Repunta consumo de heroína y metanfetaminas en Oaxaca - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Repunta consumo de heroína y metanfetaminas en Oaxaca

Migración trastocan prácticas entre adultos, indica especialista


Repunta consumo de heroína y metanfetaminas en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Yadira Sosa / Miriam Carrillo López, directora de prevención de los Centros de Integración Juvenil

De acuerdo a la titular de la Dirección nacional de prevención de los Centros de Integración Juvenil (CIJ), Miriam Carrillo López, Oaxaca ha mostrado un incremento en el consumo de heroína en los últimos años, a diferencia de otras entidades del país.

Después de afirmar que este incremento se da sobre todo entre la población adulta, Carrillo López explicó que este fenómeno empezó a observarse en ciertas zonas, donde la población migrante o gente que vivía en Estados Unidos, retornó a sus comunidades de origen “con esta prácticas no muy comunes”.

De manera general en el país, expuso que el aumento se dio sobre todo con metanfetaminas, lo cual es preocupante, “porque justamente los episodios de violencia que  se han visto en los últimos años tienen que ver con el tipo de drogas que se consumen”.

Señaló además que otro de los problemas es que en los diferentes estados se consume el alcohol de manera explosiva y recurrente, con un incremento durante la pandemia por Covid-19 en el interior de los hogares.

Con la pandemia se observó el consumo de alcohol en los hogares, por eso también se percibió un incremento en la violencia familiar”, expuso la representante del CIJ nacional, previo a la realización del proyecto “Prevención de bullying, adicciones y desapego escolar”, en la Escuela Secundaria Técnica 108 de la colonia del Maestro.

Del uso de las metanfetaminas, resaltó que su consumo suele iniciar entre los 17 y 18 años de edad, donde las mujeres suelen relacionar esta droga para poder inhibir el hambre y bajar de peso, sin imaginar que se generan otro tipo de trastornos.


 

Relacionadas: