los empleados de empresas funerarias se retiran y pasan al plan B, que está a cargo de los agentes investigadores, quienes se ponen el contacto con los familiares de las víctimas y les hacen ver lo tardado, burocrático, engorroso y caro que sale el proceso, para que les entreguen los cuerpos de sus familiares fallecidos, esto más lo costoso que implican los gastos funerarios, es por ello que les ofrecen una vía rápida y práctica, ya ellos se comprometen en simplificar el proceso legal y evitar la autopsia, además de brindarle el servicio de funerario, todo por tarifas ya que tienen establecidas y acordadas con sus cómplices.

Si los deudos no aceptan, los agentes investigadores los amagan con llevarse el cuerpo y entregarlo después de los días que sean necesarios, en tanto se llevan a cabo las investigaciones por el caso. Les hacen ver que vivirán un martirió para que les entreguen los restos de sus familiares.

Ante esta situación los deudos se ven en la imperiosa necesidad que aceptar la propuesta con tal de evitarse la burocracia y tramitología, y así supuestamente evitarse más gastos, problemas legales y pérdida de tiempo.

De acuerdo a fuentes cercanas, los agentes involucrados se llevan una jugosa ganancia por cadáver entregado a las funerarias, que va desde los 2 mil y hasta los 4 mil pesos en efectivo, según sea el caso.

CONSIGUEN CERTIFICADOS DE DEFUNCIÓN

Hasta en mil 500 pesos se vende un formato de defunción entre empresas funerarias, luego que estos se mantienen sin control por parte de las autoridades, aseguran fuentes cercanas a la AEI.

Debido a la presunta conexión que existe entre agentes estatales y empresas funerarias, los primeros que arriban a un lugar en donde fue reportada la muerte de una persona, es personal de estas empresas para pactar el servicio con los deudos, incluso, antes de la llegada de las demás corporaciones policiacas.

En ocasiones curiosos han presenciado como en zonas acordonadas los agentes estatales permiten el acceso a los trabajadores y unidades de empresas funerarias, en muchos casos son ellos quienes levantan el cuerpo y los trasladan a bordo de una carroza y no en el vehículo destinado para ello de manera oficial.

YA FUE DENUNCIADO EL CASO ANTE EL FISCAL 

El caso de la funerarias en contubernio con los agentes investigadores, un secreto a voces, fue puesto en manos de la Fiscalía General del Estado (FGEO) a cargo en ese entonces del ahora ex Fiscal General, Rubén Vasconcelos Méndez, sin embargo, debido a que se trataba de una situación extrema, quedó en el archivo muerto sin ser investigado.

Pacientes de hospitales públicos también son afectados al ser alcanzados por las acciones de estas personas encargadas de las diligencias en casos de decesos, sobre todo en el Instituto Mexicano del Seguro Social y en el Hospital General, Doctor Aurelio Valdivieso.

CORREN A LA PRENSA

Ante reportes de personas fallecidas, lo que más incomoda a los agentes es la llegada de comunicadores y reporteros, pues temen que sus artimañas en contra de los deudos se puedan poner al descubierto y dejar de percibir el efectivo extra que las empresas funerarias les proporcionan a cambio de sus favores.

LA PROFECO INFORMA

Al momento de adquirir un plan funerario, la Profeco recomienda confirmar que se trate de una empresa formalmente establecida a través de su registro en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; consultar en el portal de la Procuraduría su desempeño; comparar costos con otras empresas y revisar las condiciones del contrato para evitar cargos extras al momento de hacer efectivo el servicio.

En caso de que el proveedor no exhiba ni respete los precios, use publicidad engañosa, no entrega notas o comprobantes, condiciona o niega la venta o servicio, aplica cargos sin consentimiento, discrimina o selecciona personas e incumple con ofertas o promociones, así como con términos o condiciones de venta, se puede presentar una queja, ya sea a través de las Oficinas de Defensa del Consumidor, en el teléfono del consumidor, 55 5568 8722 y 800 4688722 en el interior del país.

O bien, en las redes sociales Facebook: ProfecoOficial, y Twitter: @Profeco @AtencionProfeco; y/o vía WhatsApp a los números 55 8078 0485, 55 8078 0488 y 55 8078 0344.