Adultos mayores en vulnerabilidad social - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Adultos mayores en vulnerabilidad social

La pobreza y el maltrato son los principales problemas que enfrentan las personas de la tercera edad: DDHPO


Adultos mayores en vulnerabilidad social | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Rubén Morales / Hacen su lucha vendiendo su artesanía en las calles del Centro Histórico

Las cifras

 

  • 7% de habitantes de Oaxaca son personas de edad avanzada, lo que corresponde a 406 mil 809, de un total de 3 millones 801 mil 962
  • 9% de la población mexicana, unos 10 millones, son ancianos; en el 2050 representarán casi el 30%

 

Causas de muerte:

 

  • Enfermedades del corazón
  • Diabetes mellitus
  • Covid-19

 

Las personas mayores se enfrentan a los prejuicios del envejecimiento, al maltrato y violencia en la vejez, así como a la discriminación por edad.

Durante los ocho primeros meses de 2020, el Covid-19 fue la tercera causa de muerte para el conjunto de la población de 65 años o más (48 mil 442), por debajo de las enfermedades del corazón que ocupan el primer lugar y de la diabetes mellitus en el segundo sitio.

De acuerdo con las actuales proyecciones de población mexicana, en 1950 residían 5 personas mayores de 60 años y más por cada 100 habitantes. Actualmente, esta cifra llega a 12 personas mayores por cada 100 habitantes.

De mantenerse esta tendencia se estima que en 2050, 23 de cada 100 serán personas mayores en Oaxaca, ya que de una población de 3 millones 801 mil 962 habitantes, el 10.7% son personas de edad avanzada, lo que corresponde a 406 mil 809 individuos.

El índice de envejecimiento se ha incrementado en ambos sexos, y aún más en la población femenina, pues ha tenido un crecimiento en el número de adultos mayores y una disminución en su población que será más evidente a partir del 2047, dio a conocer el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Los 150 municipios de Oaxaca con alto nivel de población de la tercera edad se reparten de la siguiente manera: 88 en la zona Mixteca, 24 en la Sierra Norte, 17 en los Valles Centrales.

Nueve en la región Cañada, seis en la Sierra Sur, cinco en el Istmo y uno en la Costa. Entre todos albergan 27 mil 581 personas mayores de 60 años.

 

Persiste discriminación

 

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), informó que ha recibido quejas por presuntos actos de discriminación que ocurren en los ámbitos laboral, de salud y de prestación de servicios al público.

Por si esto fuera poco, las brechas, así como la percepción de discriminación y de negación de derechos de las personas mayores, empeoran cuando éstas forman parte de otras poblaciones históricamente discriminadas, como las mujeres, los pueblos y comunidades indígenas, y especialmente las personas con discapacidad, de las cuales un número importante son personas mayores.

 

Los adultos mayores sufren maltrato y violencia

 

Pobreza y maltrato en quienes envejecen

 

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) pidió contribuir a que las personas mayores afronten un envejecimiento en condiciones saludables.

El solo reconocimiento formal de la igualdad de derechos no es garantía de su efectiva realización práctica, por ello, es necesario establecer las reformas políticas, económicas y sociales que se necesitan a fin de adaptar las sociedades a un mundo en proceso de envejecimiento, consideró Bernardo Rodríguez Alamilla.

La pobreza y el maltrato son los principales problemas que enfrentan las personas de la tercera edad, y por ello se necesita generar una política pública para proteger a ese sector.

Las personas de la tercera edad suelen ser los pilares de la familia, pues aparte de sus conocimientos reconfortan con gran cantidad de consejos y actividades que dotan de aprendizaje a cada uno de los miembros de su núcleo familiar.

A pesar de ello, siete de cada 10 adultos mayores padecen vulnerabilidad social, y sufren por lo menos alguna carencia como rezago educativo, no tienen acceso a los servicios de salud o a la seguridad social.

Según datos del INEGI, un millón de hogares en México se encuentran habitados por personas de la tercera edad que residen solas, mientras 6 millones de viviendas son dirigidas por un adulto mayor, quien es el jefe de la familia.

Oaxaca se encuentra entre los estados que presenta mayor avance de envejecimiento de la población, entre otros factores, por baja fecundidad y por el flujo migratorio.

A nivel municipal, San Baltazar Yatzachi el Bajo (37.1%) y Santiago Nejapilla (36.5) cuentan con el mayor porcentaje de personas adultas mayores, mientras Santa Cruz Amilpas (5.2%) y Santa María Huatulco (5.1%) cuentan con el menor número.

Los ritmos diferentes del envejecimiento entre las entidades federativas se deben no solo a que tienen distinto grado de avance en su transición demográfica, sino también al efecto de la migración, tanto entre los estados como hacia el exterior del país.

 

Vacunando a los adultos mayores contra el Covid-19

 

Vivir más no significa mayor calidad de vida

 

El investigador Mario Enrique Tapia, dijo que esta situación representa un reto en términos de políticas públicas y de atención, pues el país atraviesa por un proceso de envejecimiento.

Actualmente, cerca del 8.9% de la población –unos 10 millones de personas– son ancianos, pero en el 2050 representarán casi el 30%.

Para 2050 la esperanza de vida de los mexicanos será de 85 u 86 años, pero el hecho de vivir más no implica que la calidad sea mejor y desafortunadamente el entorno y contexto de las personas de la tercera edad en nuestro territorio no es favorable.

Estableció que un tema prioritario es la atención a su salud, pues se considera que un adulto mayor acude cuatro veces más a consulta que otros grupos poblacionales, y el costo es siete veces mayor, porque muchos de ellos tienen padecimientos crónicos o enfermedades discapacitantes.

También se requiere atender aspectos sociales y psicológicos, por ejemplo, aunque no hay estadísticas confiables se calcula que entre un 20 y 30% sufre violencia psicológica, económica, sexual, física o abandono. Las mujeres son quienes la padecen más, debido a factores socioculturales y a que su esperanza de vida es mayor.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), elaborada por el INEGI en conjunto con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y la Secretaría de Salud federal, reveló que en México hay 15.2 millones de personas con hipertensión.

Del total de personas diagnosticadas, 6.8 millones son adultos mayores de 60 años. Lo anterior significa que 45% de los que padecen este tipo de mal forman parte de la población más expuesta ante posible contagio.

El Colegio Nacional de Medicina Geriátrica señaló que la predisposición a infectarse y la severidad de los síntomas se debe a la mayor presencia de enfermedades crónicas que se asocian a una menor respuesta inmunológica, como diabetes mellitus, hipertensión, obesidad, VIH, desnutrición y enfermedades renales.

 

 


 

Relacionadas: