Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca

Expertos en arquitectura y urbanismo hicieron un llamado de alerta ante la posible pérdida de la denominación de Patrimonio Cultural de la Humanidad que le otorgó la UNESCO al Centro Histórico y a la zona arqueológica de Monte Albán

  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca
  • Olvido, pintas y ambulantaje ponen en riesgo el Patrimonio Cultural de Oaxaca

Ante el deterioro que sufren los inmuebles y la abrumadora presencia de ambulantes en calles, plazas y jardines de la capital, es necesario acudir al rescate de los monumentos históricos, ya que existe el riesgo de que Oaxaca pierda la denominación de Patrimonio Cultural de la Humanidad que le fue otorgado por la UNESCO el 11 de diciembre de 1987, la declaración es compartida con la zona arqueológica de Monte Albán.

Es urgente revisar y analizar la Ley Federal de Zonas y Monumentos Arqueológicos, Artísticos e Históricos, con el fin de identificar aquellos aspectos que deban modificarse, actualizarse o modernizarse para armonizarlos con leyes locales, que ayuden a conservar el patrimonio y alentar la participación de la sociedad para que se empoderamiento del Centro Histórico.

José Márquez Pérez, presidente del Patronato Pro Defensa del Patrimonio Cultural y Natural del Estado de Oaxaca (Pro Oax), estableció que ante la poca efectividad de las autoridades por detener estas agresiones, la ciudadanía debe empoderarse y actuar para defender su patrimonio histórico.

Ante los constantes embates que sufre el Centro Histórico es urgente actualizar el plan parcial de Conservación y reglamento para que las acciones que se realicen estén en sintonía con las leyes y en favor de la resiliencia de la Ciudad, planteó Denisse Arandia Valencia, presidenta del Colegio de Arquitectos del Estado de Oaxaca.

En tanto, Rafael Vergara Rodríguez, autor del proyecto que contribuyó a la declaración Centro Histórico como Patrimonio Cultural de la Humanidad, sostuvo que una de las razones para que se le retire dicho título es la destrucción física y estructural de los inmuebles.

Mientras que el urbanista Esteban Sanjuan Maldonado admitió que ambulantaje y deterioro de inmuebles son problemas que tenemos en común y entre todos debemos buscar las soluciones. “Ese es nuestro reto, compaginar la vida diaria de las personas con la conservación de los cascos históricos de las ciudades”.

 

El ambulantaje pone en riesgo la denominación

Debido a factores como el deterioro de monumentos y edificios en el Centro Histórico, la presencia de más ambulantes y obras que van en contra de las disposiciones, así como las invasiones a la zona arqueológica de Monte Albán, la UNESCO enviará una misión para evaluar la actual situación de los monumentos históricos y su entorno, dijo Márquez Pérez.

El presidente de Pro Oax recordó que Monte Albán fue incluido en el listado de Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año de 1987 en conjunto con el Centro Histórico de Oaxaca, por ser una obra maestra del genio creativo humano, por dejar constancia de un intercambio de valores significativo y por ser un valioso testimonio de una tradición cultural y un ejemplo destacado de una variedad de construcción arquitectónica.

Sin embargo, se han registrado invasiones en el área protegida de la zona arqueológica por parte de quienes insisten en vender terrenos y han cambiado la malla que delimitaba el polígono, lo anterior perjudica sensiblemente los esfuerzos que se realizan para su conservación.

Debido a que existen más de cuatro mil edificaciones, muchas de ellas abandonadas y en franco deterioro, otras más con letreros avisando del peligro, es necesario acudir a su rescate, apuntó Márquez Pérez.

Además de emplazar a las autoridades a evitar que el ambulantaje se dispare por completo cómo está sucediendo, pues los vendedores se han apoderado de calles, plazas y jardines.

“No el comercio en la vía pública que esta fijo y establecido, sino aquellos que han acaparado los espacios con la complacencia de las autoridades y es un factor que contribuye a observaciones de la UNESCO que puede enviar primero una recomendación y ante la falta de respuesta la cancelación de la denominación”, subrayó.

Lamentablemente, dijo, muchos edificios e inmuebles localizados en el centro de la ciudad, han sufrido daños que atentan contra su originalidad, daños irreversibles que afectarán invariablemente a estos monumentos.

Debido a este constante daño al Centro Histórico, recordó que la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la UNESCO prohíbe el comercio ambulante en zonas declaradas Patrimonio de la Nación, como es el caso del Centro Histórico de Oaxaca.

Además, existen señalamientos sobre obras como el estacionamiento en el cerro del Fortín y otras más que van en contra de la esencia por la que fue declarada Oaxaca Patrimonio Cultural de la Humanidad.

“Está pendiente una resolución del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), sobre nuestra ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad y que observa estos aspectos que nos perjudican sensiblemente”, subrayó el presidente de Pro Oax.

 

Preservar El Centro

Ante los constantes embates que sufre el Centro Histórico es urgente actualizar su plan parcial de Conservación y reglamento para que las acciones que se realicen estén en sintonía con las leyes y en favor de la resiliencia de la Ciudad.

Denisse Arandia Valencia, presidenta del Colegio de Arquitectos del Estado de Oaxaca, consideró que “se necesita exhortar a la ciudadanía oaxaqueña a valorarlo (el patrimonio), salvaguardarlo y conservarlo para nuestro propio beneficio y el de las generaciones futuras, generando sentimientos de Identidad y apropiación del patrimonio en la sociedad pues como bien se sabe, lo propio se cuida y se defiende”.

Nuestro Centro Histórico fue declarado Patrimonio Cultural por la UNESCO y le pertenece a la humanidad, es un bien que por generaciones debe preservarse para mantener viva la historia, la memoria colectiva y los valores intangibles, agregó la arquitecta.

Ante la infinidad de problemáticas que se suscitan en Centro Histórico, como el ambulantaje que dificulta la libre circulación, el transporte urbano deficiente, el fachadismo que busca aparentar una realidad sin sustento, la despoblación habitacional inminente, la dificultad de accesibilidad y movilidad, urge adoptar acciones.

Arandia Valencia consideró que la priorización de vivienda en el Centro Histórico debe ser un proyecto de ciudad, eje fundamental de políticas públicas y no una serie de acciones aisladas, promover su desarrollo mediante mecanismos legales y financieros, como incentivos en pagos de impuestos.

Además de contar con un área de apoyo al propietario que lo encauce y lo concientice, dichos mecanismos dirigidos a todos los niveles económicos y en todas las áreas del centro, no solo enfocándose al área norte, pues el hábitat debe ser sin lugar a dudas heterogéneo y equilibrado con distintas vocaciones y tipologías que le permitan contar con vida en todos los horarios.

“Deseamos que el centro de nuestra ciudad viva en los tiempos actuales otorgando el valor intangible de la historia pero con cara al presente y al futuro, de una manera resiliente con la Identidad gloriosa que conlleva, debe disfrutarse, debe vivirse, el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca es no solo de los turistas, de los comerciantes , el centro histórico de la ciudad de Oaxaca es de sus habitantes, es de todos”.

 

Oaxaqueños sin conciencia

Rafael Vergara Rodríguez, urbanista y autor del documento que sirviera de base para que la UNESCO declara al Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, Patrimonio Cultural de la Humanidad, sentenció que se necesita un proceso de revitalización para ayudarlo a sanar urbanística y arquitectónicamente por el daño patrimonial causado por oaxaqueños sin conciencia.

“La UNESCO ha tardado en retirarle al Centro Histórico su título de Patrimonio Cultural de la Humanidad, porque han sido muy graves los atentados en su contra. Entre ellos, el incendio provocado intencionalmente en la Facultad de Derecho de la UABJO y construcciones ajenos a la esencia de los oaxaqueños”.

“Si las autoridades estatales y municipales están realmente preocupadas por nuestro Centro Histórico, deben apoyar la creación urgente de un Consejo Ciudadano para su rescate como se ha planteado desde hace mucho”, dijo Vergara Rodríguez.

Rodríguez contó que un catedrático universitario por muchos años, propuso un Plan Maestro de Protección y Conservación del Centro Histórico y deploró que en este caso los gobiernos federal, estatal y municipal, sean omisos al incumplir sus tareas de protección y conservación de este Patrimonio Cultural de la Humanidad, cuyo deterioro se debe frenar de inmediato.

El miembro de la Academia Nacional de Historia de la UNAM, alertó del riesgo de perder esa denominación si antes no se acude a rescatar inmuebles en mal estado, atender el problema del ambulantaje o de permitir construcciones que atenten contra esa identidad.

 

Cuidado y conservación

Esteban Sanjuan Maldonado, urbanista y actual director del teatro Macedonio Alcalá, dijo que Oaxaca al ser una ciudad patrimonio de la humanidad tiene un invaluable peso histórico, cultural y urbanístico, lo cual representa un aliciente y un honor para los oaxaqueños. Por ello se debe acudir a su cuidado y conservación.

Es una ciudad con mucha historia, donde no se pensó en los problemas que esto podría acarrear a la vida diaria de las personas, sin embargo, hay que cuidar las ciudades, conservarlas, pero también vivirlas ya que no tiene sentido tener un patrimonio maravilloso y no poder disfrutarlo.

De ahí el compromiso de preservar, de conservar y de fomentar el patrimonio de la humanidad, porque no nos corresponde a nosotros solamente cuidarlo, mantenerlo y conservarlo, tenemos la obligación de legarlo a las generaciones que vienen detrás de nosotros.

Patrimonio Cultural

De acuerdo con Vergara Rodríguez, el Centro Histórico al ser declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la UNESCO, contaba con un trazo perfecto y construcciones históricas de gran belleza, fue nombrada Verde Antequera por el abundante uso de cantera verde en sus calles y construcciones.

Al tratarse de una ciudad de proyección horizontal, de edificaciones bajas para que los sismos no afecten demasiado, esta característica también permiten que los visitantes admiren el trazo similar a un tablero de ajedrez, concebida en 1529 por Alonso García Bravo, quien por cierto también fue el autor del antiguo trazo urbano de la ciudad de Veracruz y de México.

La UNESCO distinguió al Centro Histórico por los edificios de preciosa arquitectura, verdes montañas, un cielo limpio y profundo, aves en vuelo o maravillosas puestas de sol.

En el Centro Histórico aun se observan nobles casonas del siglo XVIII.

 

 

Perdieron su Denominación

Dresde

Luego de la Segunda Guerra Mundial, y también tras la caída del Muro de Berlín en 1989, Dresde fue un ejemplo de reconstrucción y restauración de un centro histórico que alguna vez fue mundialmente famoso. Ahí se encuentra la monumental Frauenkirche (Iglesia de Nuestra Señora), que data del siglo XVIII y para cuya reconstrucción se recibieron donativos de todo el mundo.

En esa zona también se ubica la Semperoper, restaurada durante la época de la República Democrática Alemana. Ambos recintos son parte de la memoria histórica de Alemania.

Oryx Arabe

El 28 de junio de 2007, La Reserva de Oryx Árabe fue retirado de la UNESCO como patrimonio, debido a la decisión de Omán de reducir el sitio en un 90 por ciento y la disminución de la población de oryx árabe de 450, en 1996, a 65 ejemplares, como se consecuencia de la caza furtiva y la pérdida de hábitat.

Contenía fauna rara, incluyendo una manada de amplio libre de oryx árabe , el primero desde la extinción de la especie en estado salvaje en 1972, y su posterior reintroducción en 1982 en este sitio. Había especies que incluían la mayor población silvestre de la especie en peligro de gacela arábiga, así como la cobra montés de Nubian, lobos árabes, tejones de miel y caracoles.

 

Relacionadas: