Primer Informe de Gobierno…
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Tocho Morocho

Primer Informe de Gobierno…

 

El Primer Informe de Gobierno se realizó entre bloqueos, sobresaltos, protestas, un enfrentamiento, agresiones a reporteros y la desaprobación de la ciudadanía. Ayer, el gobernador ALEJANDRO MURAT HINOJOSA acudió al Congreso del Estado para entregar el documento de su informe, además de escuchar el posicionamiento de todas las fracciones parlamentarias de la 63 Legislatura local. Ahí, integrantes de la sección 22 lo recibieron con una ‘cálida manifestación’ sin impedir el desarrollo del acto oficial. Al finalizar este acto legislativo, el mandatario estatal se trasladó al Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO), donde dio un mensaje. Ambas sedes lucieron con fuertes dispositivos de seguridad y filtros en las entradas ante los arranques de la mafia magisterial y por lo que se pudiera presentar. En la glorieta Lázaro Cárdenas, camino que lleva al centro de convenciones, se dio un enfrentamiento entre el sindicato Libertad y la s-22, que recién llegaba de la sede del congreso, ubicado en San Raymundo Jalpan “¡Que no pasen, son maestros!” (más eficientes que los cuerpos policiacos). ¿Entiende cuando me refiero a que el mismo gobierno crea grupos de choque para fines políticos y como agradecimiento les otorga impunidad? En esta jornada de protestas, integrantes del Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad de Oaxaca (STEUABJO) cerraron el crucero de Cinco Señores hasta el Periférico. Los normalistas no se quedaron atrás y se manifestaron en el crucero del IEEPO. Invitados especiales y algunos funcionarios ni se inmutaron de los bloqueos puesto que llegaron al CCCO en helicóptero. La idea es que en Oaxaca se vive a toda ma…

***
Errores y aciertos. Desde el primer día que ALEJANDRO MURAT asumió el poder no ha dejado de trabajar. Se puso las pilas. No confunda a esta columnista con la abogada defensora de AMH o como la vocera oficial, simplemente hay que ser realistas y objetivos. ALEJANDRO recibió un estado en quiebra, fracturado, endeudado hasta el tuétano, corrupto, violentado, con un tejido social deteriorado y más de 600 organizaciones sociales acostumbradas a estirar la mano y a chantajear. A Alex se le fue el primer año de gobierno en enderezar la administración pública, establecer mesas de negociación con el magisterio, limpiar el cochinero que dejó su antecesor GABINO CUÉ y en atender los daños generados por las lluvias y temblores. Por más esfuerzos que haga el mandatario, en Oaxaca no se ve un cambio. No avanza. No crece. Al contrario retrocede. No hay solución a los problemas históricos y recientes. “Oaxaca sigue de pie y avanza en su desarrollo”, en algún momento lo dijo AMH ¿se habrá referido a los diversos desastres naturales? No hay obra pública, la poca que hay está amañada. El joven gobernador no ha disfrutado su mandato, se ha topado con problemas de toda índole: políticos, sociales, económicos y naturales. No dudamos de sus buenas intenciones, de querer ayudar a la entidad, pero sus manos están atadas. No es fácil
meter en cintura a un monstruo que durante 37 años ha sido alimentado en sexenios anteriores. La lucha magisterial se ha radicalizado. Una tarea muy difícil controlar a los sindicatos cuando la ley es débil y hay complicidad política. Súmele la falta de compromiso de su equipo de trabajo, se salvan unos cuantos. Funcionarios que no le tienen el mínimo amor a esta maravillosa tierra ni siquiera la conocen. Insensibilidad su bandera. Por otra parte, el nombramiento de servidores públicos reciclados de la administración de su padre JOSÉ MURAT. ¡Claro! tienen experiencia, pero también malas mañas. ¿Aplicar la ley? Si la aplica, gobierno represor y no se le olvide que violencia genera violencia; si no la aplica se convierte en un gobernador débil y temeroso, al que le tiembla la mano. Sin duda alguna, Oaxaca es un estado difícil de gobernar. Entrado el segundo año de gobierno, MURAT HINOJOSA tiene que retomar el poder, cambiar de estrategias, sacudirse el lastre, reestructurar el gabinete y olvidarse de sus frases color de rosa “en Oaxaca no pasa nada”. Pese a la irritación social que han provocado los bloqueos y las protestas realizadas por maestros, normalistas, transportistas y organizaciones sociales, el gobernador ha asegurado “nuestro estado está en paz y tiene rumbo porque hay hombres y mujeres que integran las fuerzas del orden que contribuyen día a día a generar las condiciones de orden y estabilidad” o esta otra “me siento satisfecho con el trabajo que hemos hecho, hay estabilidad, hay paz, ya no vivimos como en 2006, ya no hay barricadas, en Oaxaca no pasada nada, podemos salir tranquilamente de nuestras casas, usar el transporte público, no hay esa violencia extrema como en otros estados”. En fin mi fiel lector, la ciudadanía calificó de pésimo el Primer Informe de Gobierno, los priistas lo alabaron y sus contrincantes políticos no quedaron muy convencidos.

***
En su mensaje, MURAT HINOJOSA reiteró que la meta de su administración es lograr un Oaxaca con mejores condiciones de vida, dentro de un ambiente de seguridad, transparencia, legalidad y participación ciudadana. Asimismo, reconoció haber cumplido tan sólo 71 de 638 compromisos de campaña. El ex director del Infonavit aseveró que en este primer año de gestión se ha trabajado para construir los cimientos de un gobierno más eficiente, basado en resultados, que haga la transparencia y la rendición de cuentas las principales valores del servicio público ¿cree usted en los Reyes Magos todavía? Ojalá el 2018 sea un mejor año por el bien de la entidad oaxaqueña.

* Lic. Ciencias y Técnicas de la Comunicación
*Directora de Enlace con la Dirección de El Imparcial
tochomorocholacolumna@hotmail.com
tochomorocho@imparcialenlinea.com
@morochotocho