Siembra de girasol ¡de cara al Sol! | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Siembra de girasol ¡de cara al Sol!

Impulsores del proyecto “Alimentemos a las Abejas”, amplían los cultivos de girasol en el Valle Eteco


Siembra de girasol ¡de cara al Sol! | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Adrián Gaytán / El santuario de girasoles, en Magdalena Apasco, Etla

Tras sortear la crisis de la pandemia de Covid-19, los impulsores del proyecto Alimentemos a las Abejas, han redoblado esfuerzos para mantener los cultivos de girasol y ampliar el santuario ubicado en Magdalena Apasco Etla.

Nosotros estamos apostando por una agricultura orgánica, sin el uso de fertilizantes o agroquímicos como una forma de ayudar a la naturaleza y alimentar a los polinizadores”, relata Carlos Barragán García, impulsor del proyecto para salvar a las abejas en Oaxaca.

Entrevistado mientras supervisa el cultivo, añade que a la siembra también llegan otro tipo de polinizadores como colibríes, mariposas y avispas para lo cual han diversificado las variedades de flor.

Acompañado de su padre, añade que a la par siembran ejote, tomate, cebolla, granada, jícama, y en breve comenzarán con la siembra de flor de Cempasúchitl y Cresta de Gallo para la temporada de Todos Santos.

 

Impulsores del proyecto Alimentemos a las Abejas redoblan esfuerzos para mantener los cultivos de girasol en Magdalena Apasco, Etla

 

Ya llevamos cuatro años con el proyecto de “Alimentemos a las Abejas”, en otros estados de la República, de igual forma, se comenzaron este tipo de acciones, no obstante aquí ha dado muy buenos resultados, relata.

Somos muy conscientes de la importancia de preservar la naturaleza y ha tenido eco y difusión, hoy tenemos girasoles de fondo negro, de pétalos amarillos, pétalo naranja, pétalo  rojo”.

A lo largo de todo el mes, propios y extraños podrán disfrutar de la cosecha de flores si gustan para tomarse fotos y llevarse sus flores, “mientras no se molesten a las abejas ellas no tienen porqué atacar”, explica.

La parcela se ubica en la comunidad de La Libertad Xochimilco perteneciente a Magdalena Apasco Etla, con un horario de atención al público de 10 de la mañana a seis de la tarde hasta finales de agosto.

 

No usamos agroquímicos

 

En relación al uso de fertilizantes para apoyar los cultivos de girasol y demás, expone que efectúan la siembra de frijol, lo cual ayuda a la tierra además de usar abono de pollo, borrego y conejos.

Si es necesario fumigamos con productos orgánicos para que la flor de desarrolle completamente, pero no se utilizan agroquímicos, porque va en contra del proyecto y del medio ambiente”.

Así también invita a la sociedad en general a ser partícipes del cuidado del medio ambiente, a cuidar los recursos naturales y evitar desperdiciar el agua, dado que la crisis es severa.

Escuchamos de la situación crítica que ocurre en Monterrey, y pensamos que está muy lejos de pasarnos, pero no es así, si no dejamos de desperdiciarla en poco tiempo nos puede alcanzar la crisis del agua”, alerta.

Barragán García explica que continuarán con el proyecto para apoyar a la preservación de las abejas a través de la siembra de girasol en sus diversas variedades, al tiempo de generarles un ingreso por su comercialización.

A su vez, José Luis García Casas, agricultor de Magdalena Apasco, señala que una vez sorteada la situación derivada de la pandemia de Covid-19, la gente poco a poco comienza a salir a las comunidades del Valle Eteco.

Actualmente se encuentran en la fase de la cosecha de su cultivo de girasol y para el próximo mes podrán continuar, dado que sembraron otro cuarto de hectárea, la cual rinde sus frutos.

 

Carlos Barragán García (der.), y su padre, impulsan el proyecto “Alimentemos a las Abejas” / Girasoles de fondo negro

 

En relación a la comercialización de la flor, expone que la pandemia les afectó en un primer momento, pero actualmente las ventas permanecen por encima del 50%, dado que no hay dinero.

A partir del 2021 resentimos la crisis en las ventas, porque la gente ya no salió a comprar las flores y actualmente tenemos ventas porque las llevamos a la plaza de Etla o a otros sitios”, anota.

La falta de agua complica seriamente los cultivos, porque los pozos ya no tienen agua y el temporal de lluvias ha sido escaso en el presente ciclo agrícola, cuando hay agua regamos y nos apoyamos de la lluvia cuando hay, dice.

García Casas comenta que confiarse en la lluvia de temporal para tener una buena cosecha es arriesgado, dado que dejaron de ser regulares y se pone en peligro la siembra de la flor.

Este año viene escaso, cuando se va el agua tenemos que bombear pero tampoco el pozo logra regar completamente y entonces administramos por tiempos y no todos los días, relata el agricultor.

Explica que por cosecha sacan unas 3 mil 500 plantas por cosecha y al año tienen seis siembras, “buscamos la forma de rotar los cultivos para no estresar la tierra y seguimos con ese proyecto de salvar a las abejas y hemos tenido resultados positivos”.


 

Relacionadas: