Proteger la salud, el ingreso y el empleo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Tómelo con calma

Proteger la salud, el ingreso y el empleo

 

*Poca seriedad y distancia ante COVID-19

*Lamentables muertes por COVID-19 en el IMSS

 

Ante la crisis que vivimos derivado de la cuarentena por el COVID-19 en el mundo, los presidentes han tratado además de proteger la salud pública, resguardar los ingresos de la población, y evitar el desempleo.

Pareciera que en nuestro país, no hay una estrategia específica, y más bien reaccionamos a la tendencia internacional; mientras los gobiernos han estado atentos a los temas fundamentales, la semana pasada el Gobierno Federal, determinó apoyar el resultado de una consulta pública antidemocrática, al no ser organizada por una autoridad electoral, y cancelar la planta cervecera de Constellation Brands en el Valle de Mexicali, en Baja California, lo que genera un pago de indemnización de entre 900 y 1,400 millones de dólares, con cargo al presupuesto federal; aunado a las fuentes de empleo que se perderán, y las que ya no se generarán. 

Por otra parte, hay que estar conscientes de que Costellation Brands, es dueña de la marca Corona, y un importante exportador de productos mexicanos.

El mensaje que se manda al mundo, es de incertidumbre para los inversionistas, al no respetarse el marco legal, y quedar señalados como un país que en cualquier momento cambia las reglas del juego.

Así ante la emergencia por el COVID-19, México se da el lujo de rechazar inversiones, no proteger empleos, y poner en riesgo la estabilidad de familias, y la economía nacional.

El día de mañana debemos estar atentos al anuncio que realizara el Presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre el programa de apoyo económico a empresarios y a la población.

Tómelo con preocupación

El pasado jueves circularon imágenes de la actividad en la estación Pantitlán, del Sistema de Transporte Colectivo de la Ciudad de México, en las que se observan a cientos de personas dispuestas a abordar un vagón del Metro, sin portar tapabocas, y mucho menos respetando alguna distancia entre personas.

Entendiendo la necesidad de miles de personas que tienen que acudir diario a reunir el gasto familiar, es lamentable la situación de riesgo a la que se exponen, y exponen a sus familias. Día a día se incrementan los casos de Coronavirus en nuestro país, y en unos días la situación será incontrolable.

Nuestro sistema de salud se observa rebasado, por la falta de trajes protectores y equipos ventiladores, y aún no llegamos a la parte más álgida de contagios. 

Tómelo con tristeza

Esta semana han fallecido al menos dos médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social. El primero fue un especialista en Terapia Intensiva de Durango, y el segundo un epidemiólogo del Hospital General La Raza.

Tras ambos decesos comenzaron los paros de personal, al señalar la carencia de equipos de protección para atender a pacientes con COVID-19, ha trascendido que al menos una decena de los pacientes infectados por el virus son médicos del IMSS, que no han contado con la protección necesaria para atender a los pacientes.

Queda claro que en esta contingencia no hubo ni prevención ni planeación, ante una situación que por varias semanas observamos a la distancia cómo se desarrolló en China, y posteriormente en Europa. Hoy las autoridades son las únicas responsables por la falta de trajes protectores, y equipos para atender a los pacientes de Coronavirus. Ha trascendido que por varios meses, han sido los mismos médicos quienes han tenido que adquirir sus equipos, para sortear las carencias del Instituto.

 

Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

*Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana. 

 

 

Relacionadas: