Limpia universitaria | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Limpia universitaria

 


Tal como lo advertí, el duro mensaje del presidente López Obrador contra “los caciques que manejan las universidades públicas y su presupuesto”, ya tuvo resonancias en la UABJO. La semana pasada, antes del llamado presidencial para que sean los propios universitarios los que combatan la corrupción en sus instituciones, solo se escuchaba una lejana intención de volver a clases presenciales. Hoy resuena determinante la petición del Sindicato de Trabajadores Académicos (STAUO), uno de los más numerosos, de revisar el gasto del subsidio y exigen que los responsables rindan cuentas.  

Para que el llamado presidencial tenga puntual respuesta desde la Universidad de Oaxaca, el mencionado sindicato envió ayer una carta al jefe de la Nación, a la Secretaría de Educación Pública, así como al Auditor Superior de la Federación. 

Piden “de manera urgente y por demás necesaria, se implementen las acciones legales desde la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para sanear en definitiva a la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca”.

Pero no solo eso. Revelan que “existen voces al interior de la Universidad, que han promovido violentar el orden normativo universitario, y que son las mismas voces que pretenden que Eduardo Bautista Martínez se perpetúe en el cargo de Rector a sabiendas que su gestión concluyó el 14 de mayo de 2020, generando un clima de ilegalidad, afectando todas las actividades administrativas y docentes en la Universidad”. 

Dicen que la Pandemia “no implica dejar de observar la Ley Orgánica vigente en la Universidad porque las acciones realizadas por el Rector, se han circunscrito a la difusión de eventos políticos y sociales para promover ficticiamente una ‘aparente normalidad’ cuando al interior de la universidad siguen las contrataciones ilegales de personal de dudosa formación docente y administrativos afín a su grupo político, de ahí la exigencia de una auditoría a la plantilla de todo el personal docente, directivo y administrativo en la universidad y su rigurosa verificación in situ de quien o quienes forman parte de la nómina legalmente reconocida por la SEP”.

LA PUNTILLA

Lo que dio pauta para el inicio de esta nueva etapa de agitación en el campus universitario, fue primero la tardanza en elegir al nuevo Rector y luego la disputa por el control de los sindicatos. Saben que son armas de presión eficaz a la hora de disputar el control de la UABJO. A esto hay que agregar el próximo destape del candidato a gobernador. No hay que olvidar que la Universidad es caja de resonancia de todos los acontecimientos políticos y sociales. 

Empezaron con el STAUO donde el dirigente formal Ariel Lujan, según dicen, ya tiene autorizados doce millones de pesos para un bono por “eficiencia y no hacer paros”, pero el gobierno se los pagaría el próximo mes. Los grillos hicieron creer que los estaba “jineteando” y le armaron un albazo. Sin acatar normas designaron nuevo líder al porro conocido como “El Mora” (Julios Cesar Mora). Dicen que este sirve incondicionalmente al Chapito que, con miras al relevo en la Rectoría, necesita el control de todos los sindicatos. Lo mismo ocurre con el llamado “sindicato de confianza” donde también con el pretexto del impago de bonos, su dirigente Daniel Soto, ha retenido una docena de autobuses del servicio urbano. De la misma manera buscan vender sus servicios al Chapito ante la disputa que viene por la Rectoría. 

La desestabilización en estos sindicatos no es casual. Tiene sus bemoles, según dice el STAUO en la carta enviada al presidente AMLO. 

“Denunciamos, la intromisión del Rector de la #UABJO y su grupo político. Quieren disolver a través de sus personeros, la vida democrática de las organizaciones sindicales de la Universidad, con la finalidad de obtener el control total de todos los sectores universitarios, ello, con fines absolutamente electoreros; dichos actos, ponen en riesgo la estabilidad política y el desarrollo institucional”.

En el mismo documento hacen saber que “el Rector agravia a las organizaciones sindicales universitarias y comete abusos graves al amparo de la autonomía universitaria, que lo traduce en un factor ilegítimo y de división, que desvirtúa la esencia de nuestra institución”. 

EL SALTO DEL CHAPULÍN 

En medio de esta agitación en el campus universitario, el STAUO llama al Consejo Universitario para que garantice la estabilidad política en esta institución. Exige que convoque a elección de Rector de la UABJO porque el pasado día 10 terminó la vigencia del periodo de dicho Consejo.

¿Y si no hay convocatoria? El mismo sindicato dice que “se generaría un vacío legal que traería aparejada la continuidad en la imposición de un rector ilegítimo, con las consecuencias legales negativas en agravio y perjuicio de la administración y la comunidad universitaria”.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com 

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com