Vulnera aislamiento a comunidad LGBTTTI
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Vulnera aislamiento a comunidad LGBTTTI

En esta pandemia provocada por Covid-19, la población Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual está relegada en servicios médicos y de ayuda económica

  • Vulnera aislamiento a comunidad LGBTTTI
  • Vulnera aislamiento a comunidad LGBTTTI
  • Vulnera aislamiento a comunidad LGBTTTI
  • Vulnera aislamiento a comunidad LGBTTTI

En medio de esta pandemia por el Covid-19, la comunidad de la diversidad sexual está desprotegida, sin una instancia que les dé acompañamiento psicológico, jurídico y económico. Además, son blanco de agresiones en sus derechos humanos y víctimas de violencia en diversos aspectos; alertan activistas. 

En el contexto del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, sale a relucir que a Oaxaca le quedan pendientes para avanzar en esta materia, aunque ya se  cuente con leyes garantes en algunos aspectos. 

Los activistas coinciden que en la entidad se mantiene la discriminación, la agresión, los crímenes de odio, así como la violencia en el entorno a este sector. 

De acuerdo con algunas encuestas internas de organizaciones a favor de la diversidad, aún persiste el rechazo al matrimonio igualitario,  a la adopción en México y,  en Oaxaca,  se acentúa un poco más. 

En el 2018, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación realizó una encuesta en todo el país, cuyos resultados revelaron que el 59. 8 por ciento, es decir, casi 6 de cada 10 personas, se sintieron discriminadas por al menos un motivo en el último año, siendo los más comunes el aspecto físico y las expresiones de género. 

Yoshio Ramírez, activista en defensa de la comunidad LGBTTTI, la pluriculturalidad de Oaxaca, los usos y costumbres, así como la religión imposibilitan el respeto pleno de las garantías de este sector de la población. 

Su colectivo logró el primer matrimonio igualitario:  él se casó con su pareja aplicando la reforma federal en Oaxaca; no obstante, asegura que el matrimonio igualitario y la equidad de género son temas con una aplicación que se torna compleja por las diversas instancias locales. 

Además que,  aunque existe una Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de la Diversidad Sexual, es un ente que no funciona tal cual, sin una respuesta inmediata a los casos y, agregó,  a la Ley de Prevenir y Erradicar la Violencia de Oaxaca, le falta mucho. 

Ramírez atribuyó que los indicios de violencia en esta cuarentena están aumentando, “si ya se sabía que Oaxaca era un estado más violento, actualmente se ha impulsado el tema de la violencia hacia las personas de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual (LGBTTI), quienes son desplazadas de sus casas, expulsadas, segregadas sin una forma de ayuda”, comentó. 

Observó un ambiente franco de riesgo, que carece de un espacio seguro, donde se brinde un acompañamiento psicológico, jurídico y económico.

Este activista mencionó que una parte de la comunidad trans se dedican al trabajo sexual, y en esta pandemia se les disminuyó el ingreso porque no tienen trabajo, y tampoco cuentan con otra fuente de apoyo económico y alimentario. 

Por otro lado, las personas lésbicas, gay y transexual están en sus casas y conviviendo con sus familias, siendo objeto de violencia física, psicológica y patrimonial, entre otros. 

Joselín Sosa, coordinadora del proyecto Transformándome, “Inclusión Social y Derechos Humanos de la Población Muxe y Trans del Istmo de Tehuantepec”, refirió que esta comunidad está siendo tres veces discriminada en esta pandemia de coronavirus, porque hay casos donde un muxhe tiene VIH y aparte adquiere el Covid-19. 

“Se convierte imposible la atención de una persona en este supuesto porque no hay quien garantice la atención médica cuando se dan estos tres supuestos”, añadió. 

 

Falta la mitad para erradicar la homofobia 

 

Joselín Sosa refirió que en Oaxaca falta medio camino para erradicar la homofobia, que un 50% por ciento de la población sea tolerante, mismo que se convierte en  “un sueño guajiro”. 

“Cada día se han violentado los derechos de la comunidad, se generaliza la situación. En el Istmo se sigue presentado el asesinato, los golpes, las agresiones y la discriminación por la falta de respeto a las garantías de toda persona”, dijo. 

Por eso, frente a las leyes, a los avances jurídicos, se logrará poco mientras haya gente que no acepte, discrimine y relegue a quienes tienen tendencias diversas. 

Tan solo en el Istmo de Tehuantepec existen diversos delitos por homofobia a los cuales, les dan carpetazo, no se investiga por la falta de protocolos para estos temas y también el desinterés familiar de insistir a las autoridades, indicó. 

Mencionó que de los casos de esa región, y donde el odio es uno de los principales indicios, quienes son agresores, utilizan el arma blanca para cometer los ilícitos. 

Dijo que hay casos con saña, donde los señalamientos son claros y tampoco se da un esclarecimiento a estos. 

Por eso, Sosa refirió que tanto la sociedad como la autoridad deberá asumir una responsabilidad para garantizar un estado libre de homofobia, donde los derechos de la población LGBTTTI y muxe estén garantizados, porque de lo contrario, este 17 de mayo, nuevamente quedará en el pronunciamiento. 

 

La infancia LGBT desprotegida 

 

Para Yoshio Ramírez, a los gobiernos e instancias de derechos humanos les falta voltear a las infancias para el desarrollo de la personalidad, y  asegurarles una vida libre de homofobia.

Al igual que  Yoselin Sosa, Ramírez asegura que niños y niñas van formando su preferencia sexual, sin que este tema sea considerado en la Ley General de Niñas,  Niños y Adolescentes. “Es un derecho fundamental que desde la escuela, sociedad y familia estén libres de señalamientos o actos discriminatorios”, agregó.

Sosa, que es  la primera funcionaria municipal de Tehuantepec de la comunidad de la diversidad, comentó que siguen los calificativos a este sector que van creando un rechazo, el estigma y el señalamiento. 

Les dicen de diversas formas y con eso, van sembrando el odio y resentimiento en la misma sociedad, añadió.

 

Relacionadas: