Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca

La 64 Legislatura de Oaxaca discute hoy un tema polémico: la despenalización de la interrupción del embarazo, modificación constitucional que pondría al estado en la vanguardia en esta materia, a la par de la Ciudad de México, pero las decisión será difícil pues las fracciones parlamentarias están divididas


  • Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca
  • Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca
  • Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca
  • Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca
  • Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca
  • Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca
  • Aborto legal o clandestino, la discusión en el Congreso de Oaxaca

LA REALIDAD EN NÚMEROS

7 mil

abortos clandestinos en Oaxaca en 2017

1,189

abortos en jóvenes de 15 a 19 años de edad

49

en menores de 15 años

1,812

en mujeres de 25 a 29

1,393

de 30 a 34 años

Pese a que en la entidad se realizan entre 9 mil y 11 mil abortos clandestinos al año, la discusión para su despenalización ha generado división en la sociedad y entre los legisladores, además que ha evidenciado la desinformación sobre el tema. Y este miércoles, la iniciativa se discute en el pleno del Congreso local, donde podría votarse este mismo día.

Oaxaca ya se cuenta con un código penal que permite el aborto bajo diversas circunstancias, como malformación del producto, violación o cuando se pone en riesgo la vida de la mujer.

Sin embargo, la discusión por la despenalización en el Congreso federal y las propuestas legisladoras locales del partido Morena para reforma al Código penal de Oaxaca, ha intensificado movilizaciones de protesta a favor y en contra.

Mientras grupos católicos y cristianos, así como organizaciones sociales pro vida, han rechazado el aborto en cualquiera de las etapas del embarazo, con la realización de marchas y manifestaciones en el Congreso local, el grupo opositor conformado por feministas y asociaciones civiles han solicitado la despenalización del aborto para seguridad de las mujeres, sobre todo de escasos recursos.

Las cifras de instituciones gubernamentales apenas muestran la incidencia de abortos en la entidad, donde por cada cuatro que se llevan a cabo de manera clandestina, uno se realiza de manera legal y “segura”.

 

CDMX: TURISMO ABORTIVO

En Oaxaca, una mujer puede solicitar el aborto de acuerdo a lo especificado en el Código penal, pero la despenalización en la Ciudad de México atrae a mujeres del resto del país que requieren del servicio por diversos motivos.

En la Ciudad de México, donde el aborto es legal en las primeras doce semanas de gestación, sin importar la causa y para quienes pueden pagar un aborto seguro, Oaxaca representa la décima entidad de procedencia de aquellas que optaron por los servicios de interrupción legal del embarazo con 352 casos de abril de 2007 a diciembre de 2018.

En el estado, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) apenas cuentan con cifras del Interrupción Legal del Embarazo (ILE), donde tan solo en 2018 se tuvo registro de un caso en el Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”, como consecuencia de una violación. En otras unidades hospitalarias se reportaron cuatro casos más por las mismas causas, en la Mixteca y la Costa.

Estas cifras son diametralmente distintas con los registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que en 2017 mostró que en Oaxaca se practicaron al menos 7 mil abortos, la mayoría de manera clandestina y en menores de 19 años.

De los 7 mil abortos, mil 189 fueron en jóvenes de 15 a 19 años de edad, mil 812 en mujeres de 25 a 29, mil 393 de 30 a 34 años y 49 en menores de 15 años. La mayoría se realiza en comunidades indígenas donde no se cuenta con los equipos necesarios para llevarlos a cabo, y que ponen en riesgo la salud y la vida de las que deciden hacerlo, de acuerdo a registros de diferentes organizaciones sociales.

Apenas en este mes el tema volvió a surgir en el marco del Día internacional de la Mujer, pero no avanzó. Los representantes en la cámara de Senadores se enfrascaron de nuevo en discusiones y será hasta septiembre cuando el tema vuelva a retomarse.

A esto se suma que en la entidad se cuenta con un Código penal que en el tema del aborto muestra una visión reduccionista, reformado apenas en 2018, en el que define al aborto como la “muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez”.

Ahora, la discusión de la 64 Legislatura de Oaxaca propone reformar el Artículo 312, para que quede la definición de aborto se “la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación”.

Además, la despenalización que sugiere una fracción de la bancada de Morena en el Congreso local, también toca las parteras y médicos que lo practican pues actualmente están penados judicialmente en el artículo 313 que señala que “al que hiciere abortar a una mujer se le aplicará de uno a seis años de prisión, sea cual fuere el medio que empleare, siempre que lo haga con consentimiento de ella; cuando falte el consentimiento, la reclusión será de 3 a 8 años; y si mediare la violencia física o moral, se impondrán al infractor de 6 a 10 años de prisión”.

En este mismo capítulo se advierte que si el aborto lo causara un médico, cirujano, comadrona o partera, “además de las acciones que le correspondan en el artículo anterior, se le suspenderá de dos a cinco años en el ejercicio de su profesión”.

 

En Oaxaca, actualmente es legal el aborto en los siguientes casos:

Cuando el aborto sea causado solo por imprudencia de la mujer embarazada.

Cuando el embarazo sea el resultado de una violación y decida la víctima por sí o por medio de sus representantes legítimos la expulsión del correspondiente producto, con intervención médica y dentro de los tres meses, contados a partir de esa violación.

Cuando de no provocarse el aborto, la mujer embarazada corra peligro de muerte, a juicio del médico que la asista, oyendo este el dictamen de otro médico, siempre que esto fuere posible y no sea peligrosa la demora.

Cuando el aborto se deba a causas eugenésicas graves según el previo dictamen de dos peritos.


 

Relacionadas: