Sedena envió elementos a Chihuahua para localizar los cuerpos de los sacerdotes jesuitas asesinados en Cerocahui | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Sedena envió elementos a Chihuahua para localizar los cuerpos de los sacerdotes jesuitas asesinados en Cerocahui

Los elementos de seguridad también buscan el cuerpo de un civil y a dos personas que desaparecieron en la comunidad de Cerocahui


Sedena envió elementos a Chihuahua para localizar los cuerpos de los sacerdotes jesuitas asesinados en Cerocahui | El Imparcial de Oaxaca
Elementos de la Sedena fueron enviados para tratar de recuperar los cuerpos de las víctimas en Cerocahui, municipio de Urique, Chihuahua. (Foto: CUARTO OSCURO)

El gobierno de México envió a elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a Chihuahua a localizar los cuerpos de los sacerdotes jesuitas asesinados el lunes en la comunidad de Cerocahui en el municipio de Urique.

“Dimos la instrucción, aunque se trata del fueron común, de enviar a elementos de la Secretaría de la Defensa, ahora lo que nos importa más es encontrar los cuerpos y detener a los responsables, ya se ha avanzado en la investigación”, expresó el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

A la par, el mandatario detalló que también comenzaron labores de búsqueda para encontrar el cuerpo de un civil y a otras dos personas desaparecidas en la misma comunidad, entre ellas la esposa de una de las víctimas. Mientras abordaba los hechos ocurridos, López Obrador también dio sus condencias por la muerte de los jeuitas.

“Quiero expresar mis condolencia a la compañia de Jesus, a los jesuitas de México y el mundo por estos lamentables hechos en la Sierra Tarahumara, en el municipio de Urique”

Lo que se sabe del asesinato dos sacerdotes jesuitas en Chihuahua

La versión que se ha dado de manera oficial señala que Javier Campos Morales y Joaquín César Mora, ambos sacerdotes jesuitas, intentaban ayudar a un hombre que era perseguido por sujetos armados en la comunidad de Cerocahui en el municipio de Urique.

En su intento por auxiliarlo, los tres fueron asesinados dentro de un templo de la comunidad. Los hechos, que tuvieron lugar el 20 de junio, habrían sido perpetrados por un hombre que ya contaba con una orden de aprehensión en su contra emitida en 2018, luego de que asesinara a un turista estadounidense.

Si bien ya fue identificado, el posible agresor se encuentra prófugo y los cuerpos de las víctimas aún no han sido localizados. Además, en la comunidad hay oficialmente dos personas en calidad de desaparecidas, según lo expresado por el mandatario López Obrador esta mañana, una de ellas es cónyuge de una de las víctimas.

De acuerdo con lo reportado para Infobae México, previó a la llegada de que los presuntos sicarios al templo religioso, se reportó el plagio de dos hombres identificados como Paul Osvaldo B. y Armando B., así como de una mujer y una menor de edad. Respecto al tema, le Jefe del Ejecutivo añadió que la niña había sido liberada sin brindar mayores detalles al respecto.


 

Relacionadas: